Artista: TheOcean + Shining + TidesfromNebula + Hacride
Sala: Apolo 2 (Barcelona)
Fecha: 5 de noviembre 2013
Texto: Bárbara Teruggi
Fotos:NaD
Promotor: Madness Live! Prods.

La sala Apolo 2, de Barcelona, es una sala que está empezando a ser considerada una de las más respetables por su sonido bastante óptimo, logrando caras de tranquilidad al enterarse la gente de que un concierto se celebra allí. Dicho esto, queda por sentado que el sonido de esta velada de la que voy a hablar ha sido bastante bueno, rozando lo impecable.

La tarde empezó un poco accidentada debido a un malentendido en el horario, lo cual fue en detrimento de Hacride, a los cuales solo pudimos ver durante unos 15 minutos. Fue una pena porque los franceses venían pisando fuerte y se lo dejaron todo a pesar del escaso público que tuvo la suerte de poder disfrutar de su actuación. La verdad es que Francia últimamente está entregando bandas acojonantemente buenas (y esta frase ya se me queda obsoleta porque ya es algo que se ha consolidado, y que dista de ser una mera racha de suerte). Disfrutamos de su buena dosis de death progresivo bastante técnico (sin resultar para nada cansino, sino más bien dinámico), perfectamente ejecutado, con una presencia muy robusta en el escenario, a pesar de ser un cuarteto con una sola guitarra, ni falta que les hacía otra.

Pero destacar por encima de todo la voz de su “nuevo” cantante LuisRoux, quien entrara a la formación en 2012, fue el vocalista en mejor forma de toda la noche, sin afonías ni desgastes de por medio, lo cual hizo que el tiempo de setlist de Hacride fuera 100% calidad.

A continuación, escalando en el cartel, contamos con la presencia de los polacos Tides from Nebula, una formación relativamente joven, la cual englobaría en el grupo de bandas de post rock ambientales al estilo de God is an Astronaut o Explosions in the Sky. Una banda que dentro del género del rock instrumental se tira mucho a la onda del Space Rock, como sus equivalentes mentadas anteriormente.

Normalmente no me gusta mucho atribuir etiquetas pero, si es el modo en que más o menos os podáis hacer una idea, ahí lo tenéis. Bastante ambiental, sin demasiada complicación en la parte rítmica, lo cual lo diferencia de sus compañeros de género como Russian Circles o Long Distance Calling, que hacen mucho más incapié en las estructuras de bajo y batería, si bien comparten el aire atmosférico. El caso de Tides from Nebula y sus congéneres, refuerza más la parte melódica con las guitarras y los teclados (aunque esta vuelta venían los samplers pinchados ya que Maciej Karbowski se decantó por utilizar solo la guitarra en el directo).El setlist bastante correcto, y acabó por todo lo alto.

Personalmente y como oyente motivada más por la corriente más rítmica de este género (RussianCircles, LDC, etc), hubo algún momento en que se me hizo un poco repetitiva la música, y quizás, por orden de progresión de intensidades habría invertido el orden entre Hacride y Tides from Nebula, pero esto ya es a mi gusto personal y porque soy una maniática del orden.

Hasta aquí, las impresiones de la gente con la que fui comentando el desarrollo de la velada hasta el momento, habían sido bastante parejas y predecibles, ambas bandas habían gustado, a algunos una más que otra y viceversa pero nada fuera de lo normal. Lo divertido llegó con la siguiente banda en el cartel a la que esperábamos, unos cuantos, con ansias caninas, y otros tantos se desvirgaban, incluso en el hecho de ser la primera vez en su vida que oían hablar de ellos.

Mi frase dirigida a quienes me comentaban que sentían curiosidad de saber cómo eran Shining y como sonaban fue simplemente “cualquier cosa que te imagines no será”. Y con esta picarezca que me fui a tomar sitio para poder verlos en lo que sería mi primer directo, ya que yo solo los había escuchado en casa desde el 2005 pero jamás los había visto en persona. Mis expectativas por el techo pero, ¿sin presiones, eh?

Yo creo que realmente fueron el factor sorpresa de la noche, porque son una banda extremadamente distinta en la escena de hoy en día, quizás sea, más que por sus obvias raíces Jazzeras mezcladas con una impresionante dosis de AvantGarde, por la demencial habilidad de Jørgen Munkeby, el cual se comunicaba, más que a través de su voz, la cual estaba un poco perjudicada, a través de su saxo tenor. IM-PRE-SIO-NAN-TE.

No hay más que decir, por supuesto que este elemento, sobre todo, provocó opiniones variadas, aunque yo diría que, salvando algunas personas a las que no les gustó mucho la fórmula, a otros los volvió completamente locos en el buen sentido, llevándose desde luego una sorpresa y confirmándome que, en efecto, todo lo que se habían pensado que era, no fue.

Casi ni me importó que vocalmente fallara un poco, de hecho es comprensible teniendo en cuenta que las giras pasan factura (me estoy ablandando!!!), pero es que cuando entra en juego todo el trabajo instrumental tan perfecto, compensa con creces dicho handicap. Quizás el único punto negativo que mencionaría sería que no tocaron lo que para mí es un buque insignia de la banda “In the Kingdom of Kitsch You Will be a Monster”, de su álbum Grindstone.

Es una pena, pero espero que no sea la última vez que se pasen por aquí y que decidan incluirla en futuros setlist, ya que fue una de las canciones que me enganchó por completo al sonido de Shining. Por supuesto tocaron temas de su nuevo álbum One, One, One, como su single “I won’tForget” y de su anterior LP Blackjazz como la gran “Fisheye”.

Finalmente llegó el turno para The Ocean, que esta vez venían por primera vez como cabezas de cartel a Barcelona. Fue un concierto, desafortunadamente, marcado por la reciente noticia de que Jona Nido y Luc Hess abandonarían la formación una vez finalizada esta gira europea. Lo cual conmocionó bastante a los fans de la banda a lo largo y ancho del globo (que no son pocos y que han ido creciendo sobre todo con esta última formación).

Desde mi perspectiva, aunque sabiendo la noticia lo que hizo que el sabor fuera bastante agridulce de entrada, noté una atmósfera si cabe un poco menos tensa que la que hubo en mayo en Berlín, con su concierto de presentación del recién parido por aquel entonces Pelagial.

Evocando aquel concierto, la tensión entre los miembros se podía cortar con un cuchillo, evidentemente lo que estábamos viviendo los asistentes a aquella velada eran los días previos a la decisión final de Luc y Jona de dejar la banda, lo cual dio como resultado un concierto desabrido, falto de ensayos y frío, muy frío.

Esta vez en cambio fue un poco más disfrutable, las canciones de Pelagial estaban considerablemente más rodadas y por tanto sonaron muchísimo mejor, los chicos estaban un poco más sueltos aunque no hubiese un diálogo visible entre ellos y, evidentemente, estaba bastante clara la barrera que separaba emocionalmente a los integrantes salientes del alma mater de la banda Robin Staps, pero aun así parecía que estuvieran todos más aliviados. Entre los demás, al contrario, había bastante normalidad.

Bien parece que esta parte del concierto pudiera ser algo que no debiera destacarse a ojos de algunos, pero yo creo que fue una pieza bastante clave, porque este tipo de bandas son aquellas que acompañan su música con la actitud en el escenario, siempre ha sido así, recordamos a unos The Ocean que no paraban de moverse, que parecían monos en el escenario y que lo vivían todo al 100% o 200% y hacían que la audiencia se revolviera durante todo el tiempo de setlist.

Esta vez no fue tanto, de hecho la sala no estaba hasta los topes como cabía esperarse, probablemente se debiera a que muchos antiguos fans no aceptaron el cambio de dirección musical de la banda, pero los que estábamos allí ciertamente lo hemos aceptado e incluido y nos parece que es parte inherente de la identidad de la banda, el haber hecho una carrera discográfica rica en variedad, y muy conceptual.

Aunque, de todos modos, yo tengo mis reservas en cuanto a presenciar un concierto que se base prácticamente en un solo disco. Quizás soy más de la fórmula que utilizase Anathema allá por el 2010, cuando vinieron con el We’re Here Because We’re Here y nos regalaron un conciertazo de repaso general a su discografía y luego se dieron el lujo de tocar el LP completo.

Quizás The Ocean deberían haber seguido la misma lógica y, posiblemente sacrificar alguna banda del cartel a cambio, pero considero que tomar esta alternativa habría sido una decisión más correcta y habría atraído a fans de la primera etapa también. No obstante, al menos pudimos disfrutar de un par de versiones semi antiguas al final del setlist en el encore, las cuales eran “Firmament” del Heliocentric, y “Orosirian”” del Precambrian. Claro que esperar que hicieran “The City in the Sea”, al menos, ya era mucho pedir…

Sinceramente, quien me conoce sabe que soy muy cansina con esta banda, y que mi afición por The Ocean roza el frikismo enfermizo pero, en esta ocasión, ya venía con una media decepción de la última vez en Berlín, y la noticia de la marcha de dos miembros más de la banda (recordemos que Louis Jucker también tuvo que irse con anterioridad debido a sus estudios), y esta última representación para la que yo esperaba un poco más de variedad al ser una gira europea, pues … me dejó un poco fría, el concierto me gustó mucho porque Pelagial como álbum me parece buenísimopero, más allá de eso, me esperaba que al ser una gira despedida de dos miembros (porque esa es la realidad) se diversificaran un poco más en el setlist. Y por supuesto, vivo más los conciertos cuando los músicos que están arriba del escenario lo viven también, lo cual no ha sido del todo el caso.

Desde luego si tengo que elegir una actuación de la noche, una banda que se ha ganado el premio gordo en mi memoria, estos han sido sin duda Shining, por setlist, por ejecución, por buena actitud, buena conexión con el público y, sobre todo, por ver las caras de sorpresa de aquellos que se desvirgaban auditivamente con esta banda. He aquí los máximos responsables de la alta puntuación de este concierto.

Puedes ver las fotos aqui:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.541142249294553.1073741884.131119246963524&type=3&uploaded=46

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.