[review] Avatarium – Hurricanes And Halos
Originalidad90%
Producción80%
Visual70%
Gancho75%
79%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

Por Ínigo Domínguez Díaz

Jennie-Ann Smith – Voces
Marcus Jidell – Guitarras
Lars Sköld – Batería
Carl Westholm – Teclados
Leif Edling – Bajo

Into the Fire / Into the Storm
The Starless Sleep
Road to Jerusalem
Medusa Child
The Sky at the Bottom of the Sea
When Breath Turns to Air
A Kiss (From the End of the World)
Hurricanes and Halos

Son pocas las ocasiones en que te encuentras un disco tan completo como Hurricanes and Halos en el que cada escucha se convierte en el hallazgo de nuevos matices.

Para el que no conozca a la banda, Avatarium es la exploración personal de Leif Edling bajista de Candlemass. Y es que a pesar de que en ambas bandas parte de la misma raíz, el doom metal clásico, el resultado final es diferente. La diferencia más notable está en su vocalista femenina que dulcifica y suaviza el resultado final del coctel.

Ciertamente no es una banda fácil de digerir. Si bien sus dos primeros discos estaban muy orientados al doom clásico de Black Sabbath,  su último trabajo tiene muchísimas más influencias, como el rock progresivo, psicodelia…. Todo muy orientado a la música de los ’70 con trazos de Led Zeppelin o The Doors. El resultado final es un disco variado y complejo apto para oídos exigentes, amantes de los matices y que les guste descubrir bandas alejadas de los convencionalismos.

Esta complejidad citada se traduce en que cada tema tiene su propia esencia, no es que líricamente sean diferentes, es que musicalmente también los son. Hurricanes and Halos comienza con un tema introductorio como es Into The Fire/ Into The Storm relativamente sencillo pero que empieza a marcar las bases de lo que será el disco, con un órgano hammond que a ratos toma tanto protagonismo como las guitarras.

The Starless Sleep ha sido elegido como primer single del disco es una de las más alejadas de su estilo teniendo unas melodías muy animadas lo que contrasta totalmente con la  siguiente canción Road To Jerusalem de ritmo lento, con unas guitarras muy elaboradas que recuerdan mucho a Pink Floyd. Hasta Medusa Child no encontramos el doom metal clásico del que beben, siendo tema extenso yde ritmos contundentes, dulcificado por las voces infantiles y en el que el protagonismo no está cedido únicamente a su cantante sino también a las guitarras.

Nuevo cambio de registro con The Sky At The Bottom Of The Sea  que tiene un ritmo más animado y un estribillo muy pegadizo y guitarras con ritmos vivos contrastando con el siguiente en la lista, una balada como When Breath Turns To Air para lucimiento personal de su vocalista en que nos encandila con su voz más cálida en un registro que evoca la música de los años cuarenta e imágenes en blanco y negro, candidez rota con el brutal ritmo de A Kiss (From The End Of The World) uno de los mejores temas del disco nuevamente inspirado en el doom primigenio de los años setenta, nuevamente demostrando la calidad compositiva y de interpretación de todos los miembros de la banda. El disco se cierra con el tema instrumental que da nombre al disco, concebido totalmente como una outro calmada.

En conclusión, un disco de los que marcan época en su estilo, por la variedad de influencias, por lo variado de sus composiciones. Lo que más destaca es la voz embriagadora de Jennie-Ann Smith, a la vez que lo elaborado de las guitarras que tienen un toque progresivo, difícil de encontrar en este estilo. Es doom metal pero con muchos matices que se descubren poco a poco a cada escucha, recomendado para aquellos oídos exigentes ávidos de nuevas experiencias musicales.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.