[review] Beast in Black - Berserker
Originalidad90%
Producción90%
Visual90%
Gancho100%
93%Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
79%

Por Mariano Bacigaluppi Beguiristain

Yannis Papadopoulos – Voz
Mate Molnar – Bajo
Sami Hänninen – Batería
Kasperi Heikkinen – Guitarra
Anton Kabanen – Guitarra, Voz

1. Beast In Black (4:29)
2. Blind And Frozen (5:04)
3. Blood Of A Lion (5:03)
4. Born Again (3:51)
5. Zodd The Immortal (3:34)
6. The Fifth Angel (3:30)
7. Crazy, Mad, Insane (3:30)
8. Eternal Fire (3:34)
9. End Of The World (5:10)
10. Ghost In The Rain (5:35)

Me encuentro en un avión rumbo a Palma de Mallorca (desde Málaga) y pensé que sería una grandísima idea escribir sobre la ópera prima de la banda finlandesa BEAST IN BLACK.

He escuchado el disco unas seis veces, ahora mismo comenzando la séptima escucha y allí abajo, con todo el mundo disfrazado y maquillado por Halloween y preguntado seguramente ¿Truco o Trato? Yo no pregunto, sino afirmo… ¡Discazo y Álbum del Año!

De verdad, tengo la sensación no sólo que estoy delante de un disco grandioso, de esos que son 10/10 y que salen en contadas ocasiones… Sí, debo confesarlo, a pocas horas de entrar en el penúltimo mes del 2017, ya tengo mi disco favorito del año…

El comienzo con la homónima Beast in Black es una verdadera patada a la boca, como si el mismísimo Chuck Norris se dedicará al Heavy Metal… El vocalista heleno Yannis Papadopoulos no sólo sorprende con su potencia y con su versatilidad sino que simplemente en esta canción hace un alarde de rango vocal infinito que deja bastante traumatizados a mis pabellones auditivos y posiblemente avergonzados a muchísimos cantantes del género… Vello erizado y viaje mental a lo que sentí la primera vez que yo escuché a los suecos LOST HORIZON hace casi dos décadas atrás…

En Blind and Frozen baja la velocidad pero en absoluto decrece la emoción. Canción nacida para convertirse en himno y apostaría bastante en que será una de las más coreadas en los directos de la banda. Si antes comentaba el amplísimo rango vocal del cantante aquí, y recién en la segunda canción, ya me he quedado sin calificativos. Desde los tonos más dóciles, casi femeninos, hasta el poderío ilimitado en ciertos pasajes y un estribillo que te hace levantar el puño bien en alto.

Llega Blood Of Lion y el comienzo es bastante folkie, en la más pura esencia de los dos primeros discos de los también fineses TURISAS. ¿Otro himno más y recién llevamos tres canciones? WTF? Melodías súper pegadizas y nuevamente el vocalista llegando hasta límites insospechados, astrales, y el solo de guitarra de Anton Kabanen es de un poderío absoluto. Después de un intermezzo instrumental de teclados y batería, las guitarras pedirán permiso y el magnífico estribillo sonará nuevamente pero subiendo tonos y bombos simultáneamente.

Born Again suena extremadamente ochentera en su comienzo, incluso los teclados podrían recordarnos a EUROPE, pero en el estribillo la ferocidad del cantante griego está en alza. Unas nuevas muestras maestras desde las guitarras anunciarán el final de la canción.

En Zodd The Immortal el dominio vocal se transforma en infinito. ¿De dónde ha salido este magnífico vocalista? El principio es extremadamente Heavy, con grandes reminiscencias a JUDAS PRIEST más cañeros por momentos y las guitarras suenan realmente speedícas, aunque en el estribillo se vuelve extremadamente épica, al más puro estilo de los italianos RHAPSODY (los verdaderos). El solo de guitarra extremadamente técnico y melódico es sencillamente genial. The Fifth Angel es algo más hardrockera con grandes dosis de teclados, aunque esto es algo que se repetirá en casi todo el disco. Y se repetirá la fórmula de vocalista haciendo alarde de toda su grandeza y solo de guitarra hiper-melódico.

Sí el título de una canción es Crazy, Mad, Insane ¿Qué podremos esperar? Eso sí, despistará mucho a los seguidores más heavys… El comienzo es una reminiscencia absoluta el Pop ochentero, y con más datos de origen italiano, o también conocido como Italo DiscoPop. Lo que es innegable que es súper pegadiza y en directo con unas guitarras más aguerridas puede convertirse en un nuevo himno, aunque… Sí hay que bailar se baila… J

Con el teclado inicial de Eternal Fire ya podemos vaticinar, sin duda alguna, que lo que vendrá a continuación es un temazo absoluto. Aunque sin duda alguna los synths son los que dominarán la canción, el vocalista Yannis Papadopoulos hace un trabajo estupendo al igual que las guitarras, esta vez en formato duelista, a cargo de Anton Kabanen y Kasperi Heikkinen. La cabalgata baterística de Sami Hänninen es realmente emocionante y una nueva apuesta hímnica para los directos. El regustillo EUROPE ochentero es incuestionable.

End Of The World con gran presencia de los teclados, también se moverá en ambientes más hardrockeros. El estribillo pegadizo una vez más y en la parte central el sonido se endurecerá un poco más y la batería será más contundente.

Para cerrar el disco, que ni llega a los cuarenta y cinco minutos, la elegida es Ghost In The Rain. Una balada para decir adiós y con un corte y un sonido de heavy clásico de los ochenta. Poco a poco va subiendo en intensidad como en emoción… Nunca fui partidario de terminar un disco con baladas pero… ¡Me encanta equivocarme! El final es para aplaudir durante horas.

Diez canciones… Cuarenta y tres minutos… Disco debut… Perfección absoluta… ¿Qué estás esperando para escucharlo?

 

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Sobre El Autor

Trabajando en Telecomunicaciones y músico retirado hace tanto tiempo que ni quiere acordarse (ambas cosas). Amante del díalogo y la política pero no se casa con nadie... "...La música es una sola, los estilos y etiquetas no hacen más que entorpecer y dificultar su disfrute..."

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.