Por Nekrokosmos
Director: Christopher Nolan

Cuestionar la fe, la existencia de Dios, el significado del amor, el paso relativo del tiempo, nuestras decisiones en situaciones límite, el futuro de nuestra descendencia, o la posibilidad de vida mas allá de nuestro planeta son pequeñas piezas que componen el puzzle de “Interstellar”, en una pelicula a priori científica pero que también da algo de sitio a lo sobrenatural. No, no es perfecta…

El nuevo film de Nolan es épico, creo que eso quedaba claro desde que vimos el primer trailer, pero no es perfecto. Hay escenas (mas si vas a un cine preparado para ver los efectos de IMAX) que literalmente te dejan con la mandíbula abierta, la historia entretiene y existen lagunas en el guión que hacen que te cuestiones tanto motivos científicos como racionales…y es que el film de Nolan no es perfecto, ni 100% cientificamente correcto, pero es lo mas cercano que tenemos dentro de los blockbusters a candidato de mejor film del año en cuanto a ciencia ficción.

interstellarY es que si quitamos de lado la sensibilería sobre la raza humana y el uso de un tema tan trillado en la pantalla grande (padre-hace-promesa-a-hijo-y-no-puede-cumplirla), nos queda un film de ciencia ficción digno de ser observado con lupa sobre el tiempo, el espacio, y todo lo desconocido que tenemos en la galaxia. Nolan ha sido listo y no ha querido cegar a los espectadores con tanta terminología científica…en realidad es bastante fácil seguir la lógica si prestamos atención, aunque no sepamos mucho de exploración espacial. No olvidemos que se trata de una gran producción de Hollywood con todo lo que acarrea: problemas melodramáticos, acercamiento y compadecimiento de los personajes principales, y mucho CGI (imagen generada por ordenador).

La bella banda sonora a cargo del alemán Hans Zimmerman también ayuda mucho a elever este film al status de épico, con grandes pasajes sonoros que pueden recordar a “2001: Odisea en el Espacio”, o piezas atmosféricas que unidas a las increíbles tomas de los planetas que rodean nuestro sistema solar, y las diferentes galaxias a su alrededor, crean un híbrido audiovisual único (y digno de ir a ver-escuchar en el cine). Si has visto algo de Nolan anteriormente sabrás que los giros  en la trama son algo imprescindible en su cine…eso y el hecho de que le gusta meterse con lo que pensamos establecido y resulta que es totalmente diferente.

interstellar¿Es tan raro pensar en un futuro no muy lejano, semi-apocalíptico, donde la la especie humana se vea amenazada por su propio hogar? ¿Dónde el avance tecnológico y espacial se vea reducido a estar en las sombras debido al despilfarro del pasado? ¿Dónde la ignorancia sea una bendición? No lo creo, esto sigue siendo ficción pero se siente una realidad cada vez mas palpable a largo plazo. Grandes close-ups, teorías científicas muy ambiguas y aun por demostrarse con pruebas, la fotografía deliciosa de Hoyte van Hoytema, y el interminable duelo entre el ego/arrogancia y las buenas intenciones de los seres humanos son solo algunas de las herramientas que usa el director para engancharnos de principio a fin (en casi tres horas de film).

Cuestionar la fe, la existencia de Dios, el significado del amor, el paso relativo del tiempo, nuestras decisiones en situaciones límite, el futuro de nuestra descendencia, o la posibilidad de vida mas allá de nuestro planeta son pequeñas piezas que componen el puzzle de “Interstellar”, en una pelicula a priori científica pero que también da algo de sitio a lo sobrenatural. No, no es perfecta…pero la perfección puede aburrir. No será un clásico ni el tiempo le dará su sitio, pero es épica y consigue su fin: llenar salas y dejarnos pensando en los grandes temas filosóficos que trata. Seguro que mas de uno la volverá a ver, ya sabiendo como acaba, para ver si descubre pistas. Ojo, ni siquiera he mencionado el hermoso poema de Dylan Thomas con el que arranca el film, ni la gran actuación de Matthew McConaughey…

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.