popup<
[review] Black Veil Brides - Vale
Originalidad60%
Producción70%
Visual80%
Gancho80%
73%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

Por Lucas Capeluto

Jake Pitts – Guitarra Lider
Ashley Purdy – Bajo y Coros
Andy Biersack – Voz
Jinxx – Guitarra Rítmica, Violín, Piano y Coros
Christian Coma – Batería

01. Incipiens Ad Finem
02. The Last One
03. Wake Up
04. When They Call My Name
05. The Outsider
06. Dead Man Walking (Overture II)
07. Our Destiny
08. The King Of Pain
09. My Vow
10. Ballad Of The Lonely Hearts
11. Throw The First Stone
12. Vale (This Is Where It Ends)

Tras 3 años de silencio (en los que su cantante Andy Biersack editó su primer disco en solitario bajo el título de Andy Black) los norteamericanos Black Veil Brides vuelven con su quinto disco de estudio para alegría de sus seguidores y no tanta de los que aún hoy siguen con prejuicios hacia la banda.

Si bién su último disco IV fue bastante bueno, quizás se echaba un poquito en falta la complejidad de Wretched And Divine (su tercer disco y uno de los mejores que tienen BVB en su catálogo), asi que era interesante saber que podía ofrecer el grupo de cara a su siguiente disco.

Vale comienza con la intro “Incipiens ad finem” que deja paso a “The Last One”, arrancando con un piano lento y un fraseo de guitarra para dar paso a los punteos de Jake Pitts y la batería de CC. Es una buena canción de rock moderno y que podría haber encajado en Wretched And Divine completándose con un bonito solo a dos guitarras por parte de Jinxx y Jake.

“Wake Up” fue uno de los primeros adelantos del disco y ya intuimos los que conocemos la trayectoria de la banda que el álbum podía sonar muy bien. De nuevo recuerda a su tercer disco pero con partes que podrían encajar en el anterior, esas guitarras dobladas, los coros y la voz de Andy hacen de este un gran tema, además ese doble solo a lo Avenged Sevenfold es totalmente irresistible.

“When They Call My Name” baja un poquito las revoluciones, es un bonito medio tiempo que podría ser single ya que es uno de los puntos más melódicos del disco. Tiene tintes pop épicos y podría haber encajado en el disco solista de Andy pero aparece aquí.

“The Outsider” es sin duda una de las mejores canciones del disco, de las más cañeras y que seguro a más de un fan le recuerda a la etapa de “Set The World On Fire”, ese comienzo incendiario con las dos guitarras escupiendo fuego y un CC que marca el tempo de la canción es muy potente. El estribiilo es pegadizo hasta decir basta y seguro que se te queda grabado en el cerebro desde la primera escucha.

Y con “Dead Man Walking” cerramos la primera parte titulada “Ultimus”. Esta canción es la más épica dentro del disco, la más larga ya que se extiende hasta los 8 minutos de duración y lejos de resultar aburrida o con exceso de minutaje está bastante bien pensada y ejecutada. Quizás choque a la primera escucha pero luego te acostumbras, parece sacada del W&D por que encaja en aquel universo conceptual.

La parte dos “Extimum” se abre con “Our Destiny”, otra de las canciones más destacadas del disco y que muestra que haciendo esa mezcla de rock y metal alternativo BVB son buenos pese a quien le pese. Destacar la voz de Andy Biersack, que hace mucho en este disco.

Quizás canciones como “The King Of Pain” o “Throw The First Stone” sean de las menos destacadas del disco y no aporten gran cosa al resultado final, por eso pasan desapercibidas. A cambio la bonita “Ballad Of The Lonley Hearts” y la heavyrockera “My Vow”, nos devuelvan la major faceta de la banda.

Sobretodo “My Vow” y su potente sonido que recuerda al sonido de Set The World On Fire, sea de lo mejorcito que podamos encontrar en este quinto disco de Black Veil Brides. La parte dos y el disco se cierra con la canción que da título al disco “Vale” (This Is Where It Ends) y es una hermosa balada, delicada y que nos lleva a una tarde de invierno con la lluvia mojando nuestros rostros o mirando un paisaje, como balada es casi perfecta para cerrar el disco y dejarnos con muy buenas sensaciones.

Porque señores, BVB nunca van a ser el grupo más querido del mundo, ni siquiera los mejores pero la realidad es que sus discos son muy regulares y constantes, y su discografía es mucho más sólida de lo que algunos iluminados se piensan. Con esto os digo que os acerquéis al disco sin miedos ni complejos porque sí. Lejos está de ser una obra maestra pero si un disco que en muchos momentos roza el notable.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.