En 2010 Robb Flynn de Machine Head informó a los medios que unos ladrones habían entrado a su casa y robado varios objetos, entre ellos la guitarra con la que se grabó el disco “Burn My Eyes”, otra que le había regalado personalmente Dimebag Darrell de Pantera en 1997 durante un concierto en el Aragon Ballroom de Chicago.

En su momento Flynn ofreció una recompensa en efectivo pero durante 6 años no se supo nada. Ahora una mujer de nombre Holly Cherry le ha devuelto dos de las guitarras robadas: una Epiphone Signature Series que nunca llegó a lanzarse a la venta, y la Washburn Dimebolt que le había regalado el guitarrista de Pantera.

Cherry había conseguido las guitarras al comprar por 10 dólares el contenido de un depósito abandonado. En su interior halló las dos guitarras, y tras contactar a tiendas musicales finalmente pudieron dar con un amigo de Flynn que reconoció las guitarras. Aún hay dos guitarras desaparecidas en el robo, entre ellas la Flying V de su hijo además de la guitarra de la grabación del álbum “Burn My Eyes”.

Puedes ver un video de Robb Flynn recuperando las guitarras aquí:

header brush goetiamedia

Fuente: Metalsucks.net

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.