popup<

Texto y Fotos: Mariano Bacigaluppi Beguiristain
Vídeos: Youtube

Y el tan ansiado día llegó… Ver a la mayor banda de Metal que Argentina ha dado siempre es un auténtico placer, y ya cuento con una decena de conciertos en mi haber, pero esta vez la satisfacción era doble ya que por primera vez Walter Giardino TEMPLE realizaba una gira fuera de las fronteras del país que le vio nacer y si a eso le sumamos que el chileno Ronnie Romero (actual cantante de RAINBOW) al micrófono, la expectación mezclada con ansiedad llega hasta límites insospechados.

La noche se presentaba bastante fría para los que estábamos haciendo la cola para entrar en la mítica Riviera madrileña, sobre las 19.00hs se abrieron las puertas y casi una hora después la banda saltó al escenario. Además del virtuoso de las seis cuerdas y el vocalista antes mencionados, la formación se completaba con dos actuales RATA BLANCA, Fernando Scarcella a la batería y Pablo Motyczak al bajo y un ex-RATA BLANCA Javier Retamozo a los teclados. CORTE PORTEÑO fue lo primero en sonar y los asistentes comenzamos a alucinar desde el segundo número uno… La voz de Ronnie Romero calza tan perfectamente con la banda y con los solos interplanetarios de Walter Giardino… Sólo espero que, como han dejado entrever, unan fuerzas y editen un segundo disco.

Seguidamente continuaron con otra canción propia y fue la buenísima SOBRE LA RAYA con un Romero excepcional…. A lo largo de toda la noche realizarían varias versiones y la primera de ellas en caer sería MISTREATED de DEEP PURPLE. Volverían a la senda de canciones propias con la rockerísima HÉROE DE LA ETERNIDAD dónde la comunión guitarrista/vocalista fue realmente asombrosa. A posteriori sonó la contundente CACERÍA, una de mis favoritas de la banda, con un Fernando Scarcella a la batería realmente imponente y fantástico.

Proseguirían su andadura con nuevos covers, en primera medida sería LADY DOUBLE DEALER, donde los teclados de Javier Retamozo brillaron eternamente y después interpretaron la mítica y emocionante STREET OF DREAMS. También habría tiempo para algo de WHITESNAKE y vino de la mano de CRYING IN THE RAIN con un gran trabajo del cantante afincado en Madrid. Por suerte habría momento para dos nuevas canciones de TEMPLE con AZUL Y NEGRO y la tremenda ALQUIMIA. El final estaba cerca y éste sería ocupado íntegramente por versiones… NEON KNIGHTS y SPEED KING y el adiós definitivo nos lo regaló la hímnica BURN.

¿Qué decir? Fue un concierto que quedará en la memoria y en las retinas y, espero enormemente, que sea el primero de muchos.

Media hora, aproximadamente, hubo de tregua entre ambas bandas pero el escenario se llenó con la aparición de ese pequeño gigante que es Adrián Barilari. El puntapié inicial fue dado por la ganchera LOS CHICOS QUIEREN ROCK que era lo que todos los presentes queríamos y esperábamos. Dispararon, sin mediar respiro alguno, con la clásica SOLO PARA AMARTE que fue absolutamente festejada por todos. LA OTRA CARA DE LA MONEDA y EL JUGADOR también fueron otras de las que sonaron para dejarle paso a la que para mí fue una de las mejores canciones de la noche: EL SUEÑO DE LA GITANA fue sencillamente indescriptible y totalmente disfrutable cada uno de sus perfectos momentos. ROCK AND ROLL HOTEL agitó a los presentes y allanó el camino para AÚN ESTÁS EN MIS SUEÑOS, donde el maravilloso vocalista Adrián Barilari pidió antes la colaboración del público antes de comenzar.

LA LLAVE DE LA PUERTA SECRETA fue otra de las que hicieron acto de presencia y fue realmente formidable volver a escuchar después de tanto tiempo AGORD, LA BRUJA y sensacional fue el momento vivido desde los arpegios que dan comienzo a EL REINO OLVIDADO. MUJER AMANTE como siempre fue infaltable y coreada de principio a fin por todos en la sala y para la siguiente, que fue la añeja CHICO CALLEJERO, hubo un invitado arriba del escenario y fue el mismísimo hijo de Walter Giardino, Christian, que se adueñó de la batería y del doble bombo e hizo un desempeño magnífico.

No quedaría tiempo para mucho y junto al recuerdo del tristemente fallecido ex-bajista de la banda, Guillermo Sánchez, decidieron dedicarle una de sus canciones favoritas, la perfecta GUERRERO DEL ARCO IRIS donde todos los espectadores nos volvimos auténticamente locos, al borde del delirio, y con un pogo central de gran intensidad.  ¿El Final? El que todos esperábamos… LA LEYENDA DEL HADA Y EL MAGO fue auténticamente poderosa e insuperable, como siempre lo suele ser, y el mejor de los finales jamás soñados.

 

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.