Texto: Mariano Bacigaluppi

Había muchísima expectación en torno a este concierto, más que nada porque desde Abril del 2008 que la banda no pasaba por España para presentar un disco y en aquel entonces lo hicieron con la gira del “Dark Passion Play”, primer disco con la vocalista sueca Anette Olzon. El recinto elegido fue el monumental Barclaycard Center madrileño (antiguo Palacio de los Deportes) y la afluencia fue masiva y multitudinaria.

Desde un primer momento, se anunció con bombos y platillos la inclusión en el cartel de un VERY SPECIAL GUEST, fue pasando el tiempo y semanas atrás se develó que el artista era la banda local ALQUIMIA. Particularmente pensé y creo que muchos otros también, que la coletilla Very Special sobraba en demasía y sencillamente la banda capitaneada por Alberto Rionda fue un mero telonero que dispusieron de veinte minutos y que con un sonido bastante decadente, tocaron cuatro canciones propias y una versión de AVALANCH, que sin lugar a dudas fue la más festejada de su setlist.

Para decir verdad nunca había escuchado a la banda y, sinceramente, me parecieron una continuación de lo hecho con AVALANCH. Temas rápidos, donde la batería y las partes/solos de guitarra preponderan sobre los demás y obviamente con su punto melódico que es casi una marca registrada del líder de la banda. Canciones como “Vulnerable” o “Sacrificio” tuvieron su aquél pero sin lugar a dudas el triunfo, disparando directamente a la nostalgia, fue “Xana” donde el multitudinario coro de asistentes arropó calurosamente a la banda.

En conclusión, me parecieron más de lo mismo, sin ninguna sorpresa o frescura, ni nada realmente destacable, por lo que entiendo que de motu proprio en el futuro dudo que vuelva a ver a la banda, salvo que ejerza nuevamente de telonera de una banda internacional.

Como estaba anunciado a priori, pasados unos poquísimos minutos después de las 21.00hs las luces del recinto se apagaron, el griterío de hizo ensordecedor y NIGHTWISH se presentó en el escenario y lo hicieron con la canción que abre su último larga duración, el que venían a presentar. “Shudder Before the Beautiful” sonó regular con una batería por encima de todos los demás instrumentos, la voz de la increíble Floor Jansen casi imperceptible y con un barullo generalizado que continuaba prácticamente con el sonido que tuvo la banda telonera. Esto continuó así hasta la tercera o cuarta canción para ser sincero. Seguidamente continuaron con “Yours Is An Empty Hope” donde las orquestaciones, en su mayoría disparadas prevalecieron sobre todo los demás.

Con las primeras cálidas y emocionantes melodías de “Bless The Child” hicieron que mi atención se disparara hacia el escenario y gracias a la magnífica interpretación de la vocalista holandesa los primeros atisbos de emoción reinaron sobre mí. Casi podría asegurar que fue la canción que más me gustó de toda la noche, en donde la frialdad y el cálculo al milímetro parecieron desaparecer del escenario durante seis minutos. A continuación prosiguieron con “Storytime” que sinceramente sonó increíblemente bien gracias a las tareas vocales de Floor dándole ésta un plus de emoción, potencia y exaltación.

Con la aparición de Troy Donockley en el escenario la banda interpretó “My Walden” y “Élan” algo monótonas para mi gusto y repetitivas, en donde la emoción disminuyó en eones. Pero claro, si hablamos de monotonía y pasividad ahí tenemos a “7 Days To The Wolves” y ni siquiera con la interpretación de “The Siren” la cosa mejoró, pese a que la vocalista hiciera gala de su rango vocal de soprano spinto.

Indiferencia y apatía por doquier. Con “The Poet And The Pendulum” pareciera que la energía retornó al escenario y la conjunción de la vocalista neerlandesa y Marco Hietala se potenciaron e iluminaron, al menos por unos instantes, la noche madrileña. Por suerte, esto continuó en “I Want My Tears Back” a la que personalmente considero la mejor canción de la banda desde la ida de Tarja Turunen. Sonó poderosa, contundente y rotunda.

Con el rescate de “Nemo” nuevamente volvieron a captar mi atención y creo que la de muchos otros porque fue de las más coreadas de la noche. Posteriormente la vocalista anunciaría que tocarían una canción realmente antigua y esta no fue otra que la magnífica “Stargazers”. Sensaciones encontradas… Feliz por escucharla después de tanto tiempo y Floor realmente genial en el registro lírico, pero no llegó a emocionarme y creo que la pasividad y la falta de entusiasmo por parte de la banda tuvo bastante que ver al respecto.

Ulteriormente, me costó identificar que “Sleeping Sun” era la siguiente en sonar, pasó tan desapercibida que poca mención se merece sinceramente, pese a ser una de mis canciones favoritas de la historia de la banda. Con “Ghost Love Score” pese a los esfuerzos vocales de Floor Jansen, que fueron sobrehumanos, me pareció una canción literalmente aburrida para tocar en directo donde francamente hice un esfuerzo para centrar mi atención en lo que estaba viendo.

El final se acercaba y “Last Ride of The Day” sería la primera de las elegidas para decir adiós. Sonó con gancho y pegadiza y preparó el terreno para que “The Greatest Show On Earth” fuera la última en sonar. Agradezco eternamente que no se hayan decidido por tocar los veinticuatro minutos que dura la canción en formato CD e hicieran un compilado de un poco más de doce minutos.

Para ser justo, lo primero que debería hacer es una retrospectiva de la review que hice del último disco de la banda que puedes leer aquí. Después de leerla comprobaréis que en el último párrafo hacía mención a lo siguiente: “Vuelvo al comienzo y la decepción sigue en aumento. Me ha parecido un disco, en su suma, sin ninguna clase de inspiración, magia, entusiasmo inclusive, y que parece haber sido compuesto en diez minutos. Sinceramente y, me duele mucho decirlo, creo que la única razón para ver a la banda en directo sería escuchar cuatro o cinco canciones de sus cinco primeros discos cantadas como corresponde”.

Lamentablemente la decepción, después del concierto, se ha maximizado porque la única ilusión que tenía era revivir las canciones que hicieron grande y encumbraron  a la banda, originalmente cantadas por Tarja, pero ni siquiera eso he podido rememorar. Diría que fue una noche agridulce, pero tampoco creo estar seguro de ello, porque el sabor de boca post-concierto es más bien avinagrado… Mucho, muchísimo deberían de cambiar las cosas para que vuelva a ver a la banda en directo porque las decepciones tardan bastante en digerirse.

header brush goetiamedia

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

7 Respuestas

  1. Cristermo

    Sin duda estuvimos en conciertos distintos. No se puede ir a un show con tantos prejuicios y expectativas imposibles de cumplir. Decir que Sleeping Sun pasó desapercibida cuando la mitad de la gente que había por allí apenas podía contener la emoción o que Ghost Love Score es aburrida en directo cuando es el tema favorito de la mayoría de los fans en vivo, especialmente cantado por Floor. El show fue brutal, la banda se entregó y la gente disfrutó a tope, pero no se puede ir a un concierto esperando encontrar a una cantante que hace once años que ya no está. Ah, y The Greatest Show on Earth la tocaron casi entera, unos veinte minutos, solo se dejaron los últimos minutos por razones obvias.

    Responder
    • Mariano Bacigaluppi

      Comentarte, estimado Cristermo, que lo que para ti son prejuicios para mi son impresiones. Además, mencionarte que era la cuarta vez que veía a la banda y otras cuatro veces vi a Floor con After Forever y decirte que sin lugar a dudas fue el peor concierto que vi, si hacemos un conjunto de los ocho antes nombrados, al menos para mi no me gusta este rumbo que ha tomado la banda y, como dije en la crónica, mucho tienen que cambiar para que vuelva a verles en directo.

      Seguidamente, acabo de leer otras crónicas de otros medios ya que siempre suelo hacerlo y curiosamente toman un rumbo muy similar al mío, al igual que los comentarios.

      Y ya por último, para gustos los colores… Nunca lo olvides 😉

      Responder
      • cristermo

        Pues no sé qué crónicas has leído, pero yo no he encontrado ninguna que se acerque a la tuya ni de lejos (en lo negativa). Y en cuanto a los comentarios, el noventa por ciento de los que yo he leído son muy positivos, algunos casi místicos. Pero, vamos, esto pasa siempre con todas las bandas, todo depende de lo que uno espere. En mi caso, a mí sí me gusta el rumbo que ha tomado NW y el último disco me parece de lo mejor que han hecho, por lo que mi punto de partida es distinto al tuyo. Ahora bien si ya vas al concierto diciendo que “la única ilusión que tenías era revivir las canciones que hicieron grande y encumbraron a la banda, originalmente cantadas por Tarja” es lógico que salieras desilusionado. En cualquier caso, es cuestión de gustos y cada cual tiene los suyos, pero hay algunos comentarios tuyos que me dejan atónito. Decir que Ghost Love Score suena aburrida en directo cuando si haces una encuesta entre todos los fans sobre cuál es su canción favorita en directo con Floor sale como la ganadora con gran ventaja, o que digas que había indiferencia y apatía por doquier. Por favor, la apatía estaba dentro de ti y supongo que creaba un campo magnético que te impedía ver la realidad. La gente estuvo entregadísima desde el primer minuto hasta el final. Hasta en las gradas (yo estaba allí) había un entusiasmo brutal que fue creciendo a medida que el show avanzaba.

      • Arnau

        Voy a comentar algo que, muy probablemente el 90% o posiblemente más y todo me vais a matar, pero lo veo necesario:

        Si se tiene menos oído que un zapato normal que se crea que el concierto haya sido la mejor experiencia en vida, incluso de las otras si se cree en reencarnaciones.

        El concierto dejó muchísimo que desear y mira que desde que no levantaba un palmo del suelo ya era mi grupo favorito. Tanto en la review y en la crónica Mariano tiene muchísima razón.
        Pero hablando del concierto… cosas que pasaron y no deberían haber pasado:

        – Floor debería estar mal de la voz o no se oía o a saber, porque para mi sólo defendió correctamente los dos primeros temas, pero a partir de Bless The Child, sufrió lo que no está escrito, no en todos los temas, pero hubo momentos en los que hasta me dolía ver como algunas notas lo intentaba pero no llegaba a darlas. En otros momentos cantando estrofas enteras fuera de tono. (¿En serio soy el único que se dio cuenta?, bueno, el único no, Tuomas se percato bastante tambien…)

        – Marco… ya se que marco en directo desafina, a veces mucho, pero lo que se ponga a cantar, porque sabe que tiene que cantar en ese sitio, pero ni cante la letra, ni melodía, ni ritmo inventándose lo primero que le salga, me parece muy penoso, antes no cantes. Y el problema ya no es que desafine o que se invente la letra, insisto, es que se lo invento todo, ni balbucear una melodía parecida a lo que venia. Que Sharon tiene su mítico “Our Jillian Hour” porque mezcla la letra de ambas canciones muy a menudo, y eso me parece hasta tierno.

        – Tuomas encabronado y de morros medio concierto, por la actuación general que dieron, las miradas que le pegaba a Floor en plan: “¿Que coño haces?” eran devastadoras… Y lo peor es que hacia fallos al no concentrarse, hasta que se centró pasado Stargazers (otro tema destrozado por cierto). Donde justo, curiosamente, subieron toda la instrumentación de volumen excepto la voz de Floor, que quedó enterrada hasta Last Ride Of The Day, que la subieron como 5 o 6 dBs de golpe, una bestialidad, de golpe.

        – La PA. Ahí ya si que me pongo perspicaz. ¿Cómo coño te puede fallar la PA durante casi 20 segundos? Esto es una puta eternidad. Esa noche creo que podrían haber rodado cabezas. (Pero eh, igual que en el Be Prog en Barcelona, aunque allí antes una buena tortura era merecida, porque estuvieron más de un minuto y medio de concierto sin PA)

        – Kai, Emmpu y Troy fueron los que mejor hiceron su actuación esa noche, aunque también tuvieron sus cosas, como Emmpu patillandose el solo de Nemo (entre otros) todo fuera de tono. Dolió. Mucho, la verdad.

        Bueno, en conclusión, que no deberían tener muchas ganas de tocar esa noche, y si las tenían, se hundieron después de Bless The Child. Aún así, disfruté del concierto, pero no fue un buen concierto ni muchísimo menos. Y el sabor avinagrado del que habla Mariano fue mas que notable.

        Ahora ya, si queréis ya me podéis lapidar o lo que sea. Pero realmente cómo músico y técnico de sonido, fue un concierto que dejó muchísimo que desear por ambas vertientes.

        ¿Soy demasiado crítico o a lo mejor el resto de gente no lo es nada? Recuerdo que cada día se ven reviews de CDs de mierda (pero de mierda de verdad) que se llevan notazas, o CDs que no destacan, pero son decentes, simplemente decentes sacando 10s…

      • marianobacigaluppi

        Hola Arnau,

        Pensé exactamente lo mismo que tu en el solo de “Nemo” que es un solo corto, no muy técnico pero extremadamente melódico, pero claro si lo haces fuera de tono queda bastante notorio y desagradable para el oído.

        Yo estaba apoyado en las vallas del stage central ese que montaron, más o menos centrado, y prácticamente durante todo el concierto la voz de Floor fue superada por todos los instrumentos, pero sobre todo por la batería… Se escuchaba como si estuviera a dos kilómetros.

        En definitiva, gracias por tu aportación. Valiosa como las demás, pero respetuosa como pocas.

        Un saludo,

  2. Adolfo Palma Rico

    A cualquiera le dejan hacer crónicas!!!!
    Supera lo de Tarja, hombre!!!
    Que nightwish ya lo hizo hace tiempo y tu no te enterarse.
    Los comentarios respecto al ultimo disco son muy desacertados. Me parece bien que no te guste pero decir que esta hecho en 10 minutos!!!!
    El concierto fue realmente bueno y emocionante y Floor estuvo superlativa.

    Responder
  3. Raúl

    Jobar, ¿Te habrás quedado agusto poniéndoles así de verdes, eh? No sé a que concierto habrás ido, pero vamos, el sonido bastante bueno en comparación con otras bandas (cuando fui a ver a Lordi y a Slash al cantante prácticamente ni se le oía, lo mismo digo de conciertos de bandas locales) para mi el sonido fue bueno y la actuación muy buena.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.