Texto: Marc Lion
Fotos: Alex García http://www.alecsgarcia.com/

Hay que admitir que este año nos trae propuestas realmente interesantes en cuanto a lo que a conciertos refiere, y más aún buscamos un poco más allá de lo que abarcan las grandes promotoras. A veces, buscar un poco más allá te puede llevar un domingo a la Sala Boveda para presenciar un fantástico concierto de bandas nacionales.


Los barceloneses Inner Xpose fueron los encargados de encender el fuego para calentar una sala donde el público escaseaba un poco. Aún así, el cuarteto realizó un concierto que, la verdad, estuvo a un nivel muy superior de cualquier expectativa.

Una propuesta basada en la técnica y la calidad imperó durante los escasos 40 minutos que ocuparon el escenario, toda una lástima porque la mayoría nos quedamos con ganas de más.
La banda dispuso todo su material, recogido en su EP Panoramic Horizon (2013), para reivindicar que son una formación que tienen bastante a decir en el género.

foto2Claro está que es una banda que está en busca de su sonido, ya que sus influencias son muy reconocibles, pero en su manera, sintetizan varias perspectivas del metal progresivo con toques ‘core’. Con un gran William Uj dando la cara ante el público, a los cinco minutos pudimos ver que eso iba totalmente en serio.

La sección rítmica, que por cierto estrenaba bajista, fue tan contundente como precisa, y más teniendo en cuenta el uso de samples. No hace falta añadir que el trabajo de Sebastian a la guitarra representó la solidez y la seguridad en un músico al que pudimos ver disfrutar realmente del concierto.

Eso sí, no todo puede ser perfecto, y una de las pegas se la llevó el que acumula más menciones; el sonido. La verdad es que el sonido propuesto no hizo justicia alguna al cartel que acudíamos a ver. Bandas basadas en el detalle y la producción requieren un sonido nítido y equilibrado, ya que si no redundamos en la clásica bola de sonido. Toda una lástima teniendo en cuenta los cambios sufridos por la sala.

Set List Inner Xpose:

Quintessence Inception
Essence
Perpetual Motion
Synopical Overflow
Age of the Universe
Self Similarity

Después de una gran dosis de metal progresivo moderno, tocaba recordar un poco los orígenes de este estilo, cuando aún no se estilaban tanto las guitarras de siete cuerdas y no había guturales.

Los madrileños Time Symmetry visitaban Barcelona en la gira de presentación del álbum Tetraktys (2013), con intención de ganar algunos adeptos.
Y podemos decir que el concierto que cosecharon dará sus frutos.

foto3Una banda que ha interiorizado un concepto de metal progresivo que abarca de riffs trashers hasta melodías interpretadas por un saxo, siempre con algún compás roto o compuesto. Hoy en día es un poco más difícil encontrar bandas abanderadas de la propuesta y que a la vez le hagan un lavado de cara para adaptarla a los tiempos que corren. En este caso, el concepto se basa en la melodía y en la incorporación de elementos folklóricos españoles, obteniendo unos positivos resultados en cuanto a sonido y desarrollo.

Un frontman al que llaman David Rubio fue el encargado de cantar a la vez que demostraba un buen dominio de la guitarra, guiándonos a través de su set list muy basado en su último álbum.
La variedad no faltó, y pudimos escuchar todo el registro al que abarca la banda, des de contundentes canciones en 5/4 hasta atmosféricas piezas instrumentales.

En general el nivel de la banda dio la talla, hasta se atrevieron con una versión de la amalgamada ‘Nobody’s Laughing’ de Freak Kitchen. Hay que destacar el esfuerzo puesto en los arreglos de los coros, que de no ser por estar a volúmenes ridículamente bajos, habrían enriquecido mucho la velada.

Aunque se desmarcara un poco del hilo que siguen las demás bandas, animamos a esta banda a seguir difundiendo su mensaje y esperamos verles de nuevo por nuestras tierras con las mismas ganas e ilusión.

Set List Time Symmetry:
1871
Die Welle
Daddy, Brother…
Glazed Labyrinth
The Conqueror of the Useless
Nobody’s Laughing
Consecuences
Hybris (The Course of Time)
Disappearing

Y finalmente llegó el turno para la banda que despediría lo que estaba siendo una noche de muy buena música.
Con la sala un poquito más llena, los locales Face The Maybe daban su primer concierto del año con varias sorpresas.

Entre sus filas ya no estaba su samplista original, remplazado por Sebastian Budding, quien debutaba con la banda. Además, la joven banda nos obsequió con tres de sus nuevos temas que formarán parte de su siguiente álbum; habrá que estar atentos.

foto4Con algunos problemas de gestión interna al inicio del concierto, su actuación estuvo arriba en todo momento, siempre exprimiendo las dotes de todos y cada uno de sus músicos. Toda una pena no poder ver en directo la maestría de Albert Juan, ausente temporalmente por motivos académicos.

Presentando un set list partido en dos bloques, la banda hizo recordatorio de la frescura de su primer trabajo (con pequeñas mutaciones en los arreglos), para luego dar a conocer en rumbo que están tomando sus nuevas composiciones, adoptando un sonido mucho más propio que antes.
Destacable el trabajo de Eimel a la guitarra, quien acaparó la atención del público en los momentos que exhibe sus virtuosos solos, a veces doblados por samples apenas perceptibles por culpa del sonido.
Quizás fue la banda más castigada de todas en cuanto a sonido refiere, ya que en otras ocasiones hemos podido disfrutar de su excelente directo en unas mejores condiciones acústicas y el cambio es notorio.

Aún así, la banda no se echó atrás y defendió a capa y espada un concierto tan importante para ellos como era este, ofreciendo al público un directo mucho más enérgico de lo que nos tiene acostumbrados. Hasta Eimel y Tomás se atrevieron a usar parte de la barra como escenario, dejando todo el escenario para Frederic y su bajo.

Hay que reconocer que una gesta así siempre es más fácil si cuentas con un gran batería como lo es Joan Carles, siempre atento y constante, anticipándose a todos los retos que proponen sus complejas canciones.

Tanto es así, que la propia banda nos convenció de que su nuevo sonido es el camino más correcto, ya que se desmarcan de todo lo escuchado hasta ahora para dar sus primeras señas de identidad. Y donde más se notó este aspecto fue en la comodidad que desprendía Tomás a la voz quien, a pesar de llevar medio concierto, mostró de lo que es capaz en unas líneas compuestas con él como cantante. Destacar la potencia de su último tema ‘Even Swans’, que aportó un apoteósico final que resumió muy bien el concierto, aunque tuviera algún trozo que nos recordara demasiado a Tesseract.

Esperamos con inmensas ganas su nuevo trabajo y su consiguiente gira de conciertos. Tienen un prometedor futuro por delante siendo una banda tan virtuosa y joven.

Set List Face The Maybe:
Intro + Ayzacell
Hating Me
Hall of Shame
Fossil
Seth
New Dawn
Insight
Even Swans

 

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.