popup<

Por Morpheus Misfit

Txema Fonz – Voz
Borja Iglesias – Guitarra
Darío Gómez – Batería
Álvaro Longarela – Guitarra
Víctor Pérez -Bajo

01 – Belial
02 – La Huida
03 – Llueve
04 – Despierto
05 – El Reino del Lobo
06 – Uno de Cientos
07 – El Buen Soldado
08 – Di Mi Nombre
09 – Helios
10 – Nunca Jamás

Es el trabajo que quizás les acerque hacia una audiencia mas amplia, y con dos baladas que dan en el punto exacto (principalmente ese final de voz y piano en “Nunca Jamás”) van camino a tomar el relevo de bandas de “metal a secas” que no quieren casarse con ninguna etiqueta moderna. “Mitos” es su álbum negro, o debería serlo.

¿Cómo sobrevivir a dos grandes discos? Es muy difícil mantener el “hype” cuando llevas realizando dos trabajos muy buenos, sino que se lo digan a los madrileños Somas Cure. ¿Qué habría que hacer entonces? Pues darle un enfoque distinto a algo, y si lo instrumental funciona de puta madre, pues modificas algo como la voz. Si buscas diferencias entre “Mitos” y “Equilibrium” te diría que justamente la voz es lo que cambia (además de que éste último álbum es bastante mas accesible).

Ese cambio hacia un tono mas agudo y limpio de Txema Fonz es quizás lo que mas me ha atraído de éste nuevo álbum de Somas Cure, porque voces guturales aparte, es donde realmente el álbum consigue tener ganchos tan potentes como los breakdowns melódicos de gran parte del álbum. Se pueden distinguir con claridad unas letras bastante conseguidas, que cubiertas por una voz mas cálida y cercana ganan enteros. De todas maneras la versatilidad de pasar de blanco a negro tampoco pasa desapercibida, y no por nada son de las bandas mas prometedoras de la nueva oleada de metal patrio que viene de la capital.

Si le buscamos mas diferencias también veremos que la temática de “Mitos” es mas oscura que en el pasado, o que en el apartado de la percusión su batería Darío Gómez tira mas hacia el lado de la velocidad/agresividad que en otras referencias. No comparto ese acercamiento hacia el “metalcore” que mencionan otros medios al hablar de “Mitos”, sino simplemente veo que bebe de varias fuentes (tanto americanas como europeas) del metal de los 90´s que son ciertamente cercanos al death melódico. Las guitarras siguen en la misma sintonía, le siguen en el baile las lineas de bajo ¿pecan de poco originales? Quizás no haya mas que descubrir, o simplemente no hay que arreglar algo que no está roto.

Es el trabajo que quizás les acerque hacia una audiencia mas amplia, y con dos baladas que dan en el punto exacto (principalmente ese final de voz y piano en “Nunca Jamás”) van camino a tomar el relevo de bandas de “metal a secas” que no quieren casarse con ninguna etiqueta moderna. “Mitos” es su álbum negro, o debería serlo.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.