popup<

Por Nekrokosmos

John Baizley – Guitarra, voz
Pete Adams -Guitarra, voz
Sebastian Thomson – Batería
Nick Jost – Bajo, teclados

01 Morningstar
02 Shock Me
03 Try to Disappear
04 Kerosene
05 Fugue
06 Chlorine & Wine
07 The Iron Bell
08 Desperation Burns
09 If I Have to Wake Up (Would You Stop the Rain)
10 Crossroads of Infinity

Todos los que llevamos un tiempo siguiendo a Baroness sabíamos que “Purple” no sería un disco fácil. En 2012, en plena gira de promoción de su tercer lanzamiento “Yellow & Green”, la banda sufrió un accidente en su autobús de gira que cambió para siempre el rumbo de la banda. No se tuvo que lamentar la pérdida de ninguna vida, pero las 9 personas involucradas en el accidente resultaron bastante heridas tanto en su interior como en la superficie. El resultado para Baroness fue la salida del bajista Matt Maggioni y del batería Allen Bickle ¿La banda continuaría adelante? “Purple” es el reflejo de esa continuación.

Tanto el guitarra Pete Adams como el propio vocalista y guitarra John Baizley necesitaron meses de recuperación y rehabilitación, pero tenían claro que la música no se acababa ahí. Es mas, en cuanto a lo sonoro “Purple” no es mas que una progresión del gran trabajo realizado en “Yellow & Green” que no tuvieron la oportunidad de demostrar al mundo encima de un escenario. Si el disco doble de 2012 ya llevaba su pantanoso sludge a terrenos mas cercanos al rock clásico, ahora esta declaración de intenciones es mas sólida con canciones como “Shock Me” o la primeriza “Morningstar”. Y si, Baizley ha aparcado para bien los gritos en pos de una voz limpia cálida y estremecedora.

Han jugado bien sus cartas y en lugar de dejar aflorar todos los sentimientos negativos que una experiencia como la vivida puede causar en un proceso compositivo, o dejarse llevar por el sentimentalismo (quizás solo en “If I Have To Wake Up (Would You Stop The Rain”), la banda presenta un disco sorpresivamente positivo. Si, es como si todo ello hubiese hecho de Baizley un músico mas reflexivo, haya madurado sus ideas anteriores y finalmente haya pulido ciertos aspectos de producción que pueden llevar a la banda a jugar en un siguiente nivel. Toma por ejemplo “Try To Disappear” con ese juego electrónico inicial y esa estructura simple de rock alternativo para poder hacerla sonar en una radiofórmula. Si, es posible.

No queremos decir que Baroness se hayan ablandado ni hayan mutado en algo mas accesible, sino que simplemente van acercándose mas a un sonido que puede crear lazos tanto con fans del terreno experimental como del mainstream rock con ganas de un disco de calidad sin perder melodía. Las letras de “Purple” no conducen directamente a la tragedia (teniendo en cuenta que una pista es instrumental – “Fugue” – y otra es mas bien una outro) sino que deciden pasar de largo jugando un papel mas trascendental. A veces los cambios mas que necesarios sientan bien, la base rítmica no se ha visto resentida por estos cambios, y ahora totalmente independientes (han cambiado Relapse por su propio sello) crean paisajes sonoros como los de “Desperation Burns”.

Siguen siendo Baroness, suenan a ellos mismos en temas como “Kerosene” o el single “Chlorine & Wine”, y aunque tanto la mezcla como la masterización hayan seguido una evolución mas pulida, se sigue sintiendo lo rasposo de la base en sus canciones. Mas que un disco de transición suena a un disco de ideas frescas sin olvidar el camino iniciado anteriormente en el “Blue Record” de 2009. Firme candidato a disco del año, esperemos que puedan presentarlo como es debido en esta ocasión. La vida no le ha dado una segunda oportunidad a Baroness, son Baroness quienes le dan una segunda oportunidad a su público para disfrutar de tanta calidad y elegancia.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Una Respuesta

  1. Mao

    Completa decepción para los fans de las primeras cuatro producciones de Baroness. Sin palabras. Las bandas cambian es justo que así sea.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.