Texto: Morpheus Misfit
Fotos: Vega Photo

Las ojeras farloperas de los navarros Lendakaris Muertos llegaban a Málaga el pasado viernes tras hacer un sold out la noche anterior en Sevilla. Casi consiguen lo mismo en Málaga, en una sala con mas del doble de capacidad que la noche anterior.

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS EN ESTE ÁLBUM

NispEsto pone de manifiesto el seguimiento multitudinario que tiene ahora la banda de punk macarra de corte cómico pero con una fuerte crítica social que ya querrían para sí las bandas que “se lo toman en serio”. No exageramos si decimos que Aitor Goñi, vocalista de la banda, es uno de los frontmans del punk español mas en forma de la última década, pero vayamos paso por paso.

La noche la abrieron los locales NISP, banda que se cataloga a sí misma como “happy punk marítimo”. Lo suyo es el punk acelerado pero ultra melódico, cercano al hxc melódico de los 90´s de corte norteamericano y de la escuela del skate punk. Un buen duelo de voces entre limpias y agresivas dieron bastante juego, sabiendo manejar a diferentes velocidades los distintos momentos de su actuación.

Canciones a medio camino entre el inglés y el español, con mucha actitud y sobre todo derroche de diversión. Animaron a las primeras filas con ese final clásico interpretando el “Bro Hymn” de Pennywise a toda pastilla.

Lendakaris MuertosY llegaba la hora de la verdad, con mas de 400 personas dentro de la sala y con muchas ganas de presenciar esta gira de presentación de “Cicatriz en la Matrix”. Empieza a sonar el himno de la URSS en toda la sala y vemos a Aitor subir al escenario con una camiseta de la selección española a ritmo de “Gora España”. En cuestión de segundos la sala se pone patas arriba y empieza el descontrol.

Joxemi, ex – SKA-P, lleva el ritmo de todas las canciones a las seis cuerdas, y con un Aitor reconvertido en un Iggy Pop a la española no deja de dar saltos desde la base de la batería, muchos de ellos con peligro de caer de boca. Nada importa ya, van cayendo clásicos como “Cómeme La Franja de Gaza” o “Drogopropulsado” sin bajar el pie del acelerador, no han llegado a interpretar ni 8 canciones de su set de 30 y ya vemos al vocalista entre el público, cediendo el micrófono a quien quiera coger el timón.

Lendakaris Muertos“Modo Dios” y “Modo Diosa”, “Héroes De La Clase Obrera” y hasta dedicatorias al alcalde de la ciudad se dejan escuchar. Todo hay que decirlo, y es que el sonido de la banda quizás no fuese el óptimo, las voces se escuchaban muy por debajo pero supieron suplirlo con actitud, carisma, y risas aseguradas. Momento álgido en el que sube a un chaval que no tendría mas de 20 años para darse varios morreos con Aitor ante el aplauso de los presentes, y así varias personas, chicos y chicas, irían pasando por las tablas. Incluso hubo tiempo de subir a un “Michael Jackson malagueño”, que a ritmo de Billie Jean demostró sus dotes para el moonwalk llevándose el aplauso del respetable.

¿Qué alguien tiene una camiseta de Slayer? Pues ahí va Joxemi y toca el punteo inicial de “Raining Blood” para que toda la sala se vuelva loca, y es que en el público de Lendakaris Muertos no solo hay punkies. Tienen el honor de ser ese tipo de banda que reúne tanto a punkies como heavies, rockeros, indies y hasta pijos. Ya con más de una hora de show la banda al completo se desplaza al backstage, pero sabíamos que quedaban al menos dos clásicos indispesables en toda fiesta lendakari: “Eta, deja alguna discoteca” y “Oso Panda”. Así fue, volvieron al escenario y todos marchamos a casa con una sonrisa de oreja a oreja.

Noche fría y de lluvia en Málaga en una gira andaluza de gran éxito para la banda (al día siguiente volverían a agotar entradas en Granada) demostrando que tras su paso por festivales como el Gasteiz Calling el año pasado son una apuesta segura. Para gente que no pide mucho, solo pasárselo bien.

Lendakaris Muertos

Nisp

Lendakaris Muertos

Nisp

Lendakaris Muertos

Lendakaris Muertos

Nisp

Lendakaris Muertos

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.