popup<

Texto: Morpheus Misfit
Fotos: Alejandro Bautista

Es muy difícil decir adiós, pero los años no pasan en vano. Desde 1979 hasta 2015 son mas de tres décadas y miles de conciertos (que rápido se dice) subiéndote una noche y otra también a un escenario para dejarte el alma ante cientos de seguidores. Una vez que llevas tanto tiempo haciendo esto, hacer otra cosa parece imposible, y sabiendo el alma libre que es Yosi al frente de sus chicos de Ourense, parece impensable que esto vaya a acabarse…pero lo hace. Es por eso que esta despedida de Los Suaves era mas que emotiva en su periplo andaluz, con una fecha en Sevilla con entradas agotadas, y con una sala Paris 15 reducida en su capacidad de aforo, pero también hasta la boca.

No dudo que el 80% de la gente que acudió a Málaga el pasado sábado para la despedida de Los Suaves eran perros viejos de Cereijo, que ya habían vivido docenas de conciertos suyos o se conocían los temas al dedillo (ya que nadie toca por que si teloneando a Los Ramones o The Rolling Stones), pero también habría gente que serían recientes fans (nuevas generaciones) o incluso gente para la cual sería su primer concierto de Los Suaves (y el último)…y no puedo evitar pensar en la imagen que se llevarían de ese ídolo del rock n roll que es Yosi: una persona que poco tiene que ofrecer vocalmente, pero que lo suple y con creces con la energía que desprende a sus 67 años ¿Quién le dirá a estos chavales que ese viejo loco de pelo blanco fue policía nacional y dejó el cargo para convertirse en uno de los vocalistas mas veteranos y de mayor éxito del rock español?

Los SuavesQuitando los fallos vocales, que poco importarán a los fans que llevan viéndolos en los últimos 10 años, parece ser que ni la hepatitis C ni el haber sido de las pocas bandas españolas que nunca se han separado ni nunca han tenido un año de descanso ha podido con el huracán que es Yosi en directo. En Málaga no paró de saltar, beber cubatas, tirarse al público y sobrevivir a ello, sacar banderas tanto de Andalucía como de Galicia o de Los Suaves, coger cada prenda que tiraba el público para bañarla en su sudor y devolverla, y bueno…a ratos regalarnos trozos de su voz en una mezcla de melancolía por saber que el fin se acerca, y alegría por poder seguir haciendo esto.

Pero no todo va a ser Yosi, porque aunque sea la cara mas visible de la banda, quien ha tirado durante ya varios años y sigue tirando de ella en directo es el otro creador del monstruo: el guitarrista Alberto Cereijo. Suya es la culpa de que la banda se haya convertido mas al heavy metal que al rock urbano, que hayan cogido tal fama entre metalheads y punkis a partes iguales, y en los últimos tiempos como ese último disco “Adiós, Adiós” pues responsable de las composiciones mas sublimes de Los Suaves. Los Suaves

En Málaga demostró su maestría al instrumento, especialmente en ese solo de guitarra de mas de 5 minutos al final del show, cuando los de seguridad de la banda ya habían retirado de escena a Yosi, que había intentado enseñar sus partes nobles al público. ¿Hay algo mas rock n roll que eso? En estos tiempos donde tenemos que medir milímetro a milímetro lo que hacemos y lo que decimos, rockeros chapados a la antigua como estos son los que hacen falta, bañados con whisky y tabaco (el de Charli Dominguez todo el concierto). Fernando Clavo y Tino Mojón correctísimos en sus respectivos puestos, acostumbrados a este tipo de gala.

Y así poco menos de 2 horas de show exhaustivo dieron a fin, a muchos les faltó “Pardao” pero nadie se quejó de la última vez que retumbaron en Málaga canciones como “El Afilador”, “Maldita Sea Mi Suerte”, “Cuando Los Sueños Se Van” o la inmortal “Dolores Se Llamaba Lola”. Enormes, eternos, siempre Suaves. Si estuviste allí ya puedes decir que fuiste parte de la historia de la banda.

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS AQUÍ:

LOS SUAVES EN MÁLAGA

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.