Por Morpheus Misfit

01. Sex Ain’t Love
02. Innocence Gone
03. Snake
04. Dusty’s Revenge
05. Home
06. What Love Can Do
07. Life’s A Song
08. Show Must Go On
09. Cocaine Freight Train
10. Found Forever
11. Candy Man
12. Sunshine
13. Tears In The City
14. The Last Straw

Miembros

Robert Mason – voz
Joey Allen – guitarra
Erik Turner – guitarra
Jerry Dixon – bajo
Steven Sweet – bateria

Sello

Frontiers Records
Background Noise

Website

www.warrantrocks.com

Muchas de las bandas de los ochenta, glam o hard rock, han resucitado en una segunda vida…muchas de ellas se han mantenido ocupadas desde su creación, y muchas otras se han vuelto a reencontrar en el sello italiano Frontiers Records. Los últimos en hacerlo son los hollywoodienses Warrant, quienes ahora sacan su noveno disco de estudio. Ya no está su vocalista de los dias gloriosos, Jani Lane, ni su primer reemplazo Jaime St. James, asi que es la oportunidad del ex – Lynch Mob Robert Mason para ver como encaja en este combo.

Warrant fueron sobre todo conocidos por su meteorico ascenso a mitad de los ochenta con grandes singles como “Down Boys”, las baladas “Sometimes She Cries”, “Heaven, y por ultrapopular “Cherry Pie” que los convirtió en favoritos de la MTV y multiplatinos. Siendo honesta tengo que decir que nunca he prestado mucha atención al grupo, y creo que es mejor asi ya que me he tendido a escuchar este nuevo album sin ninguna idea preconcebida de que lo que me depara este nuevo disco.

Para comenzar quiero comentarles que todo lo que encontrarán en “Rockaholic” es un refinado hard rock melódico, que se convertirá en una experiencia disfrutable y sorprendente, todo ello gracias a una composición musical variada e interesante. Aunque las cosas empiezan directas al hard rock (“Sex Ain´t Love”, “Innocence Gone” y “Snake”) como para sentar nombre e infectar de buen ánimo, pronto nos encontramos con “Dusty´s Revenge” y ese sabor añejo a blues, que gira el disco 180º. “Home” es un balada marca de la casa que no dice mucho, pero el cambio termina por materializarse en “What Love Can Do” y especialmente en “Life´s A Song”, donde la melodia hace que este disco de rock esté orientado totalmente a una vibra rítmica.

La sensación AOR vuelve con mas baladas: “Found Forever” y “Tears in the City”, con esta última como un gran despliegue del poderío musical de Mason. Algún lugar en medio caen canciones como “Show Must Go On”, “Cocaine Freight Train” y “The Last Straw”, con grandes ganchos pero simples canciones de hard rock facilonas, eso si, con un aire de estadios que deslumbra. “Candy Man” y “Sunshine” quizás sean de las menos inspiradas de todo el disco, con una entrega sin compromisos y apostando a lo seguro.

Al fin y al cabo una acaba sorprendida con los Warrant de “Rockaholic”. Excelente puesta en escena y musicalidad, todo combinado con una producción cristalina (Keith Olsen, quien también ha trabajado con Whitesnake, Scorpions y Ozzy) y unas canciones que convierten a “Rockaholic” en un disco de primera linea de hard rock. No creo que nadie extrañe a Jani Lane, aunque la portada del disco si es mejorable.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.