popup<

Por Morpheus Misfit

Trustkill Records / Mastertrax

Jeje, es bueno ver que una banda al menos es sincera con su biografía y su presentación, porque lo que nos podemos encontrar aquí es exactamente lo que se describe: rock n roll sureño, dosis de post – hardcore (no me vengáis a decir ahora eso de emo-core o screamo, pufff) y ligeros toques de metal…Seguro que conoces a unos Every Time I Die, no? pues ya te puedes ir haciendo una idea… Trustkill Records casi nunca decepciona (bueno, lo de TPTD si que me echo para atrás, eh!) y ahora apuesta por esta banda joven, que mantiene vivito y coleando al rock n roll de toda la vida, adaptándolo a nuevas tendencias e in fusionándolo de rabia… si el rock se valió del blues en los 60, del punk en los 70, del heavy metal en los 80 y del new wave en los 90, en este nuevo milenio mira al hardcore (ay ay ay esos gritos) como un hermano de toda la vida. Memphis May Fire lo dejan bien claro, y con solo 5 canciones.

Creédme, de verdad estoy cansado de esas batallitas entre lo afeminado que se ha vuelto el hardcore con las bandas de screamo, quizás el género no es tan cerrado como dicen los críticos. Memphis May Fire parece saltarse este dilema repetitivo y nos ofrece un ep para las masas. Desde lejos este ep es rápido, desafiante y cargado. Por lo general las canciones que mas destacan son aquellas las cuales atraen tu atención mientras haces otras cosas, pero aquí es imposible ya que cada pieza varía en cuanto a tonos de voces, riffs, melodías y velocidad. Los breakdowns aparecen cuando te los esperas (especialmente en “Cowbell´s Makin´A Comeback, que temaso!), con bastante fuerza, pero si necesitamos encontrar alguna chispa de originalidad en Memphis May Fire tenemos que dirigirnos a Jeremy Grisham, su batería. Quizás esto os ahuyente, pero su influencia del hip hop (los beats) es mas que acertada, y a diferencia de sus compañeros del género, no se hace un esclavo del doble bombo.

En ciertos puntos la herencia tejana de estos chicos brilla con solidez (especialmente en “Therapy Caravan of the Fairy Room”). Una canción cantada casi enteramente en voz limpia y que huele a pollo frito en sus riffs pero que no puede competir con la ganadora “History of Mercia”, con armonías hipnotizantes cantadas a través de una gutural que quita el aliento.

En resumen: Memphis May Fire puede trazar la línea perfecta entre la accesibilidad y el vicio. Por una parte el grupo es extremadamente melódico pero por otra todo se puede convertir en un caos en cosa de segundos. Riffs de rock n roll, disonancia y melodía colisionan para crear ese sonido, que si, que esta lleno de ganchos fáciles pero que aun es único e interesante. Incluso cuando las canciones tienen partes muy diferentes, la escritura fluye increíblemente bien y la banda lo hace funcionar. Esto es solo un Ep, a finales de año se viene su debut en Lp y serán grandes, te lo digo yo ( y mira que yo predije la grandeza de unos entonces desconocidos Thursday xD)…

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.