Director: David Lynch

¿Aterrado por ser padre? ¿Por tener sexo con tu pareja? ¿Deseando querer morir y encontrar un “cielo donde todo está bien”? Pues éste film con bebés deformados, cánticos terroríficos, suspenso y malos viajes al mundo de los sueños es para ti.

Éste film de Lynch, cuando aun se encontraba estudiando cine en el American Film Institute, es llamado a día de hoy uno de los mejores films de la carrera del director. ¿Por qué? Simple: por su intensidad. Es una delicia en blanco y negro que transmuta las pesadillas en imágenes, metiéndose con el miedo masculino al sexo, la paternidad, y la vida misma.

eraserheadTrata de retratar los 70´s de la sociedad americana, rindiendo tributo en cuanto a puesta en escena al cine alemán pre-nazismo y al film noir, dándole un toque grotesco de gore y terror en lo que ya es llamado a ser un clásico del cine (y la película favorita de Stanley Kubrick).

¿Cómo lo consigue Lynch? Entregando imágenes bastante chocantes, sumergiéndose en un mundo totalmente bizarro y solo comprensible para si mismo, y por sobre todo porque en ésta etapa tan temprana de su carrera tenía el control total sobre su trabajo: guión, edición, grabación, banda sonora, etc.

Es impresionante como de algo tan cotidiano como es la relación de pareja con alguien, o la paternidad, se puede crear una trama psicológica con trasfondo de horror, que a pesar de contar con alucinaciones guionísticas hace que gracias a un casting perfectamente seleccionado y unos efectos visuales convincentes nos pongamos delante de algo que cautiva, y que a pesar de su nivel de violencia no podemos dejar de mirar.

Jack Nance, que intepreta el papel principal en el film (el de padre) apareció consecuentemente en todos los films de Lynch (excepto en “The Elephant Man”), lo cual da una pista sobre la estrella relación artística entre ambos. Aun en su film debut ya se pueden ver trazos de ese Lynch que luego nos cautivaría con “Twin Peaks” o “Mulholland Drive”, y es que aquí tampoco explica nada sino simplemente desarrolla una historia que para muchos nos podría tener ni pies ni cabeza. ¿Aterrado por ser padre? ¿Por tener sexo con tu pareja? ¿Deseando querer morir y encontrar un “cielo donde todo está bien”? Pues éste film con bebés deformados, cánticos terroríficos, suspenso y malos viajes al mundo de los sueños es para ti.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.