Por Nekrokosmos

El Renacido no ha sido un film fácil de grabar, y ya no hablo por una historia difícil de contar (basada en parte en hechos reales), ni por el presupuesto, ni porque se trata de una película con Leonardo DiCaprio como protagonista.

Me refiero a la decisión del director Alejandor Iñárritu y del cinematógrafo Emmanuel Lubezki de utilizar solo luz natural para todas (y hablo de todas) las tomas de la película. Grabada a cachos entre Canadá, Argentina, y Estados Unidos, es una obra de arte del cine actual.

renacidoEn sus mas de dos horas y media lo que quieres es que acabe, pero no para mal sino para saber cual es el final de la historia. Lubezki viene de realizar Gravity y Birdman, por lo cual puedes tener una ligera idea de lo detallista y cuidadoso que es con varios aspectos de la fotografía, intentando impresionar de la manera mas natural posible. Y es que esta historia basada en el siglo XIX es un gran combo de grandes imágenes, historia interesante, suspenso e intriga…y por sobre todo: un gran villano. Como amamos a esos villanos que nos dan ganas de matarlos a golpes, y Tom Hardy es sublime en su papel de John Fitzgerald en el film.

Otro gran descubrimiento es Forrest Goodluck, un joven de 17 años que hace el papel de hijo de DiCaprio y descendiente de la tribu Pawnee en el film, haciendo que un papel secundario cruce la línea del principal en ciertos momentos. Lo bueno, como en muchos casos, es convertir una sencilla historia en algo que trasciende mas allá de la propia trama, además de grabar escenas que se quedarán con uno siempre que recuerde la película: muy conseguida esa batalla épica entre Di Caprio y el oso, quizás uno de los puntos mas épicos de El Renacido.

Y al final del día no se trata solo de un film oscuro y bastante violento, que también lo es, sino es un film sobre la superación personal y por sobre todo de la fuerza inhumana que nos puede brindar solo un motivo: la venganza. Su principal triunfo está en no glorificar la conquista de una Norteamérica nativa como enseña la historia, sino mostrar la cruda realidad bajo los ojos de sus actores principales. De esos films que los patriotas no les gusta ver pero a la vez no pueden dejar de mirar. No deja de ser un superventas de acción, pero con corazón y con enseñanza. Y claro, al ser un film de DiCaprio también tiene un final abierto.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.