Texto: Víctor Ciria

La velada comenzó con los suecos Horisont, con la sala aún por llenar. Una banda con un sonido muy setentero influido por Black Sabbath y el rock psicodélico. Destacar su tema ‘Odyssey’, perteneciente a su último álbum del mismo nombre, de 10 minutos de duración con reminiscencias al rock progresivo de los 70 e incluso a la NWOBHM. Gran banda a tener en cuenta.

Los siguientes en pasar por el escenario fueron los californianos The Shrine. Con la sala ya muy abarrotada, para mi sorpresa, comenzaron su descarga de stoner rock desatando la locura de todos los asistentes. Con la velocidad y crudeza del punk, la melodía del heavy metal y riffs de lo más blueseros hicieron las delicias del público madrileño. Incluso aprovecharon para hacer crowdsurfing en el último tema como colofón a un show frenético.

Al filo de las diez de la noche, comenzaba el show de la banda germana Kadavar. Las estrellas de la noche, una de las bandas revelación de los últimos años que ya cuenta 3 álbumes de estudio a sus espaldas con su último plástico ‘Berlin’ (que me aventuraría a decir que puede haber sido de los mejores del año de la escena europea). Un álbum que contiene toda la esencia de la banda, pero en el cual desarrollan su estilo en un sonido muy fresco y algo menos doom que sus predecesores, pero sin perder el toque retro y psychedelic que tanto les caracteriza, como si de una banda de los ‘70s se tratara. El público asistente no podía estar más deseoso de que empezara el show del trío alemán, ya que las dos bandas teloneras lo habían hecho demasiado bien ante una sala Penélope totalmente abarrotada.

El show de los germanos comenzó con el tema que abre su último CD, ‘Lord of the Sky’, con toda la sala coreando las melodías de cada riff. Se aprecia que una banda cuide tanto su sonido en estudio y que sea capaz de reproducirlo a la perfección en directo, y así es como pudimos percibirlo los asistentes a la sala, un detalle que hace que esta banda esté consolidando una base de fans tan creciente.

Siguieron sucediendo una serie de temazos de este magnífico ‘Berlin’, junto con algunos temas de sus primeros trabajos, como ‘Black Sun’, una canción plagada de riffs de la onda más doom. La sala se convirtió en una auténtica fiesta cuando comenzaron a sonar las melodías del primer single de ‘Berlin’ (y uno de sus mejores temas), la impresionante ‘The Old Man’, coreada por toda la sala.

La prueba de que se estaba dejando la piel el trío alemán fueron las molestias que tuvo durante todo el concierto el vocalista Cristoph “Lupus” Lindemann, que preguntaba en repetidas ocasiones si su voz se escuchaba bien, ya que él tenía problemas para escucharla, quizá algún problema de ecualización, el cual en pista era imperceptible. Como consecuencia de ello, la banda tuvo que cancelar las dos próximas fechas, una en Barcelona y otra en Francia. No obstante, su voz sonó perfecta durante todo el concierto.

Un concierto a la altura de una de las mejores bandas underground, que cada día crece más, respaldada por dos bandas muy a tener en cuenta del panorama stoner rock.

Setlist Kadavar:

Lord of the Sky
Pale Blue Eyes
Stolen Dreams
Doomsday Machine
Black Sun
Last Living Dinosaur
The Old Man
Living In Your Head
Into The Night
Goddess of Dawn
Forgotten Past
Thousand Miles Away From Home
All Our Thoughts
Come Back Life

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.