popup<

Texto: Nati P Taviel de Andrade

El 5 de Marzo tuvimos la ocasión de ver una vez más a los alemanes Faun.  Y qué lugar más propicio para el evento que la Friedrischstadt Palast; una sala por la que han pasado artistas de la talla de Louis Amstrong ó Marlene Dietrich y que se encuentra en el corazón de la capital berlinesa. Un lugar con una acústica maravillosa y que sirvió de punto de encuentro para los amantes del buen folk pagano.

En un escenario exquisitamente decorado aparecieron Oliver Sa Tyr y los suyos haciendo gala, como siempre, de su gran simpatía y su increíble talento musical. Pese a que en esta gira no contaron con la misma variedad de invitados que durante el tour de su disco Luna en el 2015 (gira en la que contaron con artistas de la talla de Efrén Lopez y Maya Fridman), debemos reconocer que la calidad siguió siendo de diez y que el espectáculo en sí no perdió ni un ápice de su particular encanto. Y es que la banda cuida cada detalle con tremenda profesionalidad, sin dejar por ello su cercanía y continua interacción con el público, con el cual bromean constantemente.

Además, no debemos olvidar la reciente salida de Katja Moslehner de la banda, habiendo sido sustituida en esta gira por la estupenda Laura Fella (muchos de los lectores la habréis visto cantar con Eluveitie) , que si bien no nos deleitó tocando la mandola, si lo hizo con su preciosa voz.  Un gran acierto sin lugar a dudas y una estupenda combinación a la voz de la talentosa Fiona Rüggeberg, que como siempre estuvo impecable durante el concierto.

A pesar de tratarse de una sala tremendamente elegante y de asientos numerados, Oliver Sa Tyr no dudó ni un momento en animar al público a bailar al ritmo del estupendo setlist que la banda nos había preparado. Un setlist en el que no faltaron canciones animadas como “Walpurgisnacht” (Luna, 2014) , la preciosa “Diese kalte Nacht” (Von den Elben, 2013) ó la mítica “Hymn to Pan” (Eden, 2011); así como también temas pertenecientes a su último disco Midgard como fueron “Federkleid” ó  “Nacht des Nordens”.

Momentos destacables hubo sin duda muchos, comenzando por el gran solo que se marcó Rüdiger Maul, gran maestro de la percusión que nos deleitó con su gran agilidad y virtuosismo. Así mismo, Stephan Groth destacó, como siempre, por su gran dominio de la zanfona y su  bonita voz, la cual pudimos apreciar especialmente en  la canción “Blaue Stunde” (Luna, 2014),  preciosísimo tema y, personalmente, uno de mis favoritos.

Como invitado especial, la banda contó con el talentoso Martin Seeberg (Trollska Pollska, Asynje, ex Valravn) al violín, resultando un complemento ideal y aportando un encanto especial a las canciones. Lastimosamente en esta ocasión no pudimos ver a otro de sus invitados en esta gira, Einar Selvik (Wardruna y ex Gorgoroth) que solo los acompañará en algunos de sus conciertos en este tour.

Un concierto maravilloso del que podrían relatarse miles de pequeños detalles: la espectacular decoración del escenario; la virtuosidad de Sa Tyr con el arpa céltica y la nyckelharpa;  el buen rollo de Niel Mitra y su dedo mágico durante el tema “Walpurgisnacht”, la perfecta compenetración de las voces de Fella y Rüggeberg; la gran acogida del público; las continuas risas y aplausos entusiastas…. pero por mucho que contara, siempre pecaría en quedarme corta a la hora de expresar lo que supone un concierto de esta banda. Porque hay ciertas experiencias en la vida que merecen ser vividas y no simplemente contadas. Porque Faun no es sólo una banda: es una experiencia mágica que tenéis que vivir.

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.