Texto: Cristina P.G.
Fotos: Laura Ruiz

El pasado 30 de abril tuvimos el placer de asistir al fiestón que se venía montando Toundra hace varios meses junto a Alcest, Jardín de la Croix y Viva Belgrado en la Barclaycard Center de Madrid.

Puedes ver todas las fotos aquí

Nos acercamos a la sala una hora antes de la acordada y ya había más de 20 personas esperando con impaciencia la apertura de puertas, que se dio a las 19.00 horas tal y como estaba avisado; y es que algo a destacar en todo el evento es la puntualidad impecable que siguió, de principio a fin.

Viva BelgradoUna vez dentro del palacio de los deportes la espera fue corta hasta que los cordobeses Viva Belgrado iniciaban la velada a eso de las 19.30 con su tema Báltica, seguido de De Carne y Flor, Madreselva Höstsonaten, tal y como comienza su LP “Flores, Carne”, sin pausa entre temas y con un sonido potente. En todo momento los fans más aférrimos que se encontraban entre el público cantaban al unísono, hasta que pudimos escuchar dos temas nuevos que aún no han publicado oficialmente los cordobeses. Después de dejarnos este par de joyas continuaron la línea de su “Flores, Carne”, con temas como La Reina Pálida, Archipiélagos Osario, para finalmente terminar poniendo la guinda del pastel: su tema El Gran Danés, ya casi mítico, publicado en su EP “El Invierno”.

Jardin de la CroixA continuación, a eso de las 20.20, llegaba el turno de Jardín de la Croix con su tema Colorado Springs. Para ser el primer grupo instrumental de la noche, el público andaba bastante animado; y es que el math-rock de los madrileños no es para menos. Después de esta apertura, interpretaron Man Made Lightning, tema también incluido en su último EP “187 Steps to cross the Universe”. A continuación pudimos escuchar dos nuevos temas aún desconocidos (como Viva Belgrado, sorprendiéndonos a más de un@ con estas novedades). Finalmente, pudimos escuchar un fragmento de Talking With Planets, el último tema de “187 Steps to cross the Universe”.

AlcestPara seguir la velada, sobre las 21.15 aparecían los franceses Alcest sobre el escenario, siendo el primer y único grupo internacional que tocaba esa noche. Se podía entender que gran parte del público se emocionara al verles, ya que no pasaban por nuestro país desde el pasado año 2014. Comenzaron interpretando su tema Les Iris, seguido de Autre Temps. A continuación pudimos escuchar Ecailles de Lune Pt. 1 Percées de Lumière, ambos temas incluidos en su álbum “Ecailles de Lune”. La gente no paraba incluso de tararear los riffs a pesar de que los temas escogidos no eran demasiado animados y a mí, personalmente, se me hizo algo larga su actuación a pesar de que me gustaran (y es que eso de llevar más de 3 horas de pie sin parar acaba machacando a cualquiera). A continuación su setlist seguía con L’Evil des MusesSouvenirs D’un Autre MondeLà Où Naissent Les Couleurs Nouvelles y, para terminar, interpretaron Délivrance dejando al público pidiendo más, aunque la puntualidad del evento no permitía un bis. Lo cierto es que hicieron un setlist muy variado con temas de todos sus trabajos, incluso del más reciente “Shelter”, publicado en 2014.

ToundraFinalmente, llegaban los preparativos de Toundra. Se oía comentar a la gente que estaba cansada, pero eso no pareció importarle a nadie cuando pudimos ver que los madrileños salían a preparar el equipo y la orquesta comenzaba a afinar. Comenzaron su actuación introducidos por la orquesta que les acompañaba, dando apertura a su tema Ara Caeli. Después de éste pudimos escuchar KitsuneMarteStrelkaZanzíbar y una serie de temas recorriendo casi toda la discografía de los madrileños, desde su “(II)” hasta el más reciente “IV”. Para finalizar el setlist interpretaron su tema Bizancio, acompañado después de Magreb y Cielo Negro como bis debido a los vítores del público, que pedían más como si acabara de empezar la noche. Cabe destacar que el público no paró de alabar a Toundra desde el minuto 1, dejando claro quiénes iban a ser los protagonistas de la noche, con un sonido único gracias a la orquesta que en esta ocasión acompañaba tan maravillosamente el sonido ya mágico de los madrileños.

A pesar de que la noche fuera de 10, cabe recalcar lo que siempre sucede en salas tan grandes: la acústica a veces sonaba empastada y más cuando mayor era la proximidad al escenario. En grupos como Viva Belgrado o los mismos Toundra no se podía evitar el solape de ambas guitarras, dando lugar a un sonido un poco sucio aunque comprensible; aun así, no podemos quejarnos de esa magnífica noche y sólo podemos esperar que vuelva a darse un evento igual.

Viva Belgrado

Jardin de la Croix

Jardin de la Croix

Alcest

header brush goetiamedia

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK