85%

[review] Tribulation – Down Below, donde siguen siendo hijos de la noche mas ochentera

[review] Un disco lleno de coraje y depresión, donde los cimbales se estrellan con violines, pianos y grandes guitarras que hacen que su melancolia sea eternamente bella. Estas canciones requieren que es escuchen a muy alto volumen, en silencio, con los auriculares puestos y el corazón abierto. Digamos que han pasado de ser el Drácula de Bram Stoker al Nosferatu de Herzog, y las composiciones mas infantiles de su parte extrema ahora ven un avance mas maduro en donde pueden concretar un álbum en 47 min sin sonar a relleno.