Helloween realizarn el primer concierto de su gira “Pumpkins United”, en donde la formación clásica de la banda con Michael Kiske y Kai Hansen vuelve a los escenarios, el pasado 19 de octubre en Monterrey.

Varios asistentes acusaron a Michael Kiske de playback en las partes más difíciles de ciertas canciones, y ahora Kai Hansen confirma en una entrevista para Jump Metal que sí se usaron voces grabadas por los problemas de salud de Michael Kiske.

“Michael ya está mejor. Estaba algo enfermo cuando salimos de Alemania, y durante el vuelo se puso peor. Ahora está mejorando, pero con un calendario bastante largo quizás recortemos el set de 2 horas y 50 minutos a 2 horas y 30 minutos para darle espacio para recuperarse. Sascha, Andi, y yo le apoyaremos en las voces todo lo que podamos, hasta que esté al 100%”.

Sobre la decisión de usar pistas grabadas comentó: “Era nuestro primer concierto y tuvimos que tomar la decisión porque Michael estaba muy mal. Nos dijo que no sabía sí podía hacerlo, así que decidimos poner una voz de respaldo. Normalmente solo lo usamos de manera interna en nuestros pinganillos para tener mas control de las canciones, pero para la ocasión decidimos usarlo también como parte del directo. No queríamos cancelar el concierto, y él estaba dando todo lo que podía dar con la medicación que tenía”.

La banda llegará a Madrid este diciembre.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.