popup<

Por Nekrokosmos

Mike Bordin – Batería, coros
Billy Gould – Bajo, coros
Roddy Bottum – Teclado, coros
Mike Patton – Voz
Jon Hudson – guitarra, coros

1. Sol Invictus
2. Superhero
3. Sunny Side Up
4. Separation Anxiety
5. Cone of Shame
6. Rise of the Fall
7. Black Friday
8. Motherfucker
9. Matador
10. From the Dead

Me gustaría saber si puedes mencionar 5 bandas a las cuales el éxito comercial no les ha cambiado a como sonaban desde sus inicios, o a quienes encontrar una fórmula que les funciona no les ha estancado en un “día de la marmota” eterno. La música funciona así en la mayoría de los casos, encuentras algo que te hace relevante y te quedas en tu zona de confort. Claro, eso si no eres Faith No More y piensas desafiar a la industria musical con cada disco que edites, aun así si han pasado 17 o 18 años desde tu último lanzamiento. “Sol Invictus” es un disco para arrojarle a la cara a todos aquellos que decían que Mike Patton y los suyos habían vuelto por la nostalgia o por el dinero, cuando está clarísimo que lo nuevo de estos chicos no es mas que una continuación de la venganza personal que tiene contra todo lo establecido.

A lo largo de varias semanas me he topado con varias reseñas de “Sol Invictus” donde se mencionaba que estas 10 canciones no eran “tan buenas” como su catálogo anterior, o indicando que no hay ningún single claro al no ser las canciones pegadizas, pero creo que el principal error de mis compañeros periodistas está en intentar comparar una banda tan bipolar y única como Faith No More con sus fantasmas del pasado. ¿Acaso no fue claro cuando lanzaron como single este increíble “Motherfucker”? ¿No se te quedaron los ojos como platos pensando “Qué es esta mierda”? El tiempo ha demostrado que ya es una de sus canciones mas coreadas en su nueva gira. Y es asi, Faith No More es una broma en loop contra todo lo establecido del rock/pop/metal/punk.

Hubiese sido muy fácil para Billy Gould y Mike Patton realizar un “King For A Day”, pero en su lugar han desgranado 40 minutos de lo mas bizarro de sus almas en “Sol Invictus”, con composiciones como “Cone Of Shame” o “Superhero” donde parece que han obviado estos 18 años que los hemos tenido fuera de las tiendas de discos y han pasado de toda la mierda que hemos tenido que tragar en ese tiempo. No esperes un “Easy” o un “Epic”, espera lo inesperado y allí le pillarás el truco a este nuevo lanzamiento. Se trata de diez canciones que pasan volando, 10 canciones que podría haber escrito una banda underground en el garage de la casa del guitarrista un verano de 1991, pero que arrastran la madurez compositiva de mentes pensantes que tienen el toque de Midas.

Resulta hasta cómico que algo de la era Chuck Mosley asome la cabeza en canciones como “Separation Anxiety”, que las guitarras y la producción en general suenen tan crudas, y que la banda busque sonar relevante y diferente en un mundo donde parece que ya todo está inventado. El disco no entra a la primera, ni la segunda, y desconcierta en varios pasajes, pero sin duda alguna deja en claro que estamos ante una gran obra de rock sin estereotipos. No es su mejor trabajo ni tampoco buscaban que lo fuese, no son los super héroes que todos intentan ver en ellos como “dioses del rock”, sino la banda que sigue experimentando para sentirse a gusto con ellos mismos. Bien jugado Mike Patton, sin sello discográfico y sin productor, y aún así creas este diamante sin pulir. Para fans de The Cramps y Siouxsie and the Banshees.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.