Monuments están al frente de la nueva oleada de metal progresivo europea, y tuvimos la gran oportunidad de charlar con su nuevo vocalista Chris Barretto acerca de “The Amanuensis”, el nuevo disco que han grabado para Century Media. En esta detallada entrevista nos explica todos los entresijos de lo que se considera su mejor disco hasta la fecha. Por Morpheus Misfit

* “The Amanuensis” nos viene luego del gran éxito de la banda con “Gnosis” ¿Por qué crees que “Gnosis” funcionó tan bien con el público prog?

Es increíble que pueda contestar a algo asi, porque yo antes de unirme al grupo era un gran fan de ese disco, de “Gnosis”. Personalmente soy un gran fan de la manera de componer de John Browne en “Gnosis”, en ese estilo progresivo, djent o como quieras llamarlo.

Para mi en este nuevo estilo de metal que es el djent hay ciertos padres fundadores como Meshuggah o Candiria, gente que ayudaron a sentar las bases del género, pero luego están las personas que yo conocí al empezar a escuchar este tipo de música y me dejaron prendado, y ellos son Misha Mansoor (Periphery), “Acle” Kahney (Tesseract) y John Browne (Monuments) mucho antes de alcanzar la fama que tienen ahora.

Puedes llamarlos “creadores de tendencias” de una manera sabia, y es que es asi, porque sentaron cátedra en cuanto al sonido de este nuevo estilo. En el caso de Browne fue cuando escribió “Gnosis”, ese sonido tan puro y que suena tan único, algo que suena real. También un punto principal fueron las voces, ya que en el EP anterior tenian a dos vocalistas, y para “Gnosis” solo tuvieron a un vocalista y hubo una producción bastante pesada en las voces.

Me alegra que la gente pueda escucharlo y disfrutar mucho de él, yo lo hice y lo sigo haciendo. Técnicamente no es el disco perfecto, pero tienes que prestar mucha atención al escuchar el disco para notar los fallos. Aun asi es un disco que satisface mucho.

monuments* Como has dicho antes, pasaste de ser un fan de la banda a estar ahora en el grupo como vocalista ¿Qué es lo que mas te impresiona de estar en Monuments?

Es genial, porque para mi es la primera que estoy en una banda que no solo me inspira musicalmente sino en otros aspectos, ya no es solo metal sino también rock n roll. Es lo que siento cuando canto con ellos, cuando estamos encima del escenario haciendo headbanging o simplemente pasandolo bien. Se siente muy sólido, e inclusive en un mal día se mantiene ese nivel de consistencia.

Es un buen sentimiento, sentirte asi de bien inclusive cuando estas ensayando en la sala. Yo lo llamo el “Funky Boom Escape”, pasarlo muy bien. No se trata de quien es el mejor, quien toca mejor o quien puede crear mas hits, sino se trata de quien me hace sentir mas puro por dentro. Creo que nosotros tenemos eso.

* El título del nuevo disco, “The Amanuensis”, está inspirado en una novela de David Mitchell, pero las letras van en un camino totalmente diferente ¿Nos puedes explicar un poquito las letras?

Te daré la versión completa: como has dicho, el título viene de la novela “Cloud Atlas” y es una pelicula que a todos nos encanta. Su persona principal es el Amanuensis, que es como alguien que dicta las normas o una cierta historia para los demás. En el caso del disco me imagino que el Amanuensis son los fans que escuchan el disco, que aunque no hayan compuesto las canciones si dictan como deben de ir, o adaptan las letras a lo que creen que representan. Viven a camino entre los personajes.

Las letras están basadas en una historia que yo inventé, basada en los círculos de Samsara. Basicamente es un término budista que describe el ciclo de la vida, y en lugar de buscar en Google o Wikipedia cosas interesantes y “cool” sobre ello para hacer algo que parezca “interesante”, quería hacer algo mas profundo. Siempre he sido un fan de las grandes historias, aquellas que te hacen feliz, te ponen triste, sacan lo mejor de ti o haces que encuentres tus rincones mas oscuros, incluso que te cuestiones la realidad. Para mi eso es muy poderoso.

monumentsPor eso mi desafío para este álbum fue crear algo en las letras que no había hecho antes, y es crear una historia completa. Empezó con la canción “Saga City”, y en base a esas letras y esa canción se compuso todo el disco, y el tema está en que el término Samsara se usa en todo el disco como un juego de palabras: tienes al personaje masculino que se llama Sam y que es como el héroe que todos esperamos, que pasa por muchos problemas y luego encuentra su verdadero destino; luego tienes a Sara, que es como la contraparte femenina y es como su ángel guardián…se han criado juntos, han crecido juntos y se cuidan mutuamente, son como el ying y el yang.

Ambos están en esta ciudad, que es “Saga City”, y cada canción es un capítulo en la historia de los dos. Es interesante porque Sam pasa de destruir Saga City a sacrificar su vida para volver a reconstruirla, Sara muere en el proceso, luego ambos se dan cuenta de que Sam es el creador y tiene que dar todo de si para recrear el universo a su alrededor, y todo es como un ciclo que se repite y no acaba. La historia del Samsara es que se repite, tanto en las letras como musicalmente: en la última canción “Samsara”, las letras llevan a la primera canción que es “I, The Creator”, al igual que sonoramente, ya que el disco acaba con una campana sonando y un riff en B Flat, luego si escuchas “I, The Creator”, el disco empieza también con ese riff, asi que está todo conectado. En realidad el disco es un ciclo que siempre se repite, la única manera de romper ese ciclo es parando la música del disco.

* Wow, parece una historia con miles de detalles, eso me gusta. ¿Musicalmente fue difícil poner estas canciones juntas, como parece que la historia lo fue?

No diría que fue difícil, sino mas bien que fue un desafío. Ni te puedes imaginar lo que nos costó “Saga City”, y por ello casi todo el disco depende de esa canción, porque nos costó mucho ponernos de acuerdo en cuanto a lo que queríamos hacer con esa canción. No podía encontrar un estribillo para el tema y llegó un momento en el que quería tirar mi ordenador por la pared de la habitación (risas).

A diferencia de “Gnosis”, que tuvo un proceso de 2 o 3 años para desarrollarse, para “The Amanuensis” solo tuvimos unos 6 meses para componerlo, grabarlo, masterizarlo y entregarlo al sello, porque ese fue el tiempo que nos dio tanto nuestro management como Century Media. Eso también fue un desafío, porque estamos acostumbrados a tener mas espacio, pero nos alegramos ahora porque sino seguiríamos buscando el disco perfecto (que no creo que ocurra) y no aprovecharíamos ese momento tan maravilloso en el que estamos.

monumentsEs una de esas cosas en las que nunca te decides si estas contento o no de haberlo hecho, pero me tranquiliza saber que ya lo hemos hecho. Ya advierto que el disco no es perfecto, nosotros como músicos siempre pensamos que podríamos haber hecho las cosas muy diferentes, ya sea en cuanto a producción u otros aspectos, pero para el tiempo que hemos tenido para hacerlo (en comparación con “Gnosis) estoy muy orgulloso de lo que cada uno de nosotros hemos hecho.

Browne escribió una música increíble, yo aparté unos estribillos geniales, Mike Malyan toca realmente la batería en este disco (son baterías de verdad las que escuchas en las canciones) y Adam Swan realiza unas líneas de bajo de alucine. La voz es otro apartado, como ya dije no es perfecta, pero es hacia donde quiero ir. Lo mejor de todo es que es honesto, es un disco crudo y de rock n roll que es honesto y no tiene trucos.

* Hablabas del tiempo, que en el anterior disco fueron 3 años y ahora solo 6 meses ¿Por qué tanta presión para acabarlo? ¿Si tuvieses 1 año mas para terminarlo sería algo totalmente diferente?

Si, de verdad que sentimos la presión por acabarlo. Si me diesen otro año para el disco no creo que cambiase mucho en cuanto a la gran cantidad del contenido que tiene, se mantendría igual en un 85% mas o menos, pero conociendome lo que si que cambiaría serían los pequeños detalles. Cambiaría cosas como una toma de voz diferente, o una toma de guitarra diferente y unas baterías de relleno que suenen diferente.

Son pequeñas cosas que en nuestros oídos hacen mucho, o sino cambiaría cosas de la composición como añadir mas instrumentación, quizás un Sitar o algo parecido, o hacer algo como la música hindú en el cual hay momentos en el que dictan los ritmos. Por ejemplo al principio de “Garden Of Sankhara” hay un tiempo muerto pero siempre me he imaginado varias voces en un espacio abierto para ponerlas alli, sobre las guitarras y siguiendo ese ritmo.

Nos hubiese gustado hacer algo asi pero no había tiempo, de todas maneras ha quedado muy bien. También creo que con mas tiempo quizás la producción estaría mas pulida, en el sentido de que quizás estuviera ya sobre-producido. Ahora mismo no es perfecta pero tiene un standart muy alto. No lo veo como algo negativo, sino de que estoy orgulloso de que en tan poco tiempo hayamos conseguido algo tan grande.

* ¿Te imaginas sacar otra versión del disco con otros arreglos? Por ejemplo están los suecos Katatonia que han editado un disco el año pasado (“Dead End Kings”) y al poco tiempo sacaron una edición diferente con las mismas canciones pero en otro formato y con arreglos totalmente diferentes ¿Imaginas las canciones de “The Amanuensis” con la misma estructura pero en formato diferente?

Si, eso sería genial, arreglar las canciones para otra instrumentación y otro ambiente. ¿Sabes qué? Si tuviesemos el tiempo para hacerlo sería algo realmente genial, pero al final de todo se resume a que no tenemos tiempo.

monuments* Ahora mismo tenéis planeada una gira con Protest The Hero por Europa, una gira excelente ¿A qué otra banda te llevarías en esa gira?

¿Si dependiese de mi? Esa es una pregunta muy difícil, tenemos muchos amigos en la carretera. Sería genial tener a After The Burial, a Dead Letter Circus, A Twelve Foot Ninja ¿Podemos traerlos a todos? (risas). Esta gente nos la hemos encontrado de carretera y son gente genial, somos todos casi como una familia.

Hace un tiempo nos encontramos con gente de After The Burial en un concierto en Bélgica, en ese entonces yo estaba en The Haarp Machine y fue de conocernos alli cuando conseguí una oportunidad para ser vocalista de Monuments. Para mi sería muy difícil elegir a una sola banda, porque todos son mis hermanos y hay mucho feeling entre nosotros.

* La mayoría de la gente te conoce de Periphery, pero ahora cantas para Monuments ¿Ves esas dos bandas como dos entidades totalmente diferentes o encuentras similitudes en algo, ya sea forma de trabajar u otra cosa?

Por lo que yo he vivido, se trata de dos entidades totalmente diferentes. Lo de Periphery fue hace mucho tiempo, pero me gusta Monuments porque se siente mas orgánico.

* ¿Cómo fue el proceso? ¿Se acercaron a ti? ¿Tuviste que pensar dos veces antes de unirte al grupo?

(risas) Incluso ellos me dijeron en un momento “¿Qué haces uniendote a nuestro grupo?” (risas). La cosa es que los conocí mientras hacía las voces en The Haarp Machine y estaba en Ever Forthright, que es mi otra banda que aun mantengo y que está en Nueva York. En esa gira me traje al guitarrista de Ever Forthright, y con Monuments todos compartimos bus de gira. Cuando llevas un mes de gira todos los días con las mismas personas pues aprendes a conocerlos, y nos llevamos de puta madre.

Por suerte les caí bien, y ellos me cayeron bien. Mientras estabamos de gira ya empezaron a surgir las diferencias con su vocalista, y ya me expresaron que no estaban muy contentos con él porque no estaba actuando de manera profesional. A mi en ese momento no me cabía la posibilidad de entrar en Monuments, porque tenía a mi banda en EEUU y además soy de Nueva York cuando ellos son ingleses, asi que no me imaginaba como podríamos hacer funcionar aquello.

monumentsTodos acabamos como amigos al acabar la gira y ya dijimos de vernos luego. Yo llegué a casa, vi que habían despedido a Matt como vocalista de la banda, y justo después lanzaron esa canción “The Indulger” que luego acabó siendo “I, The Creator”. Dios, amé esa canción…me la bajé, la escuchaba a todas horas, y era la canción que usaban para hacer audiciones para nuevo vocalista. Me gustaba tanto que dije “tengo que llamarlos a ver como hacemos para que entre en las audiciones” (risas).

Llamé a Mike y le dije “¿Qué te parece si hago una audición con The Indulger? ¿Crees que funcionará?” y me dijo “Definitivamente tienes que hacerlo”, asi que hice como todos los demás y grabé mi propia versión de “The Indulger” y les gustó. También ayudó mucho el hecho de que ya habíamos compartido carretera y nos llevabamos muy bien, porque eso ayuda mucho en este negocio. Puedes ser un buen músico pero no ser alguien agradable con quien estar 24 horas al día, y eso puede ser tan malo como ser un músico pésimo.

Encajabamos musicalmente, encajabamos profesionalmente, y ahora encajamos espiritualmente. Es genial, porque cuando me uní al grupo nos integramos realmente rápido y bien, nunca me he integrado tan rápido en una banda. Fue todo muy natural, a pesar de que yo soy norteamericano y ellos ingleses, asi que tuvimos que acostumbrarnos a las maneras de cada uno, pero fue divertido. También nos respetamos mucho y sabemos que estamos aqui para hacer esto de manera profesional.

* Desde hace un tiempo a esta parte hay mucho seguimiento en Europa del tipo de música que hace Monuments. Tienes festivales como el Euroblast en Alemania o el Tech Fest en Inglaterra que se están haciendo muy fuertes ¿Crees que hay una moda de seguir a bandas modernas de metal progresivo?

No se si es una moda, pero espero que lo sea. Muchas veces el metal progresivo tiene a ser música para músicos, no es música que puedas poner de fondo cuando estas haciendo otras cosas, sino algo que necesita de tu atención. Yo por ejemplo tomé clases de música y respeto eso como músico, cuando estoy en Nueva York voy a ver a la Filarmónica o bajo al Village Garden a ver las bandas que tocan alli, o sea que respeto realmente la buena música y los buenos músicos.

Como en todas las modas siempre hay bandas que solo siguen la moda y copian a los demás, eso no lo pudes evitar, pero lo que me gustaría es que la gente aprenda a educarse a si misma sobre música y entender lo que escucha. El rock n roll y el heavy metal tienen una fiereza que si se une a la musicalidad de una Filarmónica o de bandas de jazz sería una explosión.

monumentsTodo depende de la juventud, que ella investigue de donde vienen las bandas o cuales fueon sus influencias, o las influencias de esas influencias y lleguen a la raíz de todo. Nosotros como nuevo músicos queremos ser esa plataforma para que los jóvenes puedan descubrir toda esa música, y si llega a ocurrir como en las modas y esto llega a ser tan grande como para ocupar el espacio de la música pop, yo sería mas feliz que un cerdo (risas). Sería un gran día para el rock n roll y para la música, porque creo que hay mucho de especial en lo que hacemos.

El problema con la buena música es que cae en oídos sordos, mucha gente no esta acostumbrada a escuchar buena música o no le hace caso a este tipo de música. A la gente le importa mas estar entretenida. Eso apesta, y nos gustaría ser parte de los músicos que inspiran a una gran generación, ésta generación. Hubo un tiempo en el que Frank Sinatra era música pop ¿Sabes lo que digo? Eso era música popular en todo el mundo, ahora tenemos a ´Lil Wayne y Drake y toda esa basura. Todo depende de los jóvenes, en sus oídos, corazones y cerebros. Que conozcan la buena música, no solo el rock n roll y sus orígenes. Si eso se convierte en moda sería una moda cojonuda.

* Volviendo a The Amanuensis: la portada es increíble. Cuando la vi por primera vez pensé en todo el merchandising tan genial que podía salir de alli ¿Quién es el artista?

Su nombre es Fall McKenzie y es un artista increíble. Ya hizo la portada de “Gnosis” y es un amigo de la banda, yo lo conocí personalmente en mi último viaje a UK y es una persona realmente agradable, es un amigo. He trabajado con muchos artistas en mi vida, pero nunca con nadie que tome mis letras y mi historia y los lleve a un nivel tan superior. Ha sabido captar todo lo que escribí ¿Ves esa rueda en la portada? Esa es mi historia, tomó todo lo que escribí y le dio forma visual, lo ha puesto de una manera que tus ojos pueden entender lo que pasa.

Es un verdadero artista, es muy apasiondo con lo que hace asi que por eso no trabaja con mucha gente, porque realmente se involucra en lo que hace y no es un mercenario que solo trabaja por dinero. Hablé con él y es muy honesto, si tengo que confiar en alguien para hacer alguna vez una novela gráfica pues sería él.

monuments* Ya para terminar: la prensa intenta dar su visión lo de que es un disco, de las letras, del concepto, etc. A veces lo entienden todo al revés, asi que te pregunto a ti ¿Qué es lo que no se nos puede escapar de “The Amanuensis”?

No te pierdas de la historia, no te pierdas el contenido de la historia. La historia en si es directa, en muchas maneras es la historia clásica del héroe pero es que las historias sobre héroes no son solo las historias sobre un persona ficticio sino todo lo que le rodea, y de como debe ser la humanidad. Las dificultades que tenemos que pasar día a día, los sueños que queremos cumplir, las cosas que en nuestro corazón queremos hacer pero de lo que estamos asustados.

Tienes que tomar las riendas y decidirte, ir a esos sitios a los que nunca has estado y ver las cosas por primera vez. Debes encontrar también oscuridad, que la vida te golpee y te ponga de rodillas, pero que vuelvas a levantar y encuentres la fuerza para enfrentarte a todo lo que tengas miedo, para convertirte en la mejor versión posible de ti mismo. Nosotros somos los creadores y los destructores de nuestras vidas, da igual quien sea el héroe que admiras, ya puede ser Luke Skywalker o el jodido Jesús, pero el héroe que te impulse a ser lo mejor posible de ti mismo. De eso va la historia de este disco, de que podemos convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, y si eso pasa podemos cambiar el mundo.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.