Texto: Carlos Fernández Romo
Fotos: Iria Lage

Hace un par de sábados tuve la oportunidad de hacer algo que me hubiera vuelto loco con 13 años: ver a Three Days Grace en directo. Si ya les había perdido la pista en la época del “Life Starts Now”, con la salida de Adam Gontier en 2013 los di por muertos, pero ante la oportunidad que quitarme la espirita de verlos en directo no podía decir que no, así que me acerqué al Palacio de Vistalegre para ver qué me deparaban estos nuevos Three Days Grace.

Three Days Grace + MegaraLa tarde no empezaba nada bien ya que llegué a la abarrotada Sala San Miguel (se ve que al contrario de lo que yo pensaba, siguen teniendo mucho tirón) justo al comienzo de “Human Race”, perdiéndome los cinco primeros temas (entre los que se encontraba “Pain”). Por suerte esa mala sensación duró poco, ya que sonaban sorprendentemente bien, y más contando con que nunca he visto un concierto con buen sonido en esa sala.

Ya con un poco de mejor humor pudimos ver cómo tocaban un set repleto de temas de su nuevo disco (hasta siete de ellos fueron sacados de “Human”) que se intercalaban con otros más antiguos como “Home” o unos sorprendentes solos de piano y batería. Y digo sorprendentes no por la calidad de ellos, sino porque hoy en día no es muy habitual verlos, aunque es cierto que en una banda de rock alternativo americano (por muy canadienses que sean) extraña un poco menos. Así como tampoco fue extraño ver a su cantante Matt Walst (hermano del bajista Brad Walst y también miembro de My Darkest Hour) pedir al público que corearan el nombre del grupo, cual banda de estadios, hecho que a mí no me acabó de convencer, ya que si bien el público respondió y acabaron coreándolo por sí solos, cuando es el propio grupo el que lo pide queda un poco desmerecido.

Tras el batallón de temas de “Human Race” llegábamos a los instantes finales del concierto, en los que no renunciaron a sus raíces e hicieron las delicias del público con varios de sus temas más conocidos como “The Good Life”, “I Hate Everything About You”, “Never Too Late” y “Animal I Have Become”, tras los que abandonaron el escenario para el bis de rigor. Ya de vuelta en el escenario, nos brindaron un bis de dos temas que comenzó decepcionantemente con “The Real You” (no porque sea mal tema o estuviera mal interpretada, simplemente no era el momento), pero acabó por todo lo alto con “Riot”.

Three Days Grace + MegaraTras ello abandoné la sala con una muy buena sensación y con el niño de trece años que llevaba dentro más que feliz. No fue un concierto de los que se recordarán durante mucho tiempo, pero si fue una hora y cuarto de lo más divertida. Para resumir el concierto podríamos decir que vimos un show de arena rock en una sala, con una banda precisa como un reloj suizo, unas voces que se combinaban a la perfección (y no, yo al menos no eché para nada de menos a Adam) y un público entregado al 100%. Lo único que bajó el nivel del show fue que se abusaran de las backing tracks hasta el nivel de que Barry Stock solo tocase power chords en la mayoría de las canciones, incomprensible en una banda de este tamaño y rodaje. En definitiva, una buena tarde, un público que salió muy contento y una espinita menos en el cuerpo, que es de lo que se trata. Tampoco podemos pedir mucho más.

Setlist

I am machine
Just like you
Chalk outline
Pain
Break
Human Race
Home
Drum Solo
Painkiller
Fallen Angel
The good life
I hate everything about you
Never too late
So what
Animal I have become
The real you
Riot

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS AQUÍ:

THREE DAYS GRACE EN MADRID

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.