Texto: Anthoni Grande
Fotos: Iria Lage

Fue un tremendo detalle por su parte dedicar “100%” a Melchor Roel, difunto alcalde de Viveiro, luchador por la juventud y la cultura, quien compartió numerosos momentos con la banda y gracias a él existe el Resurrection Fest, permitiéndonos así a muchos poder disfrutar gran cantidad de grupos que de otra manera sería imposible ver. Finalizaron con “Pride”, cantada en español, donde el gran Hoya dejó el bajo para cantar junto Freddy, el broche final perfecto.

Backtrack @CaracolEl Rebellion Tour pasa por España en su sexta edición y, cómo no, nosotros no podíamos faltar a semejante cita con grandes como Madball, Strife, Backtrack y Rise Of The Northstar de protagonistas; a parte tuvimos el placer de contemplar a dos bandas locales en la fecha madrileña, Brothers Till We Die y Highkick.

Puntualmente a las 18:30 tras la apertura de puertas y que llegase la primera bandada de gente, Brothers Till We Die subía al escenario para iniciar la larga velada que teníamos por delante. Era una fecha muy importante para estos chavales, cosa que se notó bastante; pusieron toda la carne en el asador y dieron todo de ellos mismos, consiguiendo así un potentísimo directo al que nos tienen acostumbrado. Un concierto breve debido a la gran cantidad de bandas que conformaban el roster de la noche, pero no por ello menos intenso. Varias veces pudimos ver a Edu saltar desde el escenario a mezclarse entre el público, así como a Feli y a Ricardo, cantando con la marabunta de gente durante su último tema “No Passion, No Compromise” donde, como de costumbre, el pit se llenaba con los marcados two-step, mientras se sucedían los singalongs, poniendo así fin a su potente directo.

Ahora llegaban Highkick, una formación de Hardcore Metal que ya habíamos tenido oportunidad de presenciar anteriormente aunque esta vez nos sorprendieron, y para bien, menuda potencia. Fueron moviendo a la sala, la cual se iba llenando poco a poco, con potentes breakdowns, hasta que llegó “Vendetta”, la cover de Irate. Qué violencia, el pit volvía a sumirse en un campo de batalla plagado de hostias por doquier; mención especial al técnico de sonido, si no fuese por él tanta fuerza esa noche no sería posible. He de decir también que no he visto nunca un bajista con tanta soltura y presencia. Fieldy, de Korn, se queda corto comparado con él, en cuanto a swag se refiere. En definitiva, un gran show que no hacía más que dejarnos la miel en la miel en los labios, expectantes por lo que estaba a punto de llegar.

Strife @CaracolEra el turno de Backtrack, la apisonadora neoyorkina. En su último paso por nuestro país en el Resurrection Fest 2014, el verano pasado, se quedaron un poco mosqueados, pues las vallas eran un impedimento para ellos, como es lógico, por lo que esta vez, tendríamos la ocasión de verles en sala, y sin vallas; la fiesta estaba a punto de comenzar. Con un potentísimo y enérgico James Vitalo al mando de la formación se daba el pistoletazo de salida a, al menos en mi opinión, lo mejor de la noche, puro hardcore de NYC, muy divertido, con mucho groove y pegada. Imposible quedarse quieto con unos cracks como estos, sobre todo con la llegada de su single “Their Rules”, donde la gente se amontonaba unos sobre otros para alcanzar el micro como si de ello dependiera su vida, empezaban los dives y el pit no cesaba. Un show digno de ser vivido y que no se puede describir con palabras. Añadir que contaban con Nick Jett, de Terror, a la batería; desconocemos la causa de la falta del batería original. Lamentablemente su repertorio fue bastante breve, dejándonos con ganas deseosos de que vuelvan cuanto antes.

Rise Of The Northstar @CaracolA continuación, Rise Of The Northstar, la banda más curiosa y que ha vivido el boom más potente y temprano que se ha visto en mucho tiempo. Hace apenas dos años estaban sacando su EP y ya llevan tiempo recorriéndose el planeta entero, esta vez con leyendas del hardcore. Los que mejor y más potentes sonaron de la noche demostrando como siempre actitud y siguiendo sus propios códigos. La única pega del show fue su setlist (aparte de algún que otro fallito sin importancia), donde la cagaron estrepitosamente, pues aunque hayan sacado el LP hace apenas 3 escasos meses, no es motivo para que solo hubiesen tocado dos temas de su último EP, los cuales iban a caer obligatoriamente. Considero un error no haber tocado temas emblemáticos como “Protect Ya’ Chest” o “Phoenix”, cuando también el LP tiene bastantes temas similares. Espero que con el tiempo, cuando envejezca su reciente disco, vengan encabezando alguna gira y podamos disfrutar de los temas que hicieron posible que muchos los conozcan a día de hoy.

Sobrepasado el ecuador del festival, llegaban Strife y en la sala se mezclaba gente de todas las edades, la vieja y la antigua escuela, qué bonito poder presenciar algo así. Pero dejemos de ponernos ñoños y comentemos lo ocurrido, pues los de Los Ángeles no dejaron títere con cabeza. Protagonizaron un intenso directo de principio a fin, con temas como “Carry The Torch”, “Torn Apart” o “To An End”. La verdad, pensé que no me iban a gustar tanto en directo, pero me equivoqué, me equivoqué muchísimo. Como de costumbre Rick Rodney increíble, poseído y golpeándose la cabeza repetidas veces con el micro, incluso lo pudimos ver entre el público, sorteando patadas voladoras, rugiendo con el micro metido en la boca… un tremendo espectáculo se mire por donde se mire, sin fallos, impecable y bestia, muy muy bestia. En especial destacar “Through and Through” tema bastante antiguo, del One Truth (1994), el cual revolucionó el sonido hardcore de la década, demostrando que siguen tan fuertes y frescos o más que en sus inicios, y su último tema “Blistered”, cuyo break final fue el acabose.

Madball @CaracolLa leyenda viva, los grandes Madball salían con mucha fuerza a liarla con “Set It Off”, su mejor miticada. Un carismático Freddy supo mantener al público constantemente desbocado, con numerosos speechs entre tema y tema tanto en español como en inglés. Durante su hora de actuación pudimos presenciar temas míticos como “Down By Law”, “Infiltrate The System” o “All For Nothing”, así como temás de su último LP, “Doc Marten Stomp” o “DNA”. La sala estaba a reventar, el público entregado cantando desde las primeras filas hasta la puerta de salida, Madball sonaban de muerte, vamos, un bolo de 10, lo que se veía reflejado en la cara de Freddy con una gran sonrisa, daba gusto estar ahí. Fue un tremendo detalle por su parte dedicar “100%” a Melchor Roel, difunto alcalde de Viveiro, luchador por la juventud y la cultura, quien compartió numerosos momentos con la banda y gracias a él existe el Resurrection Fest, permitiéndonos así a muchos poder disfrutar gran cantidad de grupos que de otra manera sería imposible ver. Finalizaron con “Pride”, cantada en español, donde el gran Hoya dejó el bajo para cantar junto Freddy, el broche final perfecto.

Así decimos adiós a la velada más hardcore del año y el mejor concierto del mismo. Un placer poder haber presenciado semejantes bandas y semejante buen rollo. Ahora queda descansar para el próximo y, como siempre,

¡Nos vemos en el pit!

Puedes ver todas las fotos aquí:

REBELLION TOUR 6 – MADRID

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.