Por Nekrokosmos

Director: Mario Bava

Antes de Black Sabbath, el director italiano dirigió su primer film en solitario titulado “Black Sunday”, que automaticamente se convirtió en un éxito de taquilla para los amantes del género, y lo convirtió en uno de los directores mas solicitados por su versatilidad. Black Sabbath, unos años después, intentó aprovechar el éxito de su anterior film, aunque se traten de peliculas totalmente diferentes.

blEl film que nos atañe es una antología, siendo solo una de sus tres piezas (titulada “The Wurdalak” y que trata sobre una maldición zombie que se contagia de persona a persona en un poblado ruso del siglo 19) similar a Black Sunday. Las otras dos piezas son “The Drop Of Water”, en la que Jacqueline Pierreux interpreta a una enfermera que adquiere poderes sobrenaturales luego de robarle un anilo a un cadáver; y “The Telephone”, donde Michèle Mercier es una prostituta que cree que está siendo acosada por su ex-chulo cuando en realidad recibe llamadas desde el mas allá. Los tres films, unidos en una sola pieza, varían en contenido y estilo, aunque están unidas por el trabajo de color de Ubaldo Terzano y por una simple idea: el ver que pasa cuando lo miedos paranoicos se convierten en realidades brutales.

El sentimiento oscuro de lo inevitable llena el ambiente de Black Sabbath, y en sus tres historias hay giros inesperados. Bava mantiene vivo el diálogo en el film, y explota todos los elementos posibles, desde mujeres vistosas hasta heridas muy sangrantes, o caras fantasmagóricas. Aunque considero que lo que mas atrapa de Black Sabbath es ese ambiente de maldición, de que no hay escapatoria, de que el final es inevitable y de la peor manera posible. El fatalismo inunda este film, con una introducción a cargo de Boris Karloff que no tiene precio.

Bava pasó tiempos difíciles en los 70´s y finalmente falleció en los 80´s, mientras que sus imitadores triunfaban. El director italiano vio varios de sus films incompletos quedarse sin edición, muchos sin lanzarse o con insuficiente presupuesto para encontrar sitio en el mercado, otra de las historias injustas de la industria del cine.

Black Sabbath, o “Las Tres Caras del Miedo” (nombre que recibe de la traducción literal del italiano I TRE VOLTI DELLA PAURA) va desde piezas del periodo gótico al thriller contemporáneo para su época. Mucho de su talento reside en ver el estilismo visual y las estrategias para crear un mundo excéntrico y artificial que puede cautivar hasta al público mas casual. Con solo una pieza alcanzas el nivel crítico de terror absoluto para impactar y convencer a todo un mercado.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.