popup<
[review] Orphaned Land - Unsung Prophets & Dead Messiahs
Originalidad100%
Producción100%
Visual100%
Gancho100%
100%Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
100%

Por Mariano Bacigaluppi Beguiristain

Kobi Fahri – Voz
Uri Zelcha– Bajo
Matan Shmuely – Batería
Chen Balbus– Guitarra, piano, bouzouki, saz, oud
Anton Kabanen – Guitarra, bouzouki

1. The Cave
2. We Do Not Resist
3. In Propaganda
4. All Knowing Eye
5. Yedidi
6. Chains Fall To Gravity
7. Like Orpheus
8. Poets Of Prophetic Messianism
9. Left Behind
10. My Brother’s Keeper
11. Take My Hand
12. Only The Dead Have Seen The End Of War
13. The Manifest – Epilogue

Después de varias escuchas de este “Unsung Prophets & Dead Messiahs, durante las últimas semanas, tuve la innata necesidad de recuperar los anteriores tres discos de la banda y todos os preguntaréis por qué… La razón es sencilla, porque creo que ORPHANED LAND han lanzado el mejor disco de su carrera.

Han logrado hacer un perfecto mix de la oscuridad y la agresividad de “Mabool” y la parte más sinfónica y pegadiza de “The Never Ending Way of ORWarriOR” y “All Is One”. Es un disco complejo, con estructuras complicadas y que requieren de diversas escuchas y un exhaustivo análisis para un completo e íntegro disfrute.

Por otro lado, no creo que haya sido el único que se haya preguntado o planteado que sería de la vida compositiva de ORPHANED LAND después de la marcha del carismático Yossi Sassi, pero debo deciros y confirmaros que eso es una preocupación del pasado, ya que lo que han creado es realmente magnífico y, ya me explayaré más adelante, pero creo que han hecho la mejor canción de toda su historia, es decir, han llegado a su summum compositivo.

El disco se abre con The Cave, recibiéndonos con una cálida y dulce voz femenina, que luego se transformará en una canción pegadiza, de esa que se nos queda en la memoria, con una de las más armoniosas interpretaciones vocales de Kobi Farhi y, como contrapunto, su vuelta a los grunts. Todo eso ensalzado con grandes pasajes desde la guitarra de Idan Amsalem y unos grandilocuentes coros. La canción sobrepasa los ocho minutos y los solos de guitarra y las interacciones corales son realmente perfectas.

We Do Not Resist, el segundo de los singles del CD, es agresiva y con nuevos grunts que irremediablemente te harán viajar al pasado de la banda. Los teclados y orquestaciones tendrán una grandísima presencia aquí, como así también el trabajo en la batería de Matan Shmuely que, como viene siendo costumbre, es excelso. También encontraremos preciosos pasajes orientales que continuarán en la siguiente de las canciones, In Propaganda. Algo más calmada y melódica que su predecesora y algo más en la línea de su anterior disco con melodías étnicas y baterías sincopadas y que muestra la grandeza vocal, una vez más, de Kobi Farhi, sintiéndose cómodo en cualquier tesitura.

Si tuviera que elegir un solo calificativo para All Knowing Eye sería elegante, pero creo que no sería suficiente para describir tanta belleza sonora y melódica. El vocalista pasando de voces susurrantes a esperanzadoras y como colofón un solo de guitarra realmente emocionante y conmovedor.

Yedidi es una adaptación de la canción tradicional Yedidi Hashachachta (ידידי השכחת) que en realidad está basado en un poema litúrgico, escrito en el siglo XII por Rabbi Yehuda Halevi y curiosamente en España. Si alguien algún día nos preguntara que es el Metal Oriental, creo que sería una buena muestra hacerle escuchar esta canción.

Chains Fall To Gravity es esa canción a la cual hacía referencia al comenzar esta review. Veo a esta perfecta canción como el punto culmine en la carrera de la banda israelita. Lo tiene absolutamente todo. Desde cálidos aires orientales, en su comienzo, que luego mutan en rimbombantes coros y para transformarse en una magnífica porción progresiva que cuenta con el maestro Steve Hackett como invitado, regalándonos un solo que está a la altura de su calidad y su historia.

El momento del primer single del disco ha llegado y éste es Like Orpheus que desde ya os advierto que funcionará a la perfección en los directos de la banda. Es una canción que dispone de todos los ingredientes de ORPHANED LAND y, como si fuera poco, la colaboración de Hansi Kürsch a las voces y especialmente en el arrollador estribillo. Momento de gloria absoluta cuando el bajista Uri Zelcha se queda prácticamente sólo con los coros de fondo. En Poets Of Prophetic Messianism no habrá participación del vocalista de la banda, sino que el trabajo vocal lo realizará el coro, las orquestaciones y el resto de la banda en un ambiente totalmente acústico.

Left Behind es otra de esas muestras perfectas para alguien que nos pregunte… ¿Y eso del Metal Oriental qué es? Otra de las canciones que creo que funcionarán absolutamente perfectas en los directos de la banda (que os recuerdo que estarán en España en los primeros días de Marzo de 2018).  En My Brother’s Keeper las melodías orientales se harán muy patentes y en perfecta conjunción con unas melódicas guitarras. El trabajo de Kobi Farhi es casi susurrante en casi toda la canción y el interludio étnico que encontraremos es realmente mágico para convertirse en unos nuevos grunts y en absoluta oscuridad. La senda rítmica de Take My Hand será dictaminada por la batería, absolutamente arrolladora, y el bajo. Todo esto, perfectamente fusionado con atmósferas musicales realmente místicas.

Para Only The Dead Have Seen The End Of War habrá un nuevo invitado y será Tomas Lindgren y esto hará que la canción sea de las canciones más oscuras y agresivas que escucharemos en los más de sesenta minutos de nueva música que nos obsequia la banda asiática. Los últimos dos minutos son realmente sorprendentes y emocionantes.

Ya para despedir el disco sonará la sensacional The Manifiest – Epilogue. Primero melódica es instrumental, luego sinfónica, posteriormente nostálgica con la intervención vocal de Kobi Farhi y como punto y final unos majestuosos coros.

Lo vuelvo a repetir… Creo que estamos ante el mejor disco de la discografía de la banda israelita. El más complejo, el más completo y en donde el poder compositivo creo que ha llegado a límites insospechables. Hoy es 03/01/2018 pero creo que ya tengo cual será uno de los mejores discos de 2018.

 

 

 

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.