popup<

Texto: José Manuel Torres (Neonfly + Serious Black) / Mariano Bacigaluppi (Gamma Ray)
Videos: José Manuel Torres

Noche de Sábado en Madrid. Un importante despliegue policial en los alrededores del Palacio de Vistalegre cubría todos los accesos al recinto horas antes de la apertura de puertas. En esta ocasión se presentaban Gamma Ray para celebrar su veinticinco aniversario en la sala interior del palacio y no en la arena de dicho lugar (cosa que ignoraba hasta que alguien me lo comentó pocos minutos antes de acceder al interior del recinto).

Tras la sorpresa inicial y en cierta medida también decepción que ello me produjo, pude comprobar que para la modesta asistencia de público con la que los teutones iban a contar durante su actuación, el local anexo a Vistalegre (con capacidad para unas mil quinientas personas) sería más que suficiente.

Los encargados de abrir la velada fueron los londinenses NEONFLY, grupo todavía desconocido por nuestras latitudes que poco a poco se va forjando una carrera sólida y estable. Prueba de ello es que han sido teloneros de bandas como Alice Cooper, Magnum, H.E.A.T, o Dragonforce y que músicos de la talla de Joe Elliott o Myles Kennedy haya hecho pública su admiración por ellos pulsando la famosa tecla con el pulgar hacia arriba en el perfil Facebook de la banda inglesa.

Comenzaron su actuación con un público más que escaso aunque eso no fue impedimento para que descargaran con fuerza y entusiasmo. Su hard – heavy fue recibido de una manera un tanto fría durante los primeros copases de la actuación, cosa que cambió a medida que pasaban los minutos y fueron convenciendo al respetable con su entrega y buen hacer. Desde el primer momento el cantante Willy Norton se echó la banda a la espalda y demostró tener tablas y actitud de sobra, moviéndose, bailando, animando al público y presentando los temas haciendo chistes sobre su acento irlandés.

Comenzaron con Whispered Dreams y siguieron con The Enemy que se la dedicaron a los haters del Metal. Tras ésta el guitarrista apareció con un casco alado a juego con el brazalete de plumas aztecas que lució desde el principio del concierto. Por cierto, este guitarrista, llamado Frederick Thunder se dirigió al público en un perfecto castellano que se nota ha aprendido de forma materna, entiendo que tiene que tener algún tipo de ascendencia hispánica. Continuaron con The Revenant, Heart of the Sun , Highways to Nowhere y finalizaron con Morning Star (mi favorita de ellos), un tema de esos que se meten en tu cabeza a la primera escucha (que gran estribillo). En definitiva, un grupo muy interesante al que seguiré la pista de ahora en adelante.

Pocos minutos después aparecieron sobre las tablas SERIOUS BLACK, grupo comandado (al menos en estudio) por el ex Blind Guardian Thomen Stauch. En ésta ocasión no se encontraba de gira con la banda, aunque el percusionista que trajeron para sustituirle tampoco estaba nada mal, se trataba ni más ni menos que de Alex Holzwarth (Rhapsody of Fire) a quien siempre es un placer ver y escuchar aporrear su kit de batería.

Por lo que he podido leer en su página web, el grupo se formó en España, concretamente en el backstage de un festival en el que coincidieron Roland Grapow (también miembro de la banda pero solo en estudio) y Mario Lochert (Emergency Gate, ex – Visions of Atlantis) y donde empezaron a forjar la idea de montar un proyecto juntos con más músicos conocidos. Y parece que las cosas les han salido bien, porque aquí estaban de gira y con bastante público a su favor coreando los temas. Su estilo lógicamente está encasillado en el Metal Melódico/Power Metal donde se mueven como pez en el agua.

Durante su actuación interpretaron como es temas de su disco debut `As Daylight Breaks´ comenzando por la intro Temple of the Sun y siguiendo con Akhenaton que con su melodía árabe logró captar la atención del público que ahora sí ya estaba totalmente metido en el concierto. Muy destacable me resultó la labor de su vocalista, el sueco Urban Breed que clavó cada nota y demostró elegancia y saber estar sobre las tablas de principio a fin. Otros momentos destacables fueron por ejemplo la interpretación de la preciosa Sealing my Fate y el medley I Was Made for Lovin´You/Rock You Like a Hurricane.

Hacía muchísimo tiempo que no veía a Gamma Ray en directo y creí que el festejo de sus veinticinco años de historia sería una excusa más que ideal para reencontrarme con la banda germana en directo y, por suerte, no me equivoqué. No os lo voy a negar, siempre que he visto a la banda de Kai Hansen me la he pasado realmente genial, algo así como revivir ese espíritu adolescente una y otra vez y en la noche del Sábado veintiuno de Noviembre fue un verdadero viaje dos décadas atrás.

Segundos después de las 21.30hs, con las luces totalmente apagadas y sonando Joan Jett de fondo con su genial Bad Reputation, Hansen y los suyos se apoderaron del escenario y nada más y nada menos que con el clasicazo Heaven Can Wait. Todo el mundo coreándola de principio a fin, gritando desaforadamente cada una de las palabras que componen ese himno. Sin descanso alguno, arremetieron con Last Before The Storm rescatándole desde aquel tercer disco de la banda bautizado como “Insanity & Genius”.

La gente seguía entregadísima al máximo y tanto Fight como One With The World fueron muy celebradas y una gran tarea por parte del recién llegado a la banda, Frank Beck. Un vocalista que durante todo el concierto cumplió con creces su tarea de vocalista adjunto, compartiendo dicha tarea con el creador de la banda. Uno de los momentos de la noche estaría por llegar y no sería otro que con I Want Out. Delirio generalizado, alegría por doquier y gritos desde todos los rincones de la sala.

La speedica Valley Of The Kings fue la siguiente en sonar, contando nuevamente con el unánime apoyo del público y para lo que continuó, permitidme deciros que fue ‘El Gran Momento’ de toda la noche… La conmovedora y genial The Silence, paradójicamente ocupó cada uno de los huecos de mutismo de la sala, como así también los corazones y las gargantas de todos los presentes. Creo que llevo viendo a Gamma Ray desde 1996/1997 y nunca les había visto interpretar dicha canción…. Regalo que me llevaré para la posteridad, que atesoraré como uno de mis mejores recuerdos en un concierto.

Después de unos virtuosos, pero quizás largos, solos del batería Michael Ehré y del bajista Dirk Schlächter arremetieron con el cañonazo Dethrone Tyranny y, como vulgarmente suele decirse, no dejaron títere con cabeza con tal magnificente muestra de poder. Prosiguieron con Emphathy de su flojo anterior disco “To The Metal!” y seguidamente con Master Of Confusion, del buenísimo “Empire Of The Undead” que es su última entrega discográfica. Me sorprendió la recepción de ésta canción, ya que fue muy festejada, seguida y cantada por todos los presentes.

Otro de los grandes momentos crepusculares fue la interpretación del Medley Rebellion In Dreamland / Heavy Metal Universe / Ride The Sky / Somewhere Out In Space. Cada una de ellas fue vitoreadas por igual y dio rienda suelta a la vesania colectiva. Tras un breve parón donde la banda abandonó el escenario, en forma de Encore aparecieron Heading For Tomorrow fusionada con Avalon y para la despedida la elegida fue la hímnica Send Me A Sign.

Dos horas de concierto que se esfumaron y que obviamente todos los presentes hubiéramos preferido alguna canción más del pasado de la banda en reemplazo de los solos, pero más allá de eso, fue un concierto supremo, con banda y público entregados al 101% y, sinceramente, mucho más no se puede pedir.

En conclusión…. Esa noche ganamos todos, porque primero ganó el Barça y después ganó el METAL 🙂

Neonfly videos [0:00-10:15]

Serious Black videos [10:16-17:10]

Gamma Ray videos [17:11-54:09]

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.