popup<

Con la venta de discos en puntos bajos, las bandas se atreven con nuevos métodos que nos sorprenden cada vez más.

Ahora Suicide Silence ofrecen a sus fans la oportunidad de ser “sus roadies” por un día, al coste de 150 dólares por concierto. Dicha cantidad te da derecho a:

– Trabajar con la crew de la banda
– Estar en un costado del escenario durante la actuación
– Una camiseta “Suicrew” exclusiva
– Un poster “working crew”
– Una comida con la crew de la banda
– Charla con Suicide Silence durante la prueba de sonido

El grupo pone 7 plazas disponibles por concierto, y si logra vender todas las plazas tendrá una ganancia de 21.000 dólares.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.