55%

[review] Machine Head – Catharsis, o de como hacerse el harakiri

[review] Aquí encontrarás todas las etapas de la banda reflejadas, hasta de las que más siempre han renegado, pero todo infusionado con una tonelada de ideas disparatadas en busca de la diversidad que nunca suma, no en este caso... ¿Qué estoy siendo muy drástico? Solo hace falta escuchar "Triple Beam" para ver de que hablo. Machine Head son una banda muy disfrutable en directo, y estoy seguro que son capaces de crear muchas obras magníficas, pero cuando de un disco de 15 canciones solo se salvan 3 piezas algo está mal. Robb Flynn ya ha realizado cambios muy arriesgados con Machine Head en el pasado, y ahora la vuelve a cagar, asi de simple. A esperar su próximo trabajo.
91%

[review] V3ctors – Amarna, Pt. 1

[review] Quizás lo mas importante a resaltar en este nuevo asalto de V3ctors es la increíble sincronización que consiguen con los elementos mas fuertes de su pasado, y el notorio desligue de la trampa de caer en los riffs "chugga-chugga" del mal llamado djent (que no os engañen los primeros segundos de "Titan Walking"). Teniendo todo esto en cuenta, y con nuevos factores en juego, han llegado al punto donde querían: sonar auténticos y no plagiarse a sí mismos.
73%

[review] Sumo Cyco – Opus Mar

[review] La metamorfósis de Skye Sweetnam en estos últimos 10 años es digna de estudio, y es que tras dos discos en solitario ahora encabeza Sumo Cyco. Lejos quedan los días en los que Skye era una princesita del pop, hoy es una mujer de armas tomar y nos presenta el segundo disco de la formación canadiense. Tirando de frase hecha el disco se podría resumir en dos palabras: "Montaña Rusa" y es que la cantidad de ritmos que encontramos a lo largo del mismo es brutal.
83%

[review] Novembers Doom – Hamartia

[review] 28 años es mucho tiempo, mas del que el 50% de las bandas de metal extremo pueden decir que han estado juntas. Novembers Doom son el tipo de banda que puedes decir con los ojos cerrados que no tienen ningún disco malo. Mucho de ello puede deberse al constante cambio de formación (y de ideas), aunque este décimo álbum es el primero en repetir integrantes ¿Se ha roto el hechizo? Para nada, es otra joya inmortal del death/doom.
79%

[reseña] Mastodon – Emperor of Sand

[review] Pues parece que tenemos a los viejos Mastodon de vuelta. No tanto en sonido, pero si en ideario y temática. Y es que, después de un periodo de dos álbumes alejados de la temática conceptual que tanto nos gustaba, haciendo temas con total libre albedrío en ‘The Hunter’ (2011) y ‘Once More ‘Round the Sun’ (2014), han vuelto por todo lo alto en este 2017 de la mano de un viejo conocido de los de Atlanta. Brendan O’Brien ha estado a los mandos en este disco, repitiendo con el cuarteto después de la que para muchos es su obra maestra ‘Crack the Skye’ allá por 2009.
80%

[review] Dirty Army – Dirty Army

[review] Como un caos calculado, como una voz que se hace oír hasta el último rincón de la sala, con unas guitarras que escupen fuego sin pasarse de rosca, pero por sobre todo una música gigante que huye del encasillamiento. Hablamos del debut de Dirty Army.
84%

[review] Exquirla – Para Quienes Aún Viven

[review] No, no es el “Omega”, no es un disco de flamenco, ni siquiera se encuentra en el mismo contexto ni su intención es comparable. Se trata de un disco que ha buscado romper con lo establecido en los cimientos que sustentan la música de una banda y un artista con carácteres muy marcados. ¿Qué “Para los que aún viven” suena muy Toundra? Sí, pero que las canciones han sido pensadas para la naturaleza que acompañan a la voz de Paco y sus textos, también.

[review] Hammerfall – (r) EVOLUTION

[review] Vuelta algo agridulce de Hammerfall a lo que sabían hacer y de lo que se apartaron en su anterior “Infected”: un Power metal con muchísimos toques de metal clásico. O, si se prefiere, un heavy de toda la vida con toques powermetaleros; no en vano, Hammerfall, dentro del gran movimiento que hizo que en Europa resurgiera el metal, tras un aciago principio de década de los ’90, con bandas como Blind guardian, Gamma Ray, Stratovarius, Sonata Arctica, etc., siempre fueron los más clásicos, entendido esto como los que menos doble bombo, menos velocidad y ausencia de teclados metían.