Texto: Lucas Capeluto

El sábado 17 de septiembre, Madrid se vestía de gala para recibir por tercera vez a los fineses Reckless Love quienes volvían a España cási 3 años después de su última visita. Lo hacían para presentar su cuarto album “In Vader”, acompañados de los franceses Blackrain quienes venían con nuevo disco bajo el brazo titulado “Realeased”.

Puntuales a las 20.00 salían los rockeros franceses con “Back In Town”, perteneciente a su último disco y empezaban a contagiar su energía a las primeras filas con su contundente ritmo dentro del set hubo lugar para temas de sus discos anteriores y claro está para el que venían a presentar. De este último sonaron hasta cuatro temas (“Back In Town”, “Mind Control”, “Eat You Alive” y la final “Rock My Funeral”).

reckless2Si hay que ponerle alguna pega a su set no tiene que ver con lo musical si no con la nefasta iluminación que ofreció la sala Caracol para Blackrain (todo lo contrario ocurriría más tarde con Reckless Love), pero en líneas generales fue un muy buen espectáculo y si os gusta el hard rock y derivados os recomiendo que no os perdáis a Blackrain cuando vuelvan a visitarnos.

Un poquito antes de lo previsto salieron Reckless Love, alrededor de las 21:20. La sala explotó de la mano de “Animal Attraction”, un temón perteneciente a su segundo y aclamado disco. Sin respiro se arrancaron con “So Happy I Could Die” que sonó potente y desató aún más a todos los presentes. El rubio Olli Herman dijo que no se encontraba muy bien y a eso se notó en algunas canciones, pero aún así dio lo mejor que pudo en todo el show, acompañado por un Jalle muy activo al bajo , Pepe Reckless impecable a las 6 cuerdas y un Hessu que cumplió a la perfección tras la batería.

Uno tras otro fueron cayendo clásicos de la banda como “Beautiful Bomb”, la muy Bon Jovi  “Born To Break Your Heart”, “On The Radio” o las sensuales “Dance o Hot” (con la que finalizaron el show), todas estas intercaladas con temas de su nuevo disco como “Monster”, “Rock It” , la rockera “We Are The Weekend” o una “Scandiavian Girls” algo más cañera que en disco. En general un gran show de Reckless Love, casi una hora y cuarenta minutos en donde lo dieron todo.

header brush goetiamedia

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.