Por Nati P Taviel de Andrade

Mika Tauriainen – voz
Tom Mikkola – guitarra
Jaani – guitarra
Joni Miettinen – bajo
Aksu Hanttu – batería

01. End Of Silence
02. Saint Of Sorrow
03. Fortune Falls
04. Plastic World
05. As We Arise
06. Lost, But Still Alive
07. Adrenalize
08. The Evil Lives In The Shadows
09. Revolt For Redemption
10. Scream

“Chaotic Nation” ha resultado ser todo un acierto y un grito de esperanza para todos aquellos fans que llevaban seis largos años esperando para poder disfrutar de los fineses Entwine. Una banda que desde 1997 nos ha hecho vibrar a ritmo de buen gothic metal y que ha regresado con más fuerza que nunca.

Y es que es imposible no estremecerse de placer desde su primer tema, “End of silence”, que es la viva estampa de los mejores tiempos de la banda. Un grupo que a lo largo de los años supo ser innovador a la par que fiel a su estilo, siempre sorprendiéndonos con giros inesperados sin perder jamás su esencia, lo que es muy de agradecer.

Y así surgen temas llenos de fuerza como  “Saint of sorrow”, segunda canción de este disco que nos seduce con un toque rock/pop muy pegadizo y enérgico que no nos deja indiferentes y que nos puede recordar a temazos tan significativos como “Chameleon Halo” (Fatal Design); así como “Fortune walls”, un tema que te atrapa con una suave y oscura intro para más tarde convertirse en una explosión musical y un placer para los sentidos.

“Plastic world” nos permite disfrutar de un mundo un tanto psicodélico y embriagante con un estribillo bien rockero y potente a golpes de buena batería gracias a Aksu Hanttu. “As we arise” es el quinto tema del disco y un “intermedio” perfecto para este disco: una canción con toques muy armoniosos, un cuerpo potente y un tema que, en definitiva, saca lo mejor de sí de la voz de Mika Tauriainen, la cual sigue siendo un deleite para los oídos.

“Lost, but still alive” nos sorprende con un guitarreo muy rocker, un ritmo medianamente pesado y un estribillo muy pegadizo que le da agilidad al resto de la canción. Un contraste muy acertado con la siguiente canción del disco, “Adrenalize”, que deja el guitarreo pesado para convertirse en un tema que nos recuerda a los Entwine de antaño; sorprendiéndonos con un estribillo muy bailable y lleno de energía.

“The evil lies in the shadows” tiene un comienzo poco habitual para Entwine (esos pequeños giros inesperados que mencionábamos al principio), para convertirse posteriormente en un tema con un toque oscuro muy rollo goth rock. Un contraste enorme si lo comparamos con el siguiente tema, “Revolt for redemption”,  que se antoja bastante melancólica, sin llegar a ser enteramente una balada, pero haciendo gala de los Entwine que conocimos en los primeros discos. Una canción con sabor a buenos recuerdos.

“Scream” es la décima y última canción del disco, la guinda de este ambicioso y exquisito pastel que es “Chaotic Nation”. Un tema perfecto para poner el broche de oro a este disco que, para nuestra sorpresa, no ha contado con baladas como en la mayoría de los casos, dando paso a unos Entwine algo más rockeros y con un toque algo menos melancólico y mucho más atrevido.

El resultado: una joya para los amantes del buen gothic y un regalo para los fans que soñaban con este regreso tan esperado. Toda la esencia de unos Entwine que siguen cumpliendo con las expectativas de su público y que nos han sabido sorprender muy gratamente.

 

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.