popup<

Texto: Nati P. Taviel de Andrade
Fotos: Nati P. Taviel de Andrade

Probablemente fuera Coen Janssen el que aportara un poco más de simpatía al concierto, acercándose al público con su teclado y luego agradeciéndole su presencia y apoyo. Un concierto que, si bien resultó muy bueno, pecó de falta de calidez para con el público y ofreció menos espectáculo que el de Dragonforce.

De todos es sabido que Dragonforce es una banda que cuenta con músicos realmente buenos. No en vano Herman Li (guitarra) ha sido invitado para tocar en varias ocasiones por artistas de gran renombre como Joe Satriani o Steve Vai; sin olvidar que Sam Totman (guitarra) cuenta con varios premios de gran importancia. Por otro lado, no debemos olvidar que Epica cuenta con una de las mejores voces del metal femenino, Simone Simons, razón de peso para acudir a la cita del sábado pasado en el Columbia Club de Berlín y disfrutar de un show que, para alegría de ambas bandas, había atraído a tal masa que las entradas se habían agotado.

epica7Aquella noche, los ingleses Dragonforce entraron pisando fuerte en el escenario y poniendo toda la carne en el asador. Con un simpático saludo en alemán por parte de su frontman Marc Hudson, el concierto comenzó y el público quedó sumamente atónito ante el increíble dúo que formaban Herman Li y Sam Totman. Ambos guitarristas estuvieron fabulosos y se metieron al público en el bolsillo con sus tappings e increíbles riffs; especialmente Li que se ganó a los fans con su gran habilidad y simpatía. Además, no podemos olvidar la gran presencia de Marc Hudson y el gran carisma del bajista Frédéric Leclercq, el cual se ganó al público cuando se lanzó a coger el micrófono y comenzó a hablar en un alemán bastante fluido a la par que simpático.

Pese a la ausencia del teclista Vadim Pruzhanov que, según explicó Leclercq, no había podido asistir porque acaba de ser padre (y que el sonido no hizo en absoluto justicia a estos grandes músicos) no podemos sino alabar el estupendo show que la banda ofreció, las sonrisas de satisfacción por parte del público y el setlist con el que nos deleitaron  (no faltaron canciones de su nuevo disco como “The Game”, “Symphony of the night”; pero también pudimos disfrutar de canciones tan míticas como “Through the fire and flames”). Un grupo que, definitivamente, tiene un directo realmente logrado.

epica6La velada siguió su curso y Epica hizo su aparición en el escenario. Con un gran juego de luces y muy buen sonido, los chicos de Holanda abrieron su actuación con “The second stone” y una muy elegante Simone Simons se convirtió en el centro de atención rápidamente. Pese a que su voz es estupenda y que la holandesa estuvo hablando en perfecto alemán todo el tiempo; podría decirse que no supo ganarse enteramente al público, el cual se mostró entusiasmado en contadas ocasiones. Y es que Simons, si bien es muy admirada por sus buenas dotes musicales, carece del gran carisma y simpatía de su compatriota Sharon del Adel (Within Temptation) ó de la autenticidad de Floor Jansen (Nightwish); ambos ingredientes imprescindibles para saber transmitir y fusionarse con el público. Ni siquiera en momentos tan esperados como cuando interpretaron “Cry of the moon” o “The phantom agony” Simmons supo ganarse enteramente a su público,  y me atrevería a decir que Mark Jansen tampoco lo hizo, ya que por cuestiones idiomáticas todo el peso recayó en Simons. Probablemente fuera Coen Janssen el que aportara un poco más de simpatía al concierto, acercándose al público con su teclado y luego agradeciéndole su presencia y apoyo. Un concierto que, si bien resultó muy bueno, pecó de falta de calidez para con el público y ofreció menos espectáculo que el de Dragonforce.

Set-List Epica:

Originem
The second stone
The essence of silence
Unleashed
Storm the sorrow
Martyr of the free word
The obsessive devotion
Victims of contingency
The last crusade
Cry for the moon
The phantom agony

HACER COMENTARIO A TRAVES DE FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.