Angela Gossow sorprendió a todo el mundo cuando en 2014 anunció su salida de Arch Enemy tras 13 años siendo su vocalista. Ahora la alemana habla sobre su salida y su actual labor en la banda.

En una entrevista con Roppongi Rocks comenta: “Hay un tiempo y lugar para todo. Yo empecé en 1991, y ya estaba perdiendo la alegría de hacer esto, de estar en la carretera, por eso decidí parar en lugar de pretender algo”.

Aún siendo vocalista de Arch Enemy se convirtió en manager de la banda en 2008, logrando ahorrar dinero al grupo aplicando un nuevo modelo financiero: “Es el trabajo de un manager el obtener ganancias de esto, que los sellos respondan, que se paguen por los shows realizados, saber de que shows tienes que tener un adelanto, conseguir los permisos necesarios para volar según que partes del mundo, contratar a un buen equipo con el que trabajar, y adelantar todo el trabajo posible. Perder dinero y sufrir de stress son cosas que ponen en peligro a una banda. Hay que estar en la cima, sobrio y alerta, saber lo que haces porque los números no mienten”.

Sobre su reemplazo, Alissa White-Gluz, comenta: “Ya la tenía en mente antes de marcharme. La conocí un par de años antes cuando asistió a un concierto de Arch Enemy en Montreal y me comentó que nuestro disco Wages Of Sin fue el motivo por el cual se metió a vocalista. Escuché su material, me impresionó, y cuando empecé a mirar por mi futuro y el de la banda decidí acercarme a ella. Ella lo tiene todo: tiene el talento, la salud, la disciplina y la responsabilidad para ser una músico profesional”.

Gossow, quien también hace de manager de Spiritual Beggars (el otro proyecto del guitarrista Michael Amott), desvela ahora que también se hará cargo de la carrera en solitario de Alissa White-Gluz en breve.

header brush goetiamedia

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.