Texto: Anthoni Grande
Fotos: cedidas por Juan Morillas

El pasado fin de semana fuimos invitados a la final del Band Contest del Resurrection Fest, donde 6 bandas de la península se disputaban el poder formar parte del cartel de la décima edición del festival.

bcTras el sorteo de horarios los primeros en salir a defender su plaza fueron los locales Brothers Till We Die. Esta era una de las ocasiones más importantes hasta la fecha para la formación, lo que se notó con creces en uno de los directos más bestias, violentos y entregados con la gente, quien religiosamente se plantó puntual para mostrar el apoyo a la banda.

Los segundos fueron Tao Te Kin, una banda de stonner con toquecillos blueseros. Contaban, si las fuentes no nos fallan, con un cantante suplente, algo irónico para una batalla de bandas donde ni si quiera muestras esta al completo. Pese que la afluencia de público disminuyó muy notablemente, mantuvieron un directo firme y correcto.

Para finalizar la primera mitad de la noche pudimos presenciar a Borderlands, una formación lusa de metalcore moderno. Fue una pena no poder haberlos disfrutado de la manera que nos gustaría ya que el sonido de la sala dejaba un poco que desear: algún que otro acople, una batería prácticamente apagada e inentendible y los punteos de Hugo Capelo apenas existentes. Sin embargo consiguieron no bajar el nivel, luchando al pie del cañón. Respecto su material solo criticaría una cosa, too much breakdown bruh.

Pasados el ecuador de la noche llegaban Nodriza, quienes contaban con un amplio escuadrón de fans con su merch. No soy asiduo al rapcore/metal y seguramente lo que opine sobre esto sería motivo para apalearme en la plaza del pueblo; pero bueno al César lo que es del César, pese a algún minúsculo fallito, supieron dejar contento al respetable.

bcAhora se subían Blaze Out, la reencarnación de los legendarios Metallica para muchos (pero sin Ulrich, quiero hacer especial hincapié en eso). Se sacaron el miembro dando una lección de soltura, perfectamente empatados y relajados, notándose cuanto disfrutan el directo. Marcaron perfectamente su territorio frente a los depredadores.

Y finalmente cerraban los ourensanos Acid Proyect, quienes pese a que no me atrajeron ni me atraen nada, he de reconocer que tienen un peso y una pegada en cada golpe muy remarcable. Sin embargo, como ya he dicho, no he encontrado nada que me llamase la atención, a excepción de su cantante, quien se dejaba la voz dando todo de sí mismo. Lamentablemente fueron quienes más acoples sufrieron en toda la noche.

Una vez rematadas las actuaciones el jurado valoraría a las bandas y elegiría a 3 como ganadores. Apenas tuvieron 20 escasos minutos para luchar cual gladiador por su honor, todo ha sido muy breve, quizá un tanto escueto, quedándonos con ganas de más. Así pues los ganadores, quienes gozarán de un puesto en el rooster de bandas del Resurrection Fest son: en tercer lugar Blaze Out, en segundo Borderlands y en primero Brothers Till We Die.

Desde aquí congratulamos a todas las bandas por su triunfo, nos vemos en un par de meses, y también a la organización por habernos invitado y haber cuidado tan bien de nosotros con un improvisado catering. También una vez más gracias a Juan Morillas, por habernos cedido sus tremendas fotografías de la velada”.

¡Nos vemos en el pit!

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.