Texto: Josè Solano
Fotos: Vic Pro Foto https://www.facebook.com/VicFotoPro

Málaga volvió a ejercer por una noche de capital estatal del Hardcore y con pleno derecho. Las cosas parecen empezar a cambiar (¡por fin!). Os pongo en situación… Un miércoles por la noche, un solo grupo de hardcore (sin teloneros) y no demasiado conocido. Hace menos de un año si se daban estos tres casos a la vez al concierto iban 30 personas. Anoche en Velvet Club se dieron cita en torno a 60 almas para unirse en el sagrado sacramento del pit. Primer concierto con el sello de Málaga HXC de esta temporada y lo empezábamos, como no podía ser de otra forma, de una forma peculiar.

Definamos peculiar. De acuerdo con que la puntualidad española es de sobra conocida por sus carencias. Vamos, que siempre vamos tarde y cuanto más, mejor. Pero esta vez la organización no tuvo nada que ver con el asunto. Peculiar es, sin salirme más del tema, el hecho de que el grupo debiera estar en torno a las 8 de la tarde en el lugar del concierto y llegara dos horas más tarde de la hora prevista. Ni prueba de sonido, ni nada de nada. A saco y con lo puesto. Y vaya cómo sonaba, niño.

reality slapReality Slap iniciaban un tour europeo de más de dos semanas cuya primera parada hacía escala en Málaga. Los cinco chicos de Lisboa llevaban sonando semanas en los móviles, reproductores y demás aparatos electrónicos de muchos de los asistentes al concierto. Y es que a estas alturas casi todos habréis oído su tema más conocido, The Storm, contando con la colaboración de Winston McCall de Parkway Drive. Obviamente Winston no estaba pero eso no supuso un inconveniente, la gente iba con ganas de repartir cera.

¿Qué pasa cuando de sopetón te meten al grupo principal sin teloneros ni nada? Pues lo típico, que el público está frío y necesita tiempo para coger el ritmo. Pues de eso ayer muy, muy poco. A la primera canción los espectadores más estáticos ya sufrían acometidas de los que se pasaron todo el maldito concierto dándose empujones, tortazos, saltando a caballito encima de otros que empujaban (y esto ha pasado de verdad) y otros tantos haciendo el 2step característico del Hardcore.

Desde Face Your Enemy en mayo no teníamos ningún bolo así por aquí (corríjanme si me equivoco) y había muchas ganas de pasarlo bien. La gente respondió ahí abajo, y el grupo en el escenario también lo notó. Los ‘Reality’ enlazaban las canciones, una tras otra sin que casi nos diéramos cuenta, culpa de que la duración de la mayoría no superan los dos minutos. Lo disfrutábamos como enanos, lo que hacía que se nos hiciera corto. Pero si el setlist no dura más de 35 minutos pues se te juntan el hambre y las ganas de comer, con el resultado esperado: te quedas con ganas de más. Pero no hay más.

reality slapTan solo tres temas de su último disco, Neck & Ropes, en el repertorio – Silence, Re-Animator y The Storm. Todo lo demás estaba sacado de su ‘My Brother Evil’ y su EP ‘They Destroyed The World’.

Sobrados de energía, los portugueses se marcaron el tema Attitude, versionando a los legendarios Bad Brains. Llegando casi al final, llegó el momento de la conocida The Storm en la que un servidor se atrevió a subirse al escenario a cantar. Tras un amago de despedida, el grupo tocaría su también conocida Breaking Out. Pero no les íbamos a dejar marchar tan fácilmente, estaba claro. Al menos no sin tocarnos una más. Tras debatirlo entre ellos, y al no disponer de más canciones preparadas en el repertorio decidieron volver a tocar The Storm para dar por concluida la velada. Y por segunda vez, el que escribe y acompañado de otros fans, se hicieron cargo del micrófono mientras Johnny, el vocalista, se iba al pit.

Sin duda alguna, una noche para recordar y de la que todos salimos escaldados y con moretones por todo el cuerpo. Mereció mucho la pena. Málaga es Hardcore y lo será por mucho tiempo más.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.