[review] Converge - The Dusk In Us
Originalidad60%
Producción90%
Visual80%
Gancho70%
75%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

Por Tic Tac

Jacob Bannon – Voz
Kurt Ballou – Guitarra
Nate Newton – Bajo
Ben Koller – Batería

1. A Single Tear
2. Eye of the Quarrel
3. Under Duress
4. Arkhipov Calm
5. I Can Tell You About Pain
6. The Dusk in Us
7. Wildlife
8. Murk & Marrow
9. Trigger
10. Broken by Light
11. Cannibals
12. Thousands of Miles Between Us
13. Reptilian

Con Converge han conseguido hacer una especie de fórmula a lo largo de su carrera, y ésta consiste en intentar atraparte dentro de su magia en el primer minuto que dura cada canción. De esto podemos interpretar que siempre han jugado a ser una banda muy directa, aún dentro de su ambigüedad, y aunque a estas alturas ya no tienen nada que demostrar, en “The Dusk In Us” vuelven a poner dicha maquinaria en marcha. La pregunta es ¿Hasta cuando les durará el efecto?

Como en todo álbum de Converge hay muchos puntos altos y puntos bajos, muchos estados de ánimo, y por sobre todo ese melodrama frenético que tanto nos gusta, aunque se nos antoja que puede que todo empiece a ser muy visto. Esta claro que si algo no está roto no hay por qué cambiarlo, pero tanto banda como público siempre exigen un plus para no perder el interés. Nos sigue flipando como Kurt Ballou entiende el hardcore, su visión particular al construir las canciones, y esas melodías tan oscuras en las que siempre nos sumerjen…pero si antes nos dejaba cegados el hecho de no saber por donde irian las canciones, ahora podemos decir exactamente como sonarán Converge.

Junto con la voz de Bannon, las baterías impredecibles y físicamente imposibles de Ben Koller vuelven a ser lo mejor del lanzamiento. Coros de ultratumba como en “Under Duress”, la violencia y rapidez de “Reptilian” o la brevedad de “Broken By Light” son cosas esperadas, y no por ello menos celebradas, que también hacen acto de presencia en el álbum, y si buscamos trazos de innovación en Converge podemos encontrarlos en el uso que hace Jacob de su voz, ejerciciendo de portavoz apocalíptico en una especie de discurso gris que dura 13 canciones.

Converge son una mejor banda en temas como “Wildlife”, donde nos hacen sentir pánico como en lanzamientos anteriores, pero tampoco vemos tantos paralelismos entre lo que presentan aquí y con “All We Love We Leave Behind” como para elevar este trabajo por encima de los demás de su catálogo. La producción y el sonido de GodCity Studio es como siempre sublime, y la banda ha ejecutado todos los mecanismos para hacer que esto suene a ellos, pero cuando uno ha probado algo algo tan mítico como los últimos 15 años de la banda, solo espera que se sigan superando sin dormirse en los laureles.

Converge es la catársis para que sus integrantes exorcisen sus demonios internos, pero bajo una apreciación personal podría decir que aunque el disco me guste, no logra conectar de manera tan personal como solía hacerlo en un pasado. Cada álbum debería juzgarse de manera individual, y yo lo estoy haciendo aquí. Lo que me presentan es bueno, sí, y lo compro, pero ya no es la histeria que revolucionó nuestro mundo. Existencialismo predecible.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.