popup<

Por Nekrokosmos

Justin Sane – guitarra / voz
Pat Thetic – batería
Chris #2 – bajo / voz
Chris Head – Guitarra

Fabled World
The Great Divide
Brandenburg Gate
Sky Is Falling
Walk Away
Song For Your Enemy
Set Yourself On Fire
All of The Poison, All of The Pain
Break Something
Without End
Believer
To Hell With Boredom
Low Expectations
The Debate Is Over (if you want it)

Spinefarm Records

Y no es que hayan perdido tampoco ese toque mas rockero que impregnan sus últimos lanzamientos, pero si nos fijamos en el sonido apuestan por el ya típico “vuelta a las raíces” pero con un resultado increíble que convierte estas 14 canciones en auténticas bombas melódicas que los reconciliarán con los sectores mas radicales de sus seguidores.

Anti-Flag siempre han sido una banda poco dada a innovar en cuanto a lo musical, y con una gran conciencia social sobre todo lo que pasa a su alrededor ¿Es eso malo? Para nada, ya que tras 8 discos de estudio han sabido posicionarse entre los grandes nombres del punk rock norteamericano con toque melódico. También es cierto que con sus últimos álbumes han tenido un cierto acercamiento al rock mas moderno (sin perder un ápice de su carga social y política) y por ello han sido ligeramente criticados por los amantes de clásicos suyos como “Terror State”. Pues enhorabuena chavales, porque los de Pennsylvania han vuelto con un espíritu ´77 renovado y mas punk rockers que nunca.

Y no es que hayan perdido tampoco ese toque mas rockero que impregnan sus últimos lanzamientos, pero si nos fijamos en el sonido apuestan por el ya típico “vuelta a las raíces” pero con un resultado increíble que convierte estas 14 canciones en auténticas bombas melódicas que los reconciliarán con los sectores mas radicales de sus seguidores. Es lo mismo que rondaba por sus cabezas allá por 2003: estructuras fáciles y crudas, letras punzantes que coquetean con el peligro, y algún que otro amorío despechado con una producción sin pulir demasiado pero no dejando dudas de un buen presupuesto detrás de la banda.

Inclusive la colaboración con Tim Armstrong de Rancid en “Brandenburg Gate” les ha quedado de puta madre, y no pasa por una simple colaboración con un nombre importante para darle credibilidad al redondo, sino que la voz rasposa de Armstrong le da un matiz especial a una canción increíble ya de por si. No han tenido que reinventarse, y en su primera apuesta con Spinefarm Records han dejado claro que la fórmula sigue funcionando y no hace falta retocarla para dejar satisfechos a todos a quienes nos enomoraron a principios de milenio. Solo queda ver como defienden estas gemas de punk rabioso anti-sistema en directo.

Y si existiese algún tipo de conexión mas allá de la colaboración en una canción del disco, parece que Anti-Flag siguieron el mismo camino que Rancid en su nuevo lanzamiento: retomar las bases asentadas en un disco mítico y amado por los fans (en el caso de Rancid el “…And Out Come The Wolves”) pero ésta vez aplicando todo lo aprendido una década después. Me atrevo a decir que son los The Clash norteamericanos y mas creíbles.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.