El sello italiano Frontiers Records está demandando a Ritchie Blackmore por fallar con sus compromisos de promoción del décimo disco de Blackmore´s Night “All Our Yesterdays”.

Blackmore habría recibido unos 220.000 dólares en adelanto por la promoción y apoyo de la campaña de marketing del disco, lo cual incluía una serie de entrevistas cara a cara con diferentes medios de comunicación. Solo en su concierto de París en Francia el pasado julio se habría programado unas 14 entrevistas cara a cara, las cuales Blackmore rechazó, incluso prohibió al resto de su banda realizarlas.

En general en los 3 años que Frontiers Records adquirió los derechos para la venta y promoción del disco, el artista solo realizó unas 4 entrevistas, negándose a todo tipo de otra actividad de publicidad.

header brush goetiamedia

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.