Por Mariano Bacigaluppi. 

Cuando nadie lo esperaba, o por lo menos no yo después de la reunión de Extreme hace unos años, aparece el bueno de Gary Cherone con un nuevo proyecto entre manos. HURTSMILE suena bien, suena muy bien porque nadie duda que Gary Cherone es uno de los mejores cantantes y frontman que el Rock ha dado. Para este nuevo pasaje musical el de Boston hace piña con su hermano Mark Cherone a la guitarra, con Joe Pessia al bajo (conocido por su trabajo en DRAMAGODS, la otra banda de Nuno Bettencourt) y Dana Spellman, proveniente de la banda HYPERCANE y alumno de Mike Mangini (ex-batería de EXTREME), tras los parches. Sí… todo queda en familia.

¿A que suena HURTSMILE? Seguramente será lo primero que os preguntaréis. Aunque me reitere, diré que este proyecto suena fenomenal, muy fresco y por momentos recordará a EXTREME, sin dudas, pero serán momentos y/o canciones puntales. En el disco encontraremos de todo. Desde furiosos rocanroles, partes agónicas y progresivas muy alla’Extreme, tranquilas y acústicas baladas, un Reggae y hasta una canción en donde el vocalista se pondrá en la piel de Bob Dylan. Todo eso se engloba bajo el nombre de HURTSMILE, todo eso y mucho más.

Just War Theory abre fuego y da comienzo a la copiosa lluvia sonora con que nos deleitaran durante todo el CD. Gary Cherone llevará la batuta en esta canción, con su tremendo torrente vocal, que con menos de tres minutos tiene mucho para decir. La batería de Dana Spellman es muy contundente y el solo de Mark Cherone setentero a tope. Buen comienzo…

Stillborn es una de las que más nos recordará a EXTREME. Esos riffs inconfundibles de la marca Bettencourt harán las delicias de nuestros oídos. Nuevamente tajante y categórico el trabajo desde la batería y aplastante el bajo. Los armónicos de la guitarra un regalo para nuestros pabellones auditivos.

Love Thy Neighbor no es otra cosa que una perfecta muestra de la melodía y el buen gusto con que cuenta el vocalista. Después de un breve comienzo únicamente vocal, la guitarra escupirá densos e irrebatibles riffs como si de un volcán en erupción se tratara. Los coros ejecutados por el mismo Gary Cherone increíblemente geniales al igual que el trabajo de su hermano en las seis cuerdas que hará un tremendísimo y veloz solo en la siguiente de las canciones Kaffur (Infidel), dónde quedaremos totalmente prendados del bajo de Joe Pessia y del grito casi en el final que dará el vocalista.

Painter Paint con tan sólo 2:31 es la canción más corta del álbum y es una preciosa balada acústica. El menos conocido de los Cherone se olvida de la distorsión por unos instantes y su hermano nos regalará un nuevo y mágico sentido cántico. Realmente hermoso sin dudas. Las vacaciones de la distorsión serán realmente cortas porque en Tolerance Song volverá toda esa furia de los primeros temas. Poca tolerancia para la mediocridad musical y riff sangrante serán la carta de presentación de este nuevo tema. Tiene bastante cosillas de EXTREME más que nada por las líneas vocales introducidas por Gary y por ese juego vocal (¿Alguien dijo Queen?) que solía utilizar en su banda madre. Genial la inclusión del cencerro a la hora del estribillo por parte de Dana Spellman.

Set Me Free contiene uno de los mejores riffs de todo el disco. Comenzará por el lado izquierdo de nuestros altavoces y poco a poco irá apoderándose de todo el ambiente sonoro. Grandísima presencia del bajo de Joe Pessia, jugueteando con el Funky por momentos y nuevamente en el estribillo la guitarra volverá a atormentarnos. Jesus Would You Meet Me además de ser acústica en toda su extensión también tendrá ese regustillo EXTREME, pero también tiene un rollo muy blusero, muy sureño y sobretodo con esa guitarra haciendo buenas migas con el slide. Grandiosa canción repleta de un buenrollismo impresionante. Gary Cherone una vez más demuestra porque es uno de los mejores del género.

Al siguiente tema, llamado Slave, lo presenta el bajo por lo menos en los primeros treinta segundos. Tiene un estribillo bastante incisivo y no es la típica canción que canturrearás al instante, tampoco es la canción más comercial y directa del álbum, pero en el ecuador de la misma todo cambiará y a partir del momento que el grandioso vocalista se quede solo… la atmósfera setentera se apoderará de la canción.

Detrás del extenso título de Beyond The Garden – Kicking Against The Goads se esconden dos canciones y bien diferenciadas entre ellas. La primera en sonar es más calmada y acústica, incluso hasta percibiremos el sonido de una mandolina y sobre todo la majestuosa voz del vocalista nacido en Boston. Para la segunda parte entrarán la batería y la guitarra manteniendo un poco el sonido melancólico de su comienzo pero, a su vez, endureciéndose con un final donde el vocalista esparce alaridos a los cuatro vientos.

Con Just War Reprise llega mi canción. Sí, es mi favorita del álbum y no es otra cosa que una revisión de la primera canción del disco pero en clave de Reggae. Sencillamente increíble poder escuchar a Gary Cherone en estos registros no tan comunes en su carrera como cantante. Ambiente Reggae al 100%, con esos mismos y típicos coros que el mismísimo Padre Marley utilizaba. No Justice… No Peace

El final llega con The Murder Of Daniel Faulkner (4699) y el mismísimo Gary Cherone se pone en la piel de un urbano Bob Dylan convirtiéndose en un cuenta-historias social que en la canción relata la historia de Daniel Faulkner, un policía de 25 años que fue brutalmente asesinado en un control policial rutinario. Por lo visto, ha sido un caso que ha pegado muy fuerte en la sociedad americana ya que dicho oficial tiene una placa conmemorativa en la ciudad de Philadelphia. Volviendo a la canción, Gary lo hace de una manera estupenda, como en todo el disco, pero sinceramente es un verdadero placer poder escucharle en estos registros fuera de lo habitual porque demuestra lo gran vocalista que es. Final con gaitas, en honor a la descendencia irlandesa del policía tristemente fallecido. Canción sencillamente desgarradora y perfecta para cerrar un álbum.

Es un gran disco sobretodo para aquellos seguidores de EXTREME y que disfruten de la voz de un grandísimo vocalista como lo es Gary Cherone, eso sí, no esperéis encontrar un clon de su banda más famosa porque no lo es. Lo que rescato sin dudas es la diversidad que se encuentra en el CD y, sobretodo, que el genial vocalista descubre nuevos terrenos musicales y nuevas facetas para su privilegiada voz.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.