Por Nekrokosmos

Director: Richard Linklater

Quizás el aspecto mas superficial (y el principal reclamo) de “Boyhood” es el hecho de que su director haya tardado 12 años en terminar la película ¿Por qué? Porque quería reflejar de manera natural el crecimiento de su actor principal Mason (genialmente interpretado por Ellar Coltrane). Pero si pensamos que eso es lo mas importante del film, quizás uno de los mejores de su género en este 2014, estamos muy equivocados.

“Boyhood” al igual que la vida misma, se compone de los pequeños detalles, y en éste caso de los muy muy pequeñitos. Si, el film cuenta con grandes actores como Ethan Hawke o Patricia Arquette realizando enormes papeles (padre bohemio y poco responsable, y madre soltera luchadora), pero lo que enriquece realmente a ésta película es la capacidad de reflejar con tanta naturalidad aspectos de la vida misma con las que tu, yo, y muchos de los que están leyendo esto ahora mismo se pueden sentir identificados.

boyhoodSin restricción de tiempo, Linklater no ha necesitado de maquillaje para envejecer o rejuvenecer a sus actores (incluida su hija Lorelei, que interpreta a la hermana de Mason), y ha sabido utilizar de espejo a la perfección estos 12 años de cambios tanto en la sociedad norteamericana como en el mundo (avances ttecnológicos, guerras, política, música, tendencias) haciendo que nos pudiésemos ver a nosotros mismos en estos 166 minutos.

Si, puede que haya escenas que no parezcan muy pulidas, o lineas mas que borrosas, pero todo parece mezclarse de manera agradable tras el paraguas de realidad de Linklater, por la vida es asi: torpe, improvisada y brusca. También es gracioso pensar que hay eventos que ni el propio Linklater ha podido controlar en estos 12 años de filmación: la fiebre de Harry Potter, los veteranos de la guerra de Irak y sus problemas, las elecciones de Obama.

Ojo también con una cuidada y sutil banda sonora donde muchos reconocerán canciones de Blink 182, Coldplay, The Hives, The Flaming Lips, Vampire Weekend, Wilco, Foo Fighters, Pink Floyd, Kings Of Leon, Bob Dylan, Arcade Fire, Gotye o Yo La Tengo…no está mal ¿no? Tampoco ese guiño a la cultura emo en la parte adolescente de Mason, toda una delicia.

La belleza y también lo triste de este film es que termina justo en otro comienzo, cuando Mason cumple 18 años y va a la universidad. La llegada de la madurez, la primera ruptura seria de una relación amorosa, abandonar el nido, nuevas experiencias…y decimos que triste porque queremos seguir viendo otros 12 años mas de “Boyhood”. Totalmente recomendable.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.