Geezer Butler, bajista de Black Sabbath, comenta que la banda se planteó hacer un disco de blues después de la grabación de “13” en 2013.

En una entrevista en el medio Music Radar el bajista indicó: “El sucesor de 13 iba a ser un disco de blues, pero el tour se hizo demasiado largo y se pudo en el camino. Nos tomaría dos o tres años hacerlo de manera correcta, y como pensamos que quizás no todos estaríamos aquí para entonces, decidimos hacer la gira final de despedida. Quizás en el futuro hagamos un disco de blues”.

Por su parte el guitarrista Tony Iommi no descarto grabar nuevo material de Black Sabbath o realizar conciertos independientes que no incluyan una gira, ahora que la banda ha cerrado su ciclo con dos conciertos en su Birmingham natal.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.