popup<

Texto: Anthoni Grande
Foto: Nexlive Productions

El pasado viernes fuimos invitados al paso por nuestro país de Fathoms y Novelists, junto con Nebraska y When Braves Reborn, en la Sala Hangar XIX de Madrid.

Los primeros en subirse al escenario fueron When Braves Reborn, quienes debutaban con su primer concierto. Como ya era conocedor de este dato me esperaba lo que me encontré: una primera experiencia con ganas, eso sí, pero protagonizada por numerosos fallos, bastantes errores con el tempo y ciertos aspectos técnicos, como ciertos gritos y punteos en los que hay que trabajar todavía. Mi primera impresión fue una clara influencia de Killswitch Engage; tras ver la camiseta de los mismos vestida por el cantante y presenciar la cover de “My Curse” de los ya mencionados me quedó clarísimo que estaba en lo cierto.

De estos señores no puedo decir más que aun queda mucho por trabajar, pero tengo ganas de verlos cuando alcancen la solidez y fuerza necesarias en directo.

A continuación venían Nebraska, quienes he de decir que me han causado mejor impresión que la anterior. Abrieron con “Tom Sawyer” uno de sus singles. Desde el minuto uno, Mauro no paró quieto, encendiendo al público a su alrededor. Cosa que considero que debería contagiarse al resto de los integrantes para así mejorar su directo y conseguir transmitir lo que pretenden. Y hablando de directo, lamentablemente durante el set de estos chicos pudimos presenciar el gran labor que caracteriza a los técnicos de esta sala (sobretodo últimamente); estando a penas medio minuto delante de la mesa entre tema y tema, si no están mirando el móvil. Esto dio lugar a una caja y bombo que se comían casi todo, una guitarra apenas inexistente y un micro que se iba y petardeaba cada 2×3.

Durante la actuación de la banda pudimos presenciar temas pertenecientes a su trabajo “Nouvelle Vague”, en concreto Scarecrow con la colaboración de Rivas, de Dremenuart, una de las voces más potentes de la escena nacional. Considero que no queda mucho más que decir de estos chicos. En mi opinión, como ya conté anteriormente, se mueven hacia la zona más genérica de su género, con una composición bastante regular y constante. Pese a que a mí no me hayan todavía entrado del todo por los oídos, no es más que cuestión de gustos, ya que sobre el escenario no tienen pega alguna técnicamente, y consiguen mover a su gente incondicionalmente.

Pasado el ecuador de la noche, era el turno de los británicos Fathoms. Madre mía chico, qué potencia; la cosa cambió drásticamente. Desde su primer tema “The Greater Good” desprendieron un carisma envidiable, contagiando a la gente de la sala. Pese a que ciertos problemas técnicos no cesaban, consiguieron no dejar títere con cabeza, creando una masacre en el pit, numerosos sing-alongs que se traducían en las caras de la banda.

Pese a tener 45 minutos, únicamente traían media hora de set preparada, algo corto pero cuanto menos intenso. Entre otras pudimos oír las antiguas “November, December”, “XIV”, o las más nuevas como “Hell”, “Truant” o “Deathwish”.

Finalmente llegaban los franceses Novelists. Si bien su sonido mejoró bastante ya que habían traído consigo a un técnico o al menos hacía de tal, no lograron un sonido con la fuerza que se nos había mostrado en estudio. Bote tras bote fueron ganándose a la gente quien se agrupaba fervientemente en las primeras filas. Curioso fue el hecho de usar backing tracks para coros, los cuales considero que cualquiera podría ejecutarlos sin problema, aunque la verdad es que añadían unas curiosas pinceladas. También he de decir que el pobre Matt se ha ido de tono alguna que otra vez, aunque nada demasiado importante. Para mi gusto, me quedo con la versión en estudio, aunque es mi elección personal para ese tipo de género.

Y así han sido las cosas y así se las hemos contado. Queremos agradecer a FACG Producciones por habernos invitado a la velada y congratularles por haber reunido tal cantidad de público en esa sala, pues rara vez se ven cosas así.

¡Nos vemos en el pit!

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.