Texto: Xavier Vidal
Fotos: AliveCarlos

Nos visitaba la gira de thrash más interesante del año, con dos de las bandas más importantes de la historia del género. Pero lo hacían con la noticia del desgraciado concierto en Málaga de hacía dos días, del que dio buena cuenta esta página web y, además, en una sala donde a Kreator le sucedió algo parecido. Así pues, la motivación era máxima, pero también había algo de “acojone”.

Por suerte, al lanzar la moneda salió cara, y los asistentes pudieron disfrutar de un show espectacular, de dos muestras impresionantes de dos leyendas vivas del thrash metal. Exodus estuvieron muy bien, pero lo de Testament fue realmente impresionante.

Testament-Exodus en Barcelona Sala Salamandra 24-5-2015Puntualmente a las 21:00 salían a escena los de San Francisco, cuyo primer trabajo, Bonded by blood, es una obra fundacional del thrash metal, y lo hacían con un recuperado Steve “Zetro” Souza, que sin duda le da un toque más “Exodus” que el anterior cantante, Rob Dukes. Con permiso del fallecido Paul Baloff, Zetro es el cantante de Exodus, y esto la gente lo sabe y lo apreció. Lo que no apreció fue la ausencia de Gary Holt, contratado por Slayer y que, de buen seguro, al recibir de estos un talón con más cifras, ha preferido dar prioridad a Araya y King en detrimento de la que realmente es su banda. Con todo, pudimos disfrutar de su sustituto habitual, Kragen Lum. Quizás mucha gente no lo conozca, pero es un tipo que merece todo el reconocimiento del mundo ya que, a riesgo de parecer exagerado, grabó, junto al otro guitarra de Exodus, Lee Altus, el que para mí es el mejor trabajo de thrash metal de los últimos 20 años, el The evolution of chaos de Heathen.

En fin, sin Holt pero con Souza, una de cal y otra de arena, lo cual no empañó una magnífica actuación que, con todo, se hizo algo corta (apenas 50 minutos) y en la que la banda ofreció sus mejores éxitos, aunque quizás se echó de menos algún tema más del ya mencionado Bonded by blood, del que tocaron Piranha, Strike of the beast y el tema título. Un Metal comand o un A lesson in violence no hubieran estado mal. Con todo, el set list fue bueno y variado, desde el Blacklist del Tempo of the damned (2004) hasta temas de su último trabajo, Blood in blood out, pasando por representantes de otros discos estimables y también ya clásicos del thrash, como Fabulous disaster, del que tocaron la famosa y pegadiza “The toxic waltz”, un tema con muchos toques de Antrhax, pero con la excepción del notable Pleasures of the flesh, que no tuvo representación.

Testament-Exodus en Barcelona Sala Salamandra 24-5-2015El sonido fue bueno, como lo acostumbra a ser en Salamandra, la actitud de la banda fue muy correcta, sobre todo por parte de Altus y el batería Tom Hunting, que lo dieron todo, y, lo más importante, la gente disfrutó de cada uno de los temas, con el perceptivo headbanging, los pogos y los mosh, incluyendo un “wall of death” en el tema con el que cerraron, el mencionado Strike of the beast. Así pues, un gran concierto de lo que podrían ser los máximos representantes del thrash más puro, que dejó a la gente muy satisfecha…aunque con ganas de más.

Y este “más” eran lógicamente los cabezas de cartel de Testament. Para muchos, los de Oakland, también en la bahía de San Francisco, merecerían estar en el llamado Big 4. La verdad es que no lo sé, ni me importa. El “problema” de Testament es que llegaron tarde. Publicaron su debut, el enorme, “The legacy”, en 1986, cuando Metallica se consolidaba con su tercer disco, Master of puppets, Slayer sacaba el Reign in blood y Anthrax ya hacía también varios años que corría. Fueron siempre un poco a remolque, y eso a hecho que nunca pudieran dar el salto hasta equipararse a los 4 grandes.

Testament-Exodus en Barcelona Sala Salamandra 24-5-2015Testament son una bandaza y lo son no solo por la capacidad de composición de sus líderes, el cantante Chuck Billy y el guitarra rítmico Eric Peterson, sino porque siempre se han rodeado de músicos enormes. Así pues, la motivación para ver a Testament venía por varios lados. Por un lado, porque hacía mucho que no venían en gira (servidor, de hecho, solo los había visto en festival, concretamente en el Metalway de Gernika en el 2006). La segunda, porque se había anunciado inicialmente que tocarían íntegramente los dos primeros discos, The legacy y The new order…no fue así, finalmente fue más bien una especie de “best of” de toda su discografía, y a decir verdad, casi que mejor, ya que la gente quedó encantada por el repertorio.

Y en tercer lugar, para poder disfrutar de la calidad impresionante de sus músicos: Alex Skolnick, que ya hace años que regresó al grupo, el bajista Steve diGiorgio (increíble verle tocar con un bajo de tres cuerdas sin trastes) y el batería Gene Hoglan, para el cual seguramente este grupo se le quede corto a nivel técnico…y es que el tipo que grabó el Symbolic de Death seguramente se debe aburrir tocando Testament, cuya complejidad técnica en los parches es notablemente inferior. Pero aun así, sobradísimo, fue un placer verlo (a pesar de que tanto con él como con Hunting no hubo plataforma para la batería, lo cual hace que nos perdiéramos detalles de su actuación).

Testament-Exodus en Barcelona Sala Salamandra 24-5-2015El sonido fue espectacular. Todos los instrumentos se oían perfectamente definidos (aunque a veces la guitarra rítmica de Peterson quedaba algo baja). La escenografía también acompañaba (a pesar de lo reducido del escenario….por cierto, la sala se quedó pequeña, creo que deberían haber movido el show a Razz 2, con una capacidad ligeramente superior) y el juego de luces fue muy bueno (y superior al de Exodus, algo escaso en este sentido…y es que se notaba quiénes eran los cabezas).

La gente se volcó con ellos en un set list que, no por previsible, fue menos atractivo. Lo dicho, nada de sorpresas aunque hubiera estado bien algún tema poco o nada visto en vivo del The legacy, como por ejemplo Do or die, pero poco más se puede pedir al concierto, que fue de notable alto por no decir excelente.

Abrieron con Over the wall, con el “pero” de tocarlo a una velocidad más lenta que en el disco (el gran Hoglan ahí no estuvo muy acertado al dar la entrada), el temazo que abre su primer disco y que contiene uno de los mejores solos del thrash metal, y de ahí uno tras otro fueron atacando con los temas más conocidos y celebrados de su repertorio, algunos de ellos totalmente clásicos del género: Into the pit, Practice what you preach, Souls of black, The new order, The preacher, First strike is deadly (el otro representante de su “The legacy”), Eerie inhabitants…sin olvidar sus dos últimas obras.

Testament-Exodus en Barcelona Sala Salamandra 24-5-2015Del The formation of damnation (2008), un auténtico discazo de thrash lleno de clase y medios tiempos, tocaron More than meets the eye, casi al principio de todo y que sonó como un clásico, y del último disco, “Darks roots of earth”, dos de sus mejores cortes: Native blood y Rise up. El penúltimo tema, 3 days in darkness, del The Gathering (otro trabajo a la altura de sus cinco primeros y clásicos discos) a pesar de ser un tema pesado, no hizo bajar el ritmo de un concierto que se acabó con otro clásico, Disciples of the watch. Pocas pausas y pocos parlamentos en un show de apenas hora y cuarto, con la gente entregada desde el minuto uno y con una gran actitud de toda la banda, especialmente del maestro Alex Skolnick, al que no solo se le vio disfrutar sino que además se le vio muy suelto haciendo coros, algo que diría que antes no hacía con tanta asiduidad.

Así pues, una gran noche dominical de thrash, con dos bandas míticas del género que se dedicaron a tirar de clásicos, lo cual realmente casi todo el mundo agradeció, en una sala algo pequeña para la ocasión pero que brindó un gran sonido. Todo quizás algo corto, pero muy intenso. Diría que la impresión general de la gente fue la de haber podido ver un show de thrash como los de antaño. Sin menos frenetismo encima del escenario que hace 30 años (lógico, los años no pasan en balde), pero compensado, equilibrado y, de algún modo, mejorado, por no solo la calidad de sus músicos sino también por el aura que desprenden. No solo disfrutas de lo que ofrece la música, también hubo una sensación de vivir un momento en cierto modo histórico, al ver a unas bandas clásicas en su ámbito, donde calidad, experiencia y profesionalidad se aprecian tanto como la velocidad y la caña consustancial al género. Es thrash, pero son “señores del thrash”. Se vibró como jóvenes, y se agradeció y apreció como adultos.

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS AQUÍ:

TESTAMENT + EXODUS EN BARCELONA

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.