popup<

Texto: Alba Rodrigo
Promotor: To Be Confirmed Produccions

En definitiva un concierto que dejó más que contentos a los seguidores de la banda, ya que por ellos hubiesen continuado tocando una hora y media más.

Los británicos Godflesh le están pillando el gustillo a esto de venir a tocar a Barcelona. Después de visitarnos consecutivamente en el marco del Primavera Sound en 2012 y 2013, esta vez la oportunidad de disfrutar de su nuevo material era única. De nuevo la [2] de Apolo sería la encargada de acogerlos, aunque esta vez actuarían en solitario.

A World Lit Only by Fire vio la luz a finales del año pasado, y desde entonces los fans más acérrimos del conjunto se han empapado de sus sobrias melodías, toda una declaración de intenciones de volver a sus orígenes de principios de los 90. Y menos mal, puesto que la primera mitad del concierto lo dedicaron íntegramente a dicho álbum, arrastrándonos a todos a su universo con temas como ‘Deadend’ o ‘Shut Me Down’.

La gente cabeceaba sin cesar, pidiendo más y más a cada riff desgarrado. Aunque sin duda hubo un antes y un después cuando de repente ‘Christbait Rising’ abrió la veda de los clásicos, destacando posteriormente ‘Streetcleaner’ y ‘Crush My Soul’ teniendo en cuenta la euforia que desataron en los presentes. Sin embargo, me sorprendió ver mucha menos gente de la que esperaba, quizás debido a que ese mismo día también coincidían otros conciertos bastante interesantes (véase Acid Witch), o porque una vez más la gente prefiere gastarse el dinero en otras cosas que en música en directo. De todos modos los incondicionales se agolpaban en las primeras filas arropando a Broadrick y Green, quienes entraban en trance con tan solo rozar sus instrumentos.

A decir verdad no soy una gran seguidora de Godflesh, pero su aportación a la música y las buenas críticas de sus directos hicieron que me decantase por esta opción sin dudar. Al principio de su actuación su peculiar sonido – muy Nine Inch Nails – llamó muchísimo mi atención junto a las hipnóticas proyecciones de crucifijos, calaveras, estatuas y demás que les acompañaban (aunque con la iluminación de la sala no lucían para nada). Sin embargo, reconozco que con el paso del concierto acabaron pareciéndome algo monótonos. También es cierto que la presión acústica no estaba de mi parte. Desconozco a cuantos decibelios estarían sonando, pero me resultó tan ensordecedor que después de su hora y media de actuación pensaba que me iban a sangrar los oídos.

En definitiva un concierto que dejó más que contentos a los seguidores de la banda, ya que por ellos hubiesen continuado tocando una hora y media más.

Setlist Godflesh:
New Dark Ages
Deadend
Shut Me Down
Life Giver Life Taker
Carrion
Towers of Emptiness
Christbait Rising
Streetcleaner
Spite
Crush My Soul

Like Rats

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.