popup<

Texto: Morpheus Misfit
Fotos: Carmen Estrella
Promotor: Get In Producciones

Set List
Tortura-Visión
Tu Medicina
Dementes Cobardes
Quién Cree Que Raquel Se Suicidó
1998
Antes y Después
Muérdesela
Dónde Duermo Hoy
Mal
Tan Simple Como Decir No
La Cabra
Odio
——
El mejor amigo de nadie
Buena suerte
Mi nombre es dios
——
Largate despacio
Miserable
Denuncio a Dios
Vivir es una ilusión
——-
Irracional

Me habían dicho algo así como que Hamlet se encontraba en su mejor momento en cuanto a show desplegado, asi que no hubo dudas y se emprendió la marcha hacia Granada para verlos de nuevo este año. Sería algo especial, ya que llevan presentando la gira de “Insomnio”, disco elegido por sus propios fans para que interpretasen de manera íntegra. Grabado y lanzado en 1998 (¿de verdad han pasado tantos años? joder!), fue el tercer álbum de la banda y uno que tantas pasiones levanta entre los que llevamos años siguiendo a Hamlet. En esta ocasión confirmamos que Molly debe de estar entre los top 3 mejores frontmans de la escena española, sin duda alguna.

No habían teloneros, seguían la misma tónica que Dover hace unos meses atrás: dejar de lado grandes pabellones para tocar en escenarios pequeños donde la rabia y el furor se viven a simples centímetros de los fans, donde la locura se desata con un simple “¿Cómo está Granada?” o arrancándose con temazos como “Tortura-Visión” o “Tu Medicina”. Era la noche de Hamlet y de nadie mas, y en la primera parte del show tocaron de manera íntegra y en orden todas las canciones de “Insomnio”, haciendo especial hincapié en las favoritas “Antes y Después” o “Quién Cree Que Raquel Se Suicidó” (donde se realizó el primer wall of death de la noche, alentado por el guitarra Luis Tárraga).

Es quizás el primero de los conciertos que he vivido en la Sala Planta Baja (y van muchos) donde el sonido ha fallado durante todo el show. Durante todo el set de “Insomnio” el sonido general de la banda se encontraba a un 75% u 80% de potencia, y es que los PA system (altavoces) de los laterales simplemente no funcionaban. Fue algo palpable cuando la banda volvió luego del primer descanso para interpretar canciones de sus otros álbumes, ya que variablemente empezaban a funcionar o el altavoz del lateral derecho o el del izquierdo, creando mas de una confusión.

Para mas inri Alberto Marin se quedó sin guitarra en al menos 3 canciones de “Insomnio”, recibiendo poca o nula ayuda por parte de los técnicos de la sala ¿Cómo se soluciona esto? Pues con el carisma de Molly y de Luis Tárraga, quienes llevan el peso de la banda entre sus hombros y saben salir del apuro sin sudar (y es que son varios años sobre las tablas).

Al igual que en la gira de presentación de su último disco el año pasado, Hamlet se encontraban en un excelente estado de forma al interpretar sus canciones con mucha energía, saltando y corriendo, haciendo crowd-surfing (mas de una vez) y recibiendo el cariño de sus fans, que se tenían el set aprendido de casa y no dudaban en dejarse la voz (y algo mas) en cada tema.

Cuando pasan cosas asi, donde la banda y el público se lo están pasando de miedo, todos los fallos técnicos se olvidan y la sensación que queda es la de haber visto un show excelente. Hamlet, siendo unos grandes, tienen el corazón y la actitud de una banda humilde que hace lo que hace por los fans…lo han demostrado con esta gira (elegida por sus seguidores) y con el formato de salas pequeñas. Llámame exquisito, pero si no fuese por el sonido de la sala (algo raro en el Planta Baja) yo les daba un 5 excelente…Hamlet se lo merecen, a menudo.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.