popup<

Texto: Mariano Bacigaluppi
Fotos: Mariano Bacigaluppi
Promotor: ScaryNoise

Casi cinco meses pasaron de la suspensión del concierto de EPICA aquel 31 de Octubre del año pasado a causa de los problemas de salud de su cantante Simone Simons. Por aquella época el concierto iba a celebrarse en la Sala Penélope y en este nuevo intento se trasladó a la Sala Heineken, por lo que el SOLD OUT estaba asegurado.

Los holandeses tuvieron unos teloneros de lujo, los canarios-madrileños TEARS OF MARTYR, banda que hace un tiempo ha sacado a la venta su primer larga duración bautizado como ‘Entrance’. Un disco absolutamente increíble, con enormes composiciones y un sonido supremo. Su directo fue una perfecta traslación de lo que podemos escuchar en ese CD… en pocas palabras: Mucha caña que se entiende a la perfección con la melodía. Además de eso, hay que sumarle una aplanadora humana detrás de los parches como es Doramas Párraga, la entrega total del guitarrista/vocalista Miguel Angel Marqués y la excelente voz y carisma de Berenice Musa. Era la tercera vez que veía a dicha banda, que lleva años peleando en el underground y, sin dudas, cada vez es un auténtico placer verles arriba del escenario desplegando toda su artillería.

Sobre las 20:00hs saltaron al escenario, o al mínimo sitio que tuvieron en él, y durante treinta adrenalíticos minutos, sirvieron para presentar las canciones de su único disco hasta la fecha y, sobre todo, para que los asistentes conocieran a una excelente banda y que comprobaran que en nuestras fronteras también las hay con calidad. “Realm Of Pain” sirvió como excusa introductoria para que abrieran fuego. Como un verdadero torbellino continuaron con “Dark Tears (Don’t You Shed Those)” y creo que prácticamente desde el primer instante se metieron al público en el bolsillo.

Sonido muy bueno y nítido incluso desde donde viví el concierto se escucharon mejor que la banda principal de la noche. “Book Of Blood” fue otra de las canciones en que pudimos escuchar y comprobar la perfecta conjunción de ambos vocalistas. Ya lo dije más arriba, el carisma Berenice Musa prácticamente no tiene límites, al igual que su torrente vocal.

Lamentablemente el tiempo corría, pero los chicos de TEARS OF MARTYR lo aprovecharon al máximo. Continuaron su set con “The Renascence” y ya para la despedida, la que yo considero su particular obra de arte “Evil Domini”. Es mi canción preferida de su disco ‘Entrance’. CD que os recomiendo fervientemente que escuchéis si ya no lo habéis hecho. Un disco con momentos de altísima calidad, composiciones soberbias y un destacado buen gusto de una agrupación que lleva peleando muchísimos años en este, muchas veces injusto, mundillo. No lo dudéis, volad a http://www.tearsofmartyr.com/ y haceros con el disco de esta grandísima banda nacional que está a la altura de los estandartes del estilo.

Exactamente a las 21.15hs, horario en el que estaban anunciados, los holandeses EPICA se hicieron presentes en el escenario. La instrumental introductoria “Samadhi” fue lo primero que se escuchó por los altavoces e inmediatamente “Resign To Surrender”. Está claro que era la gira de presentación de su último disco ‘Design Your Universe’ y por lo tanto, en su gran mayoría, se centrarían en él. Pero para su siguiente canción eligieron un viaje al pasado para ejecutar una de sus mejores canciones y de las más festejadas y aplaudidas de la noche “Sensorium”.

Yo me encontraba a la izquierda del escenario y desde allí el sonido no era del todo bueno, prácticamente la guitarra de Isaac Delahaye costaba escucharse. No se si esto sería extensible a toda la sala, por lo menos esa fue mi impresión. Siguiendo el camino de su último disco, así fue que llegó la hora de “Unleashed”. Sinceramente las canciones de su última entrega discográfica suenan maravillosas llevadas al directo. De hecho, es mi disco favorito, por sus composiciones más complejas que antaño, momentos más oscuros y veloces y sin duda, otro gran punto a favor es la incorporación de Ariën Van Weesenbeek a la batería. No cabe ninguna duda que él y el guitarrista Isaac Delahaye, ambos ex-GOD DETHRONED, le han dado un soplo de aire fresco a la banda holandesa endureciendo de sobremanera su sonido y ampliando sus límites compositivos.

“Martyr Of The Free Word” fue la siguiente en caer. Con un potente y furioso comienzo en el que todos los presentes dejaron sus cervicales sin ataduras y el headbanging se apoderó de la noche. Simone Simons cantando muy bien y es más que notoria su evolución a través de los años y de los álbumnes. En esta canción, Mark Jansen hizo los más coléricos y vehementes grunts de toda la noche. De los mejores temas que sonaron durante toda la velada.

El momento friky de la noche vino acompañado de la interpretación de “The Imperial March”. El tema de Darth Vader fue muy victoreado, coreado y festejado por todos los asistentes. Pareciera que el fanatismo por Star Wars no entiende de edades. La primera canción, que no la única, de su disco ‘Consign To Oblivion’ fue el siguiente paso que dieron los provenientes de los Países Bajos. “Dance Of Fate” y casi seguidamente si pausa alguna arremetieron con “Cry For The Moon”. De las canciones más antiguas de la banda, incluso compuesta en la época en que se llamaban SAHARA DUST y que Helena Iren Michaelsen era la cantante de la banda.

“Tides Of Time”, canción que también encontramos en su último disco, fue el momento baladístico y tranquilo de la noche, donde una vez más pudimos comprobar la gran voz de la vocalista Simone Simons. Sencillamente genial y una de las que mejor sonaron. “Sancta Terra” fue la siguiente y que vino acompañada del incesante headbanging de los músicos arriba del escenario. Otra de las rápidas y violentas se hizo presente con “The Obsessive Devotion” y para despedirse del escenario interpretaron la magnífica “Kingdom Of Heaven”. No tengo ninguna duda que es de las mejores canciones que la banda ha facturado. Tiene de todo… partes ultraveloces, pasajes dignos del Death/Black Metal, segmentos de guitarra acústica y todo eso aderezado con la preciosa voz de Simone Simons.

Después del incesante pedido de todos los presentes, a los pocos instantes la banda volvería al escenario, tras un breve discurso de agradecimiento de su teclista Coen Janssen. Elegirían tres canciones para su retorno y las tres vinieron catapultadas directamente desde el disco ‘Consign To Oblivion’. En primer lugar fue “The Last Crusade” seguida por “Quietus”. Para el último aliento del concierto se guardaron la propia “Consign To Oblivion” donde sus casi diez minutos sonaron de maravilla.

Y así pasó una de las bandas pilares del Metal Gótico actual, que día tras día suma seguidores y que en pocos días estará en tierras sudamericanas durante más de dos semanas. Mis agradecimientos para el final son para Josean de Scarynoise por la acreditación que nos permitió presenciar el concierto y por darle una oportunidad de oro a las bandas no tan conocidas, como ésta vez Tears Of Martyr y días atrás con Secret Signs teloneando a Theatre Of Tragedy. Gran detalle que en la actualidad pocos se molestan en tener.

FOTOS: http://www.goetiametal.com/cronicas/epicaenmadrid2010.html

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.