Por Morpheus Misfit

Century Media

http://www.napalmdeath.org
http://www.myspace.com/napalmdeath

01. Strong-Arm
02. Diktat
03. Work To Rule
04. On The Brink Of Extinction
05. Time Waits For No Slave
06. Life And Limb
07. Downbeat Clique
08. Fallacy Dominion
09. Passive Tense
10. Larceny Of The Heart
11. Procrastination On The Empty Vessel
12. Feeling Redundant
13. A No-Sided Argument
14. De-Evolution Ad Nauseum

Por suerte el mundo todavía es un agujero sucio y se encuentra bastante jodido…puede sonar muy fuerte, pero me alegro (en parte) de que sea asi, ya que si no fuese por eso Barney no tendría la inspiración suficiente para sus tan retorcidas socio-políticas letras, las cuales escupe con rabia real (y no falsete xD). En cada disco que pasa, él grita, gruñe sus letras tan idealistas que hace que quiera estar a a su lado en las barricadas…ah, si, “Time Waits for no Slave” es otro disco esencial, de aquellos que portan orgullosos los amantes del grind (al lado de las vísceras de plástico de los chinos).

Si, si, esa institución inglesa llamada Napalm Death esta de vuelta con un disco repleto de nuevas pestilencias…y es que un disco de esta banda es siempre algo de lo cual temer, ya que 25 años se dicen pronto, pero ellos sin embargo han tratado a su público siempre con violencia, tanto es sus puntos bajos (ejem, death metal, cof cof) como en los altos (grindcoreeeeeee!!!!). Por suerte que luego de “Diatribes” y “Inside the torn apart” llegó esa gira con Nasum (hablo del año 2001) que los trajo de nuevo a las raíces grind (Enemy of the Music Business, por dioxxx que recuerdos).

Creo que todo el mundo piensa lo mismo: luego de su nuevo giro en 2001 han retomado el lugar que les pertenece en la música extrema…Mientras que bandas jóvenes reclamaban hace pocos años su sitio en el grind, Napalm Death retomaba el trono con algunos discos que hoy día se manejan como de lo mejorcito del género….”Time Waits for no Slave” no hace mas que demostrar quien es el emperador, y ya sabes, al César lo que es del César.

El disco arranca con la canción mas rápida de todo el disco, y desde ahi en mas el esfuerzo progresa en una manera bastante diversa y agresiva…por encima, el disco esta repleto de rápidas y pegadizas canciones marca de la casa, en la vena de “The Code is Red…Long Live the Code”, es decir que por suerte (o desgracia, según se entienda) no buscan explorar nuevos terrenos, sino que se simplifican a hacer lo que hacen mejor, y no es que sea algo negativo, porque el grind es lo que Napalm Death sabe hacer mejor…mmmmmmm….

Pero si nos ponemos a comparar este décimotercer disco con su anterior “Smear Campaign” podremos deducir que “Time Waits…” esta menos influenciado por el grindcore, y se dirige mas hacia el terreno del metal extremo, plano y llano: esto no se explica de otra manera mas que diciendo que hay mas sitio para riffs disonantes, quiebres raros, pasajes casi doom y mucho hardcore…si, estas en lo correcto, y es que hay mucho que descubrir en este disco.

Todas las influencias estan concentradas en las canciones mas largas (solo dos de las catorce estan por debajo de loas 3 minutos), pero también es que lleva tiempo entender los pensamientos del grupo detrás de las nuevas canciones…por supuesto que el tempo en las canciones es rápido, joder, es Napalm Death, y la espiral de blastbeats no para de ser creativa, cuanto menos (por fin un viejo dinosaurio no se averguenza de experimentar). ¿Pueden los fans del grupo estar tranquilos con este nuevo lanzamiento? Pues sip, porque en términos de lo extremo, “Time Waits…” es un ataque sonoro a tus oídos…el que sea menos grindcore que su última referencia no significa que esconda un lado bastante siniestro…No se realmente si tendrá que ver con los tiempos que vivimos, pero Barney sigue tan cabreado como si fuese un adolescente: acarrea el dolor de todo el mundo en su voz, Mitch Harris marca la distorsión…

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.