popup<

Texto: Jose A. Garcia
Fotos: Inmaculada Garcia

Un grupo de músicos y artistas menorquines se unen un buen día y deciden rendir tributo a una de las bandas de rock más grandes de la historia. Un propósito de altas miras, teniendo en cuenta el estatus de banda mítica que tienen Pink Floyd… Y que por primera vez se acercan a Andalucía a mostrar su tributo a las ciudades de Sevilla, Granada y Málaga. Pues bien, anoche pudimos comprobar que van por muy buen camino.

Casi quince personas implicadas en recrear los geniales temas de los ingleses durante casi dos horas y media, haciendo hincapié en el que es posiblemente el disco más aclamado de Pink Floyd, el Dark Side Of The Moon, aprovechando que se cumplen cuatro décadas desde su publicación, con una interpretación íntegra del mismo que nos dejó fascinados. Shanti Gordi, teclista y cantante, es quién lleva el peso de la voz durante la interpretación de esta primera parte del concierto, muy bien arropado por el resto de componentes de la banda, y por las coristas, Eva Pons y Clara Gorrías, que hacen un trabajo fantástico, especial mención al tema The Great Gig In The Sky, que puso la piel de gallina.

Como todos sabemos, Pink Floyd siempre puso una gran atención a la imagen, como gran complemento a la música y las letras, por eso aquí las proyecciones mostradas en el clásico círculo que queda de fondo en el escenario es algo que no queda al azar. No dejan de sucederse imágenes de los videos de la banda y las imágenes que proyectaban ellos en sus directos. Y todo ello, junto a las luces y ambientaciones, crean la atmósfera perfecta para disfrutar de esta sarta de clasicazos. Time, Money, Us And Them, Brain Damage… ¡Casi nada!

Y por si fuera poco, una vez concluida la primera parte del show tocó dar un repaso a algunos de las cimas de la música rock mundial, Shine On You Crazy Diamonds, Dogs, Echoes …. Una muestra de gratitud al legado de los Floyd, un agradecimiento continuo y un recordatorio, como remarcó Shanti, en uno de sus discursos, para los miembros que ya no estaban aquí, Syd Barrett y Richard Wrigh. Y es que cuando los tributos se hacen desde la pasión y el respeto, saben de esta forma, de fans para fans.

¡Y cómo no!, un imprescindible, se marcaron una fantástica versión de la siempre emotiva de Wish You Were Here, donde el público colaboró sobradamente en las labores vocales. Al igual que todos cantamos lo que pudimos en el homenaje a The Wall que fueron In The Flesh?, The Happiest Days Of Our Lives y la segunda parte de Another Brick In The Wall. Aquí fue Pedro Sánchez quién se salió totalmente con su interpretación, poniéndole muchísimas ganas y animando al público a bailar y cantar, fantástico.

]Y como en algún momento hay que parar de tocar y poner un punto final a la actuación, pues mejor hacerlo a lo grande. Ese final con Confortably Numb, donde Simó Bosch y Pedro Sánchez comparten EL SOLO, simplemente hace que merezca la pena la entrada. Realmente somos afortunados de que haya bandas que pongan sobre un escenario esta música, estos sentimientos, esta cultura popular, para disfrute de todos los fans de Pink Floyd, que seguramente nunca podamos disfrutar de los originales. Seguro que los volveremos a ver pronto por Andalucía, los estaremos esperando.

Puedes ver todas las fotos:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.529500890458689.1073741878.131119246963524&type=3

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.